Nordelta: detectan 31 casas colgadas del suministro

16 de enero, 2020

nordelta

“Detectamos 31 casos de fraude en una localidad suburbana con más de 27 barrios”, informaron hoy desde el Twitter de Edenor, en referencia a Nordelta“El recupero por el robo de energía, luego de varios operativos realizados en los últimos cinco meses, se estima en 436.000 kWh o $4.000.000”, agregaron desde la prestadora.

 

En diálogo con El Economista, desde la empresa explicaron: “En base a inspecciones de rutina que realizamos en todas las instalaciones de los más de 3 millones de clientes que tenemos fuimos detectando varios casos en esta urbanización ubicada en Tigre. Esta urbanización tiene 27 barrios. Detectamos conexiones clandestinas en 13 barrios. Son en total 31 unidades funcionales”.

 

“La metodología de robo varía según cada caso. Hemos detectado conexiones trifásicas directas, manipulación de medidores para que registren menos energía de la consumida y además puentes entre las fases que no registran consumo”, agregaron al respecto. 

 

 

Los barrios implicados en los casos de fraude de Nordelta fueron Del Golf, Los Castores, Barrancas del Lago, Las Tipas, Las Glorietas, Posadas, La Alameda, Lago Escondido, Altamira, Portezuelo, Bahía Grande, Cabos del Lago y Yacht.

 

Como cada unidad funcional tuvo un consumo que no se pudo medir porque la instalación estaba “manipulada”, lo que hace la distribuidora junto al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) es hacer una estimación del consumo real a partir de la colocación del nuevo medidor, dijeron los voceros.

 

Desde el momento que se detecta el fraude, la empresa está habilitada a facturarle hasta un año atrás, y si el robo de energía es de mas larga data pasa a pérdida de la empresa sin posibilidad de reclamo, de acuerdo a la normativa vigente.

 

En todos los casos relevados, Edenor no realizó denuncia penal -aseguraron las fuentes- ya que se trataron de casos aislados detectados a partir de múltiples inspecciones que se realizan diariamente.

 

Por el contrario, en situaciones anteriores se judicializó el fraude energético porque se detectaron varios casos en una sola inspección por lo que se decidió hacer un operativo con personal policial, escribano, y la consecuente denuncia penal.

 

En los casos de los barrios de Nordelta, con personal policial presente, se procedió al retiro de las instalaciones manipuladas y la colocación de nuevos medidores, se explicó desde la compañía respecto a lo actuado en los últimos cinco meses.

 

En el caso de que algunos de los casos de estos barrios registren una reincidencia, la empresa sí tiene la decisión de judicializar los hechos.

 

En octubre, Edenor presentó 30 denuncias penales en la UFI N° 4 de Moreno, luego de detectar en un operativo de rutina, conexiones clandestinas y medidores manipulados en tres barrios cerrados de ese municipio, y lo mismo ocurrió en septiembre con 20 casos detectados en un country de Pilar ubicado sobre la autopista Panamericana.

 

Las inspecciones para enfrentar la problemáticas también son realizadas por la distribuidora Edesur, entre las cuales el caso más emblemático fue el robo de energía detectado en un club de campo de la localidad de Cañuelas, donde las concesiones clandestinas abastecían el club house, la cancha de polo y las caballerizas.

 

Dejá un comentario