Científicos reclaman al Gobierno que vigile el riesgo de un tsunami en la Patagonia

12 de septiembre, 2019

Científicos reclaman al Gobierno que vigile el riesgo de un tsunami en la Patagonia

Investigadores del Conicet lanzaron un alerta donde señalan que la zona turística del lago Traful, en la provincia de Neuquén, podría ser escenario de un tsunami que arrase con la población, inunde los ríos y desborde los diques. Así lo hicieron saber en un texto que publicó la revista Journal South American Earth Sciences.

 

Los científicos le exigen al Estado que planifique el monitoreo y trace programas de seguridad, incluidos planes de evacuación. A este pronóstico de tsunami se suma la posibilidad de un lagomoto que está latente pero no significa que se va producir en los próximos meses. Admiten que se trata de un proceso largo pero merece una vigilancia exhaustiva.

 

Uno de los autores de la publicación, Andrés Folguera, investigador del Departamento de Ciencias Geológicas de Exactas UBA, entrevistado por TN, quiso llevar tranquilidad a los pobladores de la villa neuquina. “No hay un alerta de que este proceso se vaya a producir inminentemente. Esto puede ser el año que viene, este año o dentro de decenas de años. Nadie lo puede predecir. Lo que merece es atención o un monitoreo que hasta ahora no se ha producido”, explicó.

 

El grupo de geólogos detectó que, tras un monitoreo exhaustivo realizado desde 2011, percibieron que la ladera desplazada hacia el lago en 1940 se mueve de manera descontrolada y acelarada, y hay riesgo de desmoronamiento, lo cual potencia la posibilidad de un tsunami.

 

El bloque de roca en cuestión mide unos tres kilómetros de ancho y diez de largo y, según los cálculos realizados, se está desplazando a unos 36 centímetros anuales, un movimiento muy rápido que da cuenta de la magnitud del proceso.

 

El bosque sumergido, uno de los atractivos de Villa Traful, pertenece a una parte de esa pared que se desplaza hacia el fondo del lago. Las consecuencias de un desmoronamiento podría ser muy graves, según los investigadores.

 

Traful es uno de los lagos del Sur formado por el proceso de los glaciares hace miles de años y se ubica en un valle de fractura, por lo cual el riesgo de una desestabilización es alto. Folguera precisó además que “en el peor de los escenarios posibles, el tsunami podría generar una ola que arrase con la población, inunde los ríos y desborde los diques que están sobre el río Limay”.

 

El lunes se conoció la investigación publicada en la revista especializada Journal of South American Earth Sciences. “En años recientes, los pobladores de Traful observaron cambios en el frente del bosque sumergido, como ciertos desplazamientos de roca hacia el lago. Para verificar esos movimientos, realizamos tres viajes al terreno: el primero en 1995, luego en 2010 y 2017”, relató Federico Carballo, becario doctoral en Exactas UBA bajo la dirección de Folguera, y primer autor del trabajo que se publicó.