Una española entre los favoritos para dirigir el FMI

18 de julio, 2019

La sucesión de Christine Lagarde como directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) será con una candidatura por “consenso” de los países europeos, dijo hoy el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, que mostró su esperanza de conseguirlo de aquí a finales de mes.

 

Le Maire, que fue preguntado en una conferencia de prensa sobre si se había barajado en la reunión de ministros del G7 celebrada en la ciudad francesa de Chantilly la posibilidad de que el puesto lo ocupe la titular española de Economía, Nadia Calviño, dijo que no iba a prestarse a citar nombres.

 

Aunque sí señaló que hay acuerdo sobre el proceso de selección, que consiste en buscar “una candidatura europea de consenso, que sea sólida, creíble, y que permita a Europa seguir dirigiendo el FMI”. Añadió que en los próximos días van a tratar de coordinarse con el objetivo de lograr un compromiso “de aquí a finales de julio”.

 

La vacante en la dirección del FMI es consecuencia de la selección de Christine Lagarde para presidir el Banco Central Europeo (BCE) en sustitución de Mario Draghi.

 

Fuentes gubernamentales españolas indicaron este miércoles que el nombre de Calviño había sido incluido en la lista de candidatos por los países europeos del G7 (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia).

 

En la noche de este miércoles, el Gobierno de Pedro Sánchez se congratulaba de que el nombre de la ministra surgiera como uno de los aspirantes favoritos en las conversaciones del G7 reunido en Chantilly. Y ello pese a no haber una lista oficial aún que haya trascendido.

 

Entre otros, se barajan los de Olli Rehn, gobernador del Banco Central de Finlandia; el exministro de Finanzas de Holanda y exjefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, quien inspira muchos recelos en la periferia, y el actual presidente del Eurogrupo, el ministro portugués Mário Centeno.

 

En cuanto al perfil de Calviño, lleva tres años de alta funcionaria en la Comisión, donde llegó a ser directora de Presupuestos, se la considera un producto de la ortodoxia económica de Bruselas. Durante su mandato como ministra se ha forjado una imagen de tenacidad y rigor en el Eurogrupo.

 

Pero a la vez combina ese nivel técnico con una preocupación social que le viene muy bien al momento que dedició encarar el actual FMI y que tiene como uno de sus epicentros a la Argentina.

 

España ya tuvo al frente del FMI al exvicepresidente Rodrigo Rato, ahora en la cárcel.

 

 

Dejá un comentario