Rusia hackeó todo el sistema electoral de EE.UU. en 2016 y lo sigue haciendo

26 de julio, 2019

Los esfuerzos de Rusia para interferir en las elecciones de Estados Unidos fueron incluso más extensos de lo que se creía anteriormente, dijo un nuevo informe bipartidista del Senado.

 

El informe, publicado el jueves por el comité de inteligencia del Senado norteamericano, dijo que Moscú comenzó a explotar las debilidades del sistema de votación de Estados Unidos en 2014, que alcanzó niveles alarmantes dos años después y continuó hasta al menos 2017.

 

El análisis también encontró que las bases de datos electorales estaban protegidas con contraseñas débiles y tenían otras vulnerabilidades, mientras que algunas máquinas no tenían evidencias en papel. En un estado, las máquinas tenían la contraseña básica de “ABC123” y podían cambiarse fácilmente al modo de supervisor para manipular los votos y “poner en tela de juicio los resultados”.

 

El informe de 61 páginas se basa en entrevistas con funcionarios estatales de elecciones, gobierno e inteligencia. Sin criticar a ninguna agencia ni estado en concreto, un fallo de inteligencia en cascada, en el que se subestimó el alcance del esfuerzo ruso, las advertencias a los estados fueron demasiado silenciosas y los funcionarios estatales tampoco reaccionaron.

 

“En 2016, EE.UU. no estaba preparado en ninguno de los niveles de gobierno para un ataque concertado de un adversario extranjero a nuestra infraestructura electoral”, dijo el presidente del panel Richard Burr. “Los ciberactores rusos estaban en condiciones de eliminar o cambiar los datos de los votantes en la base de datos de votantes de Illinois”, continuó.

 

El ex asesor especial Robert Mueller advirtió a un subcomité del Senado esta semana que la interferencia rusa era generalizada y probablemente no se ha detenido.

 

Las autoridades dicen que se realizaron mejoras desde 2016, que incluyen US$ 380 millones en subvenciones para reemplazar las máquinas de votación, pero algunos expertos creen que se debe hacer más.

 

“Espero que los hallazgos y recomendaciones bipartidistas descritos en este informe subrayen a la Casa Blanca y a todos nuestros colegas, independientemente del partido político, que esta amenaza sigue siendo urgente y que tenemos la responsabilidad de defender nuestra democracia contra ella”, dijo el Senador Demócrata Mark Warner.

 

Los intentos de los Demócratas del Senado esta semana para aprobar una nueva legislación de seguridad electoral fueron bloqueados dos veces por los Republicanos.

 

Dejá un comentario