El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 21°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 21°C

La edad de oro de los Recursos Humanos

La pandemia impulsó a las empresas a fortalecer los departamentos de Recursos Humanos para el reclutamiento y la contratación, y a contratar a directores de personal para elaborar estrategias sobre cómo establecer una cultura empresarial positiva e inclusiva.

24-09-2021
Compartir

El papel de trazar el futuro del trabajo y los lugares de trabajo ya no es solo el ámbito del director ejecutivo o el director de tecnología, sino que también es el centro de atención del director de personal.

El departamento de Recursos Humanos está cobrando importancia a medida que las empresas se enfrentan a planes de regreso al trabajo y la guerra por el talento se gana en los valores y la cultura corporativos.

No solo están aumentando las listas de trabajos de Recursos Humanos (52,5% más que su línea de base prepandémica, según los datos de un estudio publicado por Axios), sino que el alcance del trabajo que deben hacer los departamentos de RR.HH. se amplió enormemente en la era de Covid-19.

A medida que RR.HH. pasó de un trabajo administrativo a un trabajo de alta dirección, más empresas están contratando directores de personal para trabajar codo a codo con los directores ejecutivos para afrontar los desafíos del futuro.

Los problemas modernos con los que los departamentos de Recursos Humanos recientemente empoderados deben lidiar incluyen políticas de barbijos y vacunas, administración de equipos remotos, mascotas de terapia en la oficina, designaciones de género para los baños, eliminación de los requisitos de títulos universitarios para la contratación y mucho más.

Los despidos masivos empujaron a muchas personas de servicios o en la hotelería a reconsiderar sus carreras. Y las personas de muchos otros campos tuvieron más de un año para pensar en lo que realmente querían hacer con sus vidas.

Actualmente más del 40% de los trabajadores están considerando renunciar a sus trabajos en lo que ahora se llama la "gran renuncia". Y muchos de ellos no solo quieren cambiar de trabajo, quieren cambiar de industria.

Además de eso, el aumento de equipos remotos está haciendo que la participación en el trabajo sea aún más importante. Los trabajadores dicen que la cultura de la empresa es tan importante para ellos como conseguir un ascenso.

Todo eso está impulsando a las empresas a fortalecer los departamentos de Recursos Humanos para el reclutamiento y la contratación, y a contratar a directores de personal para elaborar estrategias sobre cómo establecer una cultura empresarial positiva e inclusiva.

No obstante, el aumento de la presión y las demandas están provocando el agotamiento y la rotación entre los propios profesionales de RR.HH.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés