Macri marca la cancha: “Esta tarea no se agota en cuatro años”

18-01-2017
Compartir

Fue la primera conferencia de prensa del año. En Casa Rosada. Con agenda abierta. Y varios temas incómodos entre las preguntas. Las denuncias contra el jefe de la AFI, Gustavo Arribas, en el caso Odebrecht, por ejemplo. O los cuestionamientos al empresario inglés Joe Lewis, del que el presidente Mauricio Macri se considera su amigo. “No comprendo la sistemática búsqueda de agredirlo”, señaló sobre el empresario inglés, mientras que antes había hecho una cerrada defensa de su funcionario de inteligencia.

En el encuentro con los periodistas acreditados, además, Macri analizó la situación laboral y se refirió a las inundaciones que padece una amplia región del sur santafesino y el norte bonaerense. “Yo ya he dicho que entiendo que esta no es una tarea que se agota en cuatro años; es probable que sigamos para ocho”, fue una de las respuestas que eligió para hacer referencia a la continuidad que considera necesaria para sus políticas y anticipando el clima electoral que atravesará este año, con los comicios de medio término.

En ese marco, también, anticipó algunos posibles temas de campaña de Cambiemos: por caso, se pronunció a favor de “discutir” la elaboración de un Código Penal Juvenil, que contemple una baja de la imputabilidad y advirtió, respecto al debate sobre endurecer o no los controles migratorios, que la Argentina “se transformó en un país atractivo para el crimen”.

Daños

Respecto de las inundaciones y las consecuencias dramáticas que se observan, Macri señaló que una vez pasada la lluvia la primera meta será “recuperar los caminos para que la producción pueda ponerse en marcha”, pero que en el mediano plazo serán necesarias muchas obras e inversión para prevenir futuras inundaciones. “Este cambio de clima vino para quedarse; tuve la oportunidad de hacerlo en la Ciudad, que cuando llegamos se inundaba y ya no”, sostuvo Macri, al mencionar las obras de entubamiento de los arroyos Vega y Maldonado. No obstante, no se refirió a los cruces de acusaciones con el gobierno de Santa Fe por la asistencia a los damnificados.

“En Argentina el empleo está creciendo, pero eso no significa que no haya una empresa con un problemas que cierra, pero, también, a la vez, hay muchas más que están abriendo y, por suerte, las estadísticas dicen que está creciendo el trabajo”, aseveró, luego, el Mandatario. La respuesta hacía referencia al conflicto en la empresa Artes Gráficas Rioplatenses, del Grupo Clarín. En ese contexto, el Presidente afirmó que “sigue vigente” el acuerdo alcanzado a fines de noviembre pasado entre el Gobierno, la CGT y los empresarios para preservar las fuentes de trabajo y no producir despidos hasta marzo del 2017. Y consideró que el desafío de su gestión “no es crecer un año sino crecer veinte años seguidos, porque es es la solución a los problemas de pobreza y exclusión que hay en nuestro país”.

Defensa

Uno de los hechos políticos de la conferencia fue el respaldo de Macri a Arribas, luego de la denuncia que lo vinculaba a la empresa brasileña que es investigada en ese país en el marco de la causa conocida como Lava Jato. Dijo que participó de “una transacción por la venta de un departamento” y que, por esa venta, recibió el pago a través de un “cambista importante que, entre sus miles de clientes, tiene a Odebrecht”, la constructora en cuestión, investigada por el pago de sobornos en distintos países para conseguir contratos de obras públicas. En este sentido, sostuvo que se trata de “una coincidencia” que, confió, será demostrada ante la Justicia y calificó la denuncia como “un cuento”.

Al referirse al empresario Lewis, propietario de 14 mil hectáreas linderas al Lago Escondido y señalado por los pobladores de haber cerrado los accesos públicos al mismo, Macri también optó por la defensa cerrada. “Él (por Lewis) compró a dueños privados un campo, lo desarrolló, vive un par de meses al año, invierte para que sea sustentable, y le da trabajo a cientos de personas”, dijo el Presidente, que sostuvo que era su “amigo” pero no tenían vínculos comerciales.

Respecto de la relación con los Estados Unidos bajo la administración de Donald Trump, Macri dijo que espera que el nuevo mandatario “le de importancia a la relación con la Argentina” y, respecto de sus políticas, señaló que “nuestro punto de partida es muy bajo, no creo que políticas proteccionistas nos perjudiquen de manera relevante”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés