El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

La tercera sección desvela al Gobierno

La Casa Rosada busca revertir los números adversos en la sección más poblada de PBA.

21-03-2017
Compartir

Es la más poblada de la provincia, la que más sufre los problemas económicos y la que tiene mayor anclaje peronista. Históricamente, pero también hoy. La tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires preocupa a la Casa Rosada por su incidencia posible en las próximas elecciones de medio término. Y tiene ocupado varios canales de comunicación con el gobierno de María Eugenia Vidal para intentar, si no revertir esos datos, por lo menos lograr que no golpeen tanto las chances electorales de Cambiemos. En 2015, la diferencia que obtuvo el FpV en esa sección fue la que le permitió ganara en la provincia de Buenos Aires en las tres instancias: en las primarias, en las generales y en el balotaje.

Por otra parte, en Casa Rosada creen que el GBA será la última zona del país en la cual se sentirá la recuperación de la economía que consideran que ya está en marcha.  La tercera está  compuesta por 19 partidos y  posee más de cuatro millones de votantes en su padrón, más de un tercio del electorado bonaerense. De hecho entre los partidos que la integran están los populosos La Matanza, Avellaneda, Berazategui, Florencio Varela, Lomas de Zamora, Quilmes. Almirante Brown y Lanús. La mayoría de ellos, en manos del Frente para la Victoria o vinculado a algunos de los espacios de intendentes del peronismo. Quilmes, con Martiniano Molina y Lanús, con Néstor Grindetti son los únicos distritos grandes de la sección que reportan al oficialismo.

En términos más estrictamente electores, la alta fuente consultada por El Economista sostiene que dan por hecho que Cristina de Kirchner será candidata en la provincia y que prefieren a la diputada Elisa Carrió como candidata en la CABA y no en la provincia. La expresidenta, precisamente, se hace fuerte en esa sección, perdiendo peso en otros puntos de la provincia. Mientras que el rechazo a Carrió tiene más que ver con la estrategia de Cambiemos. A pesar de su buena intención de voto, en el PRO sostienen que correría el eje de campaña que prefieren llevar adelante. Este parecer de Casa Rosada es compartido por buena parte de los intedentes del oficialismo que quieren hacer hincapié en la gestión de Vidal.

En cuanto al tránsito hasta las primarias de agosto y las generales de octubre, en Casa Rosada ven un contexto de recuperación, descartan cambios estentóreos de gabinete y consideran que la relación con el radicalismo tenderá a consolidarse, más allá de alguna fricción por el cierre de listas. Espera que esto también se dé con la Coalición Cívica. En el caso estricto de la recuperación en ciernes esperan que llegue al bolsillo de la ciudadanía antes de las elecciones para retener el caudal de votos que Cambiemos obtuvo en las generales de octubre de 2015. Y apuestan a que persista la fragmentación del peronismo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés