El Economista - 70 años
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 10°C
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 10°C

La reforma de Ganancias se queda a mitad de camino

25-11-2016
Compartir

El Gobierno envió esta semana al Congreso un proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias, que contempla, entre otros puntos, elevar 15% el mínimo no imponible y actualizar las escalas para calcular las deducciones a los trabajadores, que van desde el 5% al 35%.

Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), la reforma de alícuotas representa un paso importante hacia la reducción de las profundas distorsiones acumuladas durante la última década, pero no constituye una solución definitiva a la problemática.

A los números?

Dentro de los aspectos positivos, los investigadores señalan que comparando los dos extremos de la reforma ?2016 con el año 2019? la reducción de alícuota efectiva (y por ende de presión tributaria) “va a ser muy significativa para la mayor parte de los tramos de ingresos considerados”. Por otro lado, considera que la modificación “restituye progresividad”.

Dentro de los aspectos negativos, el Iaraf evalúa que la gradualidad puede provocar la sensación de que los cambios no han sido significativos. Además, critica que no se estipule un mecanismo de ajuste automático de los parámetros de liquidación.

Comparando el proyecto oficial con los lineamientos presentados también esta semana por el Frente Renovador, desde el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), de la Fundación Mediterránea, consideraran que mientras el proyecto del Gobierno alivia parcialmente la carga sobre los salarios intermedios, la propuesta de la oposición tiende a beneficiar relativamente más a los ingresos en los extremos.

Afirman que el proyecto de la oposición propone multiplicar por cinco el valor de dichos tramos La reforma de Ganancias se queda a mitad de camino en el año 2017 (y seguirlo aumentando en 2018 y 2019), mientras que la propuesta realizada por el oficialismo propone actualizar los tramos de las escalas, pero además reformulando para algunos tramos las alícuotas del tributo. Así, apuntan que dependiendo del proyecto que finalmente se apruebe en el Congreso y de la magnitud de las actualizaciones salariales, en 2017 la carga del Impuesto a las Ganancias sobre los ingresos de un trabajador casado con hijos abarca un espectro de va desde el 0,6 % al 12,7 % para sueldos de entre los $30.000 y $60.000.

Más voces

Por su parte, el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Humberto Bertazza, cuestionó que ambos proyectos no contemplen deducciones por educación, pero consideró positivo del proyecto oficial que “las deducciones personales a las que tienen derecho los contribuyentes tienen un incremento del 15 al 20%”.

En cambio, evaluó como negativo que haya cierta deducciones que desaparezcan, como por cónyuge, padres y abuelos y que las únicas que queden, que son las deducciones por hijos, se hayan acotado (se reduce la edad de los hijos contemplados de 24 a 18 años). “Es un recorte importante”, afirmó. Para Bertazza, el proyecto oficial “es esquivo a las modificaciones” de fondo dado que se encuentra tironeado “entre la recaudación frente y la situación de la gente”.

En el mismo sentido, el contador Daniel Lejtman consideró que el proyecto es “tibio”, dado que “el aumento de los mínimos no imponibles no llegan a cubrir la inflación”. El lado “positivo” del proyecto, según el especialista, pasa por las modificaciones de las escalas de las alícuotas, que no se tocaban desde el año 1999.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés