El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 11°C
Reino Unido

La Cancillería convocó a la embajadora británica y escala el conflicto por Malvinas

El Gobierno se reunió con la diplomática del Reino Unido luego de la visita del secretario David Cameron a las Islas

Diana Mondino junto a Kirsty Haynes.
Diana Mondino junto a Kirsty Haynes.
11 marzo de 2024

La embajadora del Reino Unido, Kirsty Hayes, fue convocada este lunes 11 por la Cancillería argentina. El vicecanciller, Leopoldo Sahores, le transmitió a la diplomática la preocupación del Gobierno por la avanzada política que está ejecutando el Foreign Office en Malvinas. 

La reciente visita de David Cameron a las islas y el anuncio de Londres de extender la zona marina protegida hasta la zona fueron los dos temas que se plantearon en la reunión. 

Diana Mondino no estuvo presente en la reunión, que fue encabezada por Sahores. El encuentro se realizó en el piso 14 del Palacio San Martín y se extendió por cuarenta minutos. Además del vicecanciller, estuvieron presentes la secretaria de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Paola Di Chiaro; y la subsecretaria de Política Exterior, Marcia Levaggi

El conflicto con el Reino Unido viene escalando tensiones en las últimas semanas. Cancillería ya había enviado una nota a Londres con un reclamo por la decisión del Reino Unido de ampliar el espacio marítimo de las islas del Atlántico Sur.

La ministra de Relaciones Exteriores había apostado por negociaciones y reclamos diplomáticos; y Javier Milei deseaba no confrontar con el Reino Unido ni hacer del reclamo de soberanía de las islas el eje de eventuales choques. 

Sin embargo, las últimas medidas que tomó el Reino Unido provocaron un giro en la postura del Gobierno. Según trascendió, dentro del oficialismo había un sector que venía reclamando un accionar más concreto por parte de la Cancillería argentina ante los últimos movimientos y decisiones del Reino Unido.

Los reclamos

El secretario de Estado para Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del Reino Unido, Cameron, visitó Malvinas el 20 de febrero y luego viajó al encuentro de cancilleres del G20, donde se encontró con Mondino. En aquella oportunidad, la canciller argentina le manifestó la molestia del Gobierno. 

Sin embargo, unos días más tarde, desde Londres se anunció que iba a ampliar las llamadas "no take zones" (zonas de no pesca) alrededor de las islas por 16 mil kilómetros cuadrados. Con esa decisión, la extensión marina protegida por el Reino Unido alcanza los 449 mil kilómetros cuadrados. Una vez más, Cancillería protestó. 

Además, la tensión escaló cuando el Gobierno de las Islas Malvinas anunció la construcción de un puerto que iba a mejorar la capacidad de amarre de pesqueros, cruceros, buques y petroleros.

En la reunión, el vicecanciller protestó por el contrato del gobierno de las Islas con la empresa Harland & Wolff para la construcción de la nueva terminal portuaria, que no solo competirá con Tierra del Fuego, sino que además es una puerta a la Antártida.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés