Cuenta regresiva a las generales

El resultado de las primarias se mantendría

Shila Vilker, directora de la consultora de opinión pública Trespuntozero, adelantó que los resultados de las PASO podrían repetirse en las elecciones generales de noviembre

Los candidatos de Juntos en la provincia de Buenos Aires: Facundo Manes y Diego
03-11-2021
Compartir

En diálogo con El Economista, Shila Vilker, directora de la consultora de opinión pública Trespuntozero, señaló que según sus últimas mediciones no se observa una modificación relevante en las preferencias del electorado para las elecciones del 14 con relación a las expresadas en las primarias. 

Los resultados serían similares y en el caso de la provincia de Buenos Aires, la diferencia a favor de Juntos por el Cambio sería de 3 o 3,5 puntos en un contexto de mayor participación electoral, que sería superior al 68% de las PASO. 

De todas maneras, Vilker sostuvo que se observa una muy leve despolarización lo que implicaría un menor porcentaje de apoyos para Juntos por el Cambio y el Frente de Todos y un crecimiento de las otras opciones. Eso sería el producto del fuerte hartazgo de un segmento del electorado con la dinámica polarizante entre los dos grandes espacios y “se comprueba con el fenómeno (Javier) Milei que no puede ser acotado a la Capital Federal, porque empieza a tener rasgos de fenómeno nacional”.   

Con relación a las medidas tomadas luego de las primarias, Vilker destaca que se ve al Gobierno “tomando acuse de recibo”, pero en cuanto a las medidas concretas, el congelamiento es rechazado por los votantes opositores, pero recibe el apoyo de 2 de cada 3 votantes oficialistas.   

Con relación a la presencia de Cristina Kirchner en el futuro escenario político, Vilker advierte que viene sufriendo porque su imagen positiva alcanzaba a 50% a fines de  2019 y ahora se ubica en 35% o menos y claramente “el kirchnerismo vale menos que hace a dos años” y recuperar los apoyos perdidos “no parece ser una cosa fácil”.  

Hacia el interior de la coalición oficialista, “dos tercios de los adherentes al Gobierno son cristinistas muy duros y un tercio es más blando y cercano a Alberto Fernández”, concluye Vilker, que considera que eso explica algunas ambivalencias que se observan en el discurso oficial y no hay indicios que permitan suponer que no seguirán estando presentes.  


 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés