El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 10°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 10°C
Relanzamiento de su Gobierno

El momento de Alberto

El Presidente cree estar ahora en condiciones de relanzar su gobierno y mejorar sus niveles de aprobación para llegar al año de las presidenciales en una situación más competitiva

Alberto Fernández
Alberto Fernández Archivo
Augusto Milano Augusto Milano 10-03-2022
Compartir

En José C. Paz, junto a un experto en reelecciones, Alberto Fernández dio señales que anticipan su candidatura en 2023

El momento elegido no es casual, porque lo hizo pocos días antes de que la Cámara de Diputados aprobara el acuerdo con el FMI con la intención de evitar una crisis mayor. 

El Presidente cree estar ahora en condiciones de relanzar su gobierno y lograr mejorar sus niveles de aprobación que le permitan llegar al año de las elecciones presidenciales en una situación más competitiva

De todas maneras, la clave es la mejora de la economía, una posibilidad que muchos consideran difícil de lograr. El acuerdo con el FMI no traerá buenas noticias piensan tanto La Cámpora como la izquierda dura, Ricardo López Murphy y los libertarios. Curiosamente, unos critican que implica un ajuste, otros que no lo hace. 

Por otra parte, el contexto global a partir de la invasión de Rusia a Ucrania se complicó para todos los países que están corrigiendo al alza sus proyecciones de inflación y a la baja las de crecimiento. Pero el grueso de los legisladores acompañó el acuerdo para evitar males mayores aunque asuman que no resuelve por sí mismo ningún problema, pero crea el contexto para intentarlo.

La aprobación del acuerdo también tendrá consecuencias políticas hacia el interior de las dos grandes coaliciones.     

La votación en Diputados dejó en claro que el sector kirchnerista duro quedó en minoría. Pero no se trata de algo circunstancial sino de una situación que puede sostenerse durante los dos próximos años. El discurso del kirchnerismo duro solo cierra con el deterioro del Gobierno de Fernández porque demostraría la validez de sus críticas al acuerdo con el FMI que se suma a las que le venían haciendo a su gestión.    

Pero si Fernández termina mal, también lo hará el kirchnerismo que fue el principal aportante y constructor de la coalición electoral que ganó en 2019 y que no podrá desligar su suerte de la del Presidente. En este contexto, no hay futuro para el kirchnerismo duro, al menos, en 2023. Si la situación mejora, nadie cuestionará la candidatura de Fernández, pero si empeora, difícilmente otro candidato del Frente de Todos pueda ser competitivo. 

Por eso, el Presidente tiene el camino allanado para aspirar a la reelección. 

El acuerdo con el FMI también impactará en Juntos por el Cambio

Tanto halcones como palomas se atribuyen el mérito de la estrategia seguida que llevó a que el Gobierno tuviese que modificar su proyecto original. De todas maneras, el apoyo que tiene en la sociedad la aprobación del acuerdo que además valora que haya coincidencia entres los distintos sectores políticos, también le marca un límite a la estrategia del sector más duro del PRO que priorizan la confrontación porque entienden que las elecciones de 2023 se ganarán desde los extremos.  

Sin embargo, ni los antecedentes electorales ni el clima de época autorizan esa lectura.     

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés