El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 11°C
Discurso crítico sobre la economía

Cristina Fernández de Kirchner: "Hay que controlar el festival de importaciones"

La vicepresidenta hace una aparición ante más de 1.800 referentes del sindicalismo, la política y empresarios del sector pyme.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participa de un plenario de la CTA en Avellaneda.
La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participa de un plenario de la CTA en Avellaneda. Agencia Telám.
20 junio de 2022

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó esta tarde, en el marco del Día de la Bandera, un acto en el partido bonaerense de Avellaneda, organizado por la CTA de los Trabajadores, junto al diputado y líder del gremio, Hugo Yasky, y el ministro de ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat y exintendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

Su aparición en el Parque La Estación del partido de Avellaneda tiene lugar luego del acto por el centenario de YPF, donde estuvo junto al presidente Alberto Fernández.

En ese contexto, advirtió que en la actualidad "advertimos un ataque formidable al Estado" y fustigó a quienes dicen "todos los días que el Estado es una porquería y no sirve para nada". Sostuvo que "el mercado" provocó las crisis en lo que va del primer cuarto del siglo XXI y que "el Estado" salió en auxilio de la sociedad.

La expresidenta dijo que "el Muro de Berlín también se cayó para el lado del capitalismo" y reclamó que se "haga capitalismo en serio, con acceso a la vivienda, a la comida, a la educación para todos y todas, sin exclusiones".

A su vez,  negó que el déficit fiscal sea la causa de la inflación en la Argentina y puso como ejemplo que Estados Unidos tiene el récord mundial de déficit fiscal pero no tiene el mismo nivel de aumento de precios. También desvinculó la inflación del déficit comercial, que según un estudio que mostró también está en manos de Estados Unidos.

"El déficit no es necesariamente causante de la inflación, pero Estados Unidos tiene la maquinita para imprimir dólares y varios portaaviones", replicó.

Por otro lado, afirmó que una empresa alimentaria que no identificó mostró entre 2019 y 2021, antes del pago de impuestos, una ganancia de 421%, al replicar las críticas que recibe el Gobierno desde el sector empresarial, y dijo que la Argentina es "el tercer país evasor" de impuestos en el mundo.

También señaló, al mostrar un cuadro estadístico, que la Argentina es "el tercer país en formar activos en el exterior", es decir, en sacar dinero del país.

En ese sentido, dijo que hay "un festival de importaciones" que se debe "controlar y administrar" desde el Gobierno, pero advirtió que eso "no estaría sucediendo". Sostuvo que para ello hay que "articular" el accionar la "AFIP-Aduana, el Ministerio de la Producción y el Banco Central" y englobó esa y otras tareas en la frase "usar la lapicera" que pronunció días pasados junto al presidente Alberto Fernández en el acto por el centenario de YPF.

Asimismo, denunció que "los jueces y los fiscales aparecieron en el mundo de las importaciones y entre enero de 2021 y marzo de 2022 salieron del país 1.847 millones de dólares de importaciones autorizadas por jueces y fiscales a través de amparos".

"Donde hay necesidad de dólares habrá un juez y un fiscal para darles dólares a los importadores; si la necesidad es del pueblo no hay derecho; si la necesidad es de los poderosos hay jueces y fiscales. No hay Poder Judicial, hay partido judicial", enfatizó la expresidenta.

En cuanto a la interna del Gobierno, afirmó hoy que "nadie se preocupe porque la unidad del Frente de Todos nunca estuvo en discusión". "La voz no es mi voz, es la de los que queremos representar a la gente. Cuando hablamos es porque estamos haciendo representación política" de esa gente, agregó.

En el aniversario de cuatro años del primer desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante el gobierno de Mauricio Macri, la vicepresidenta condenó el "endeudamiento criminal de los cuatro años del macrismo" y afirmó que en ese período "se aplicaron todas y cada una de las políticas que quería el sector privado". Y en ese marco criticó duramente a la entidad multilateral y a los empresarios que "dicen que no tienen nada que ver con la formación de precios y la inflación".

"El Estado nacional debe recuperar el control y auditoría de las políticas sociales, no tercerizarlo", instó Cristina Fernández de Kirchner. "El peronismo no es depender de un dirigente para que me dé el alta o la baja de un plan, el peronismo es laburo", subrayó.

Por último, afirmó hoy que el Estado nacional "debe recuperar la auditoría y control de las políticas sociales que no pueden seguir tercerizadas", aunque aclaró que los beneficiarios de los planes “laburan”. Indicó que "es recuperar el rol y transparentarlo (el sistema) ante la opinión pública", y aseveró que "las mujeres son a las que más basurean en prácticas misóginas y machistas y los tipos rara vez laburan, las que más van a laburar son las mujeres".

El acto, donde participan al menos 1800 delegados de la central obrera, se realiza bajo la consigna "Estado, mercado y precios: producción, trabajo y política social en una Argentina bimonetaria".

Además, están presentes integrantes del sindicalismo de la Corriente Federal de Trabajadores (representados por Pablo Moyano y Sergio Palazzo), políticos y dirigentes sociales y empresarios del sector pyme.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés