El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Salud mental

Mejorando el bienestar en el trabajo: estrategia en 8 etapas

La promoción de la salud mental en las organizaciones es un proceso continuo que implica la conciencia, políticas y estrategias, recursos, liderazgo, comunicación, evaluación y adaptabilidad.

A medida que la sociedad se vuelve más consciente de la importancia de la salud mental, las empresas están buscando maneras de fomentarla.
A medida que la sociedad se vuelve más consciente de la importancia de la salud mental, las empresas están buscando maneras de fomentarla.
Compartir

La salud mental es una parte importante de nuestra salud general y, al igual que la física, es crucial para nuestro bienestar y calidad de vida. Negar o estigmatizar problemas de esta índole puede llevar a una falta de tratamiento y empeorar los síntomas que se tienen.

Entendamos que los problemas de salud mental no discriminan, pueden afectar a cualquier persona en cualquier momento, y pueden tener un impacto negativo en la productividad y el bienestar de los colaboradores en el lugar de trabajo. 

La estigmatización, la vergüenza y el miedo al juicio logran evitar que uno busque ayuda para sus problemas. Sin embargo, al hablar abiertamente del tema y reducir el estigma, las empresas conseguirían proporcionar un ambiente de trabajo seguro y apoyo para mejorar la comodidad y la productividad de sus colaboradores, y así ayudar a las personas a alcanzar una mejor calidad de vida. Además, uno se puede sentir más tranquilo en buscar el apoyo necesario y de paso dejar de sentir vergüenza por hablar de lo que les afecta.

A medida que la sociedad se vuelve más consciente de la importancia de la salud mental, las empresas están buscando maneras de fomentarla en el lugar de trabajo. 

Aquí hay algunas etapas para promover la salud mental en las organizaciones:

  • Consciencia. La primera etapa es asegurarse de que todos los miembros de la organización comprendan la importancia de la salud mental en el lugar de trabajo. Esto puede incluir la educación emocional y la sensibilización sobre el tema.
  • Políticas y estrategias. Esto incluye la creación de un ambiente laboral positivo y la implementación de programas de apoyo. 
  • Orientar recursos. Proporcionar recursos de salud mental, como facilitar servicios de orientación, es crucial para ayudar a los colaboradores a gestionar problemas y prevenir problemas en el futuro sobre el asunto.
  • Liderazgo. Es importante capacitar a los líderes para que puedan reconocer y abordar los problemas de salud mental en el lugar de trabajo. No sólo sobre sus colaboradores, también conocerlos para aplicarlos en ellos.
  • Comunicación. Una comunicación abierta y transparente es esencial para asegurar que los colaboradores se sientan cómodos al hablar de sus problemas relacionados al tema.
  • Evaluación. Es importante evaluar regularmente la efectividad de las políticas y estrategias implementadas para abordar la cuestión en el lugar de trabajo.
  • Adaptabilidad. Es importante ser flexible y adaptable en el abordaje de salud mental en la organización, y estar dispuestos a ajustar las políticas y estrategias de acuerdo con las necesidades cambiantes de los colaboradores y la cultura de la organización. 
  • Integración de la salud mental en los objetivos estratégicos de la organización. Es importante que el tema sea una prioridad para la empresa y que sea considerado en la toma de decisiones estratégicas.

En resumen, la promoción de la salud mental en las organizaciones es un proceso continuo que implica la conciencia, políticas y estrategias, recursos, liderazgo, comunicación, evaluación y adaptabilidad. 

Es importante para las empresas proporcionar un ambiente de trabajo seguro y apoyo para mejorar el bienestar y la productividad de sus colaboradores.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés