La siderúrgica Gerdau invierte US$ 190 M

Es la primera planta de producción siderúrgica erigida en el país en 50 años. Estará operativa a fines de 2016.

16-05-2016
Compartir

Después de medio siglo Argentina tendrá una nueva planta de producción de acero. En verdad todavía se está construyendo pero las obras están avanzadas, y tras una inversión de US$ 190 millones la nueva planta que está levantando Gerdau, empresa de capitales brasileños, en la localidad santafecina de Pérez, comenzará a volcar al mercado su producción de aceros largos en el último trimestre del año.

La última vez que en nuestro país se construyó una planta industrial de acero “desde el campo” fue en 1969 cuando Techint levantó su fábrica de acero laminado en frío en la localidad de Ensenada (provincia de Buenos Aires). En los años transcurridos desde entonces, hubo varias ampliaciones y remodelaciones, pero nunca más se erigió una nueva planta de acero en el país.

El proyecto “La nueva acería producirá 260.000 toneladas de acero al año y tendrá una capacidad instalada adicional que posibilitará disponer de 650.000 toneladas anuales para atender la demanda del mercado interno y externo”, señaló Fernando Lombardo, director de Gerdau en Argentina, en declaraciones a la agencia Télam. La propia coyuntura llevó a la firma brasileña a encarar un proyecto de esta importancia. “Hasta ahora importábamos las palanquillas de acero, y en caliente las terminábamos produciendo hierro de construcción”, destacó Lombardo. El ejecutivo aclaró que en la actualidad “la industria está al límite de su capacidad instalada para la fabricación de aceros largos”.

Por ello Gerdau encaró la construcción de la nueva planta, que como dato adicional permitirá a la compañía un beneficio adicional en su balanza comercial. “Esta planta tendrá capacidad para abastecer al mercado argentino y para exportar”, subrayó Lombardo, en base a una fábrica que “se está construyendo con tecnología de punta, será una de las más modernas del mundo y reunirá la mejor tecnología existente hoy”.

Uno de los aspectos revantes del proyecto es que contempla la instalación de una Planta de Tratamiento de Agua, diseñada especialmente para minimizar su uso. Esto posibilitará reutilizar hasta el 98,5% del líquido empleado como insumo en el proceso. Sólo se repone lo que se evapora. Además, unos US$ 20 millones del total de la invesión están destinados a incorporar tecnologías de producción limpia.

Sustitución

Se estima que cuando esté en producción la nueva planta permitirá sustituir importaciones por US$100 millones anuales y generará 100 empleos directos y 700 indirectos. Hoy la industria siderúrgica argentina produce 1,7 millones de toneladas de aceros largos al año, pero ahora Gerdau está en condiciones de ampliar en un 40% la producción actual. Gerdau llegó al país en 1998, al amparo del entonces activo Grupo Brasil, promotor de inversiones brasileñas en nuestro país. Se asoció a la empresa argentina Sipar y en 2005 asumió el control operativo de la planta industrial ubicada en Pérez, que integra la zona del Gran Rosario, con capacidad de producción de 260.000 toneladas anuales de acero laminado en caliente y 72.000 toneladas de trefilados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés