El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 9°C
Guerra

Vladimir Putin: Rusia no atacará la OTAN

Mientras la guerra en Ucrania continúa, el líder ruso contradijo los dichos de Joe Biden y descartó un nuevo ataque

Vladimir Putin: Rusia no atacará la OTAN
17 diciembre de 2023

Tras la noticia de que la Unión Europea iniciará conversaciones de adhesión con Ucrania, y en un momento en el que se pone en duda el apoyo de Estados Unidos hacia Kiev, quien se expresó respecto a la guerra fue el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Recientemente, como consecuencia de que los republicanos controlan la Cámara de Representantes de Capitolio, EE. UU. no está logrando aprobar nuevos paquetes de ayuda para Ucrania.

Por ello, intentando presionar a los legisladores republicanos, el presidente, Joe Biden, ha dicho que, si Rusia gana la guerra, terminará atacando a otros miembros de la OTAN y EE. UU. deberá involucrarse directamente en el posible conflicto. 

Sin embargo, para Putin dichos comentarios son completamente absurdos y agregó que Rusia no tenía ningún interés en luchar contra la OTAN.

"Es una completa tontería, y creo que el presidente Biden lo entiende", afirmó Putin, quien confirmó que "Rusia no tiene ningún motivo, ningún interés -ningún interés geopolítico, ni económico, ni político ni militar- para luchar con los países de la OTAN".

Cuando Rusia invadió Ucrania, el 22 de febrero de 2022, uno de sus principales argumentos fue que la alianza militar se acercó demasiado a las fronteras rusas, por lo que una adhesión de Kiev era una línea roja que no estaba dispuesta a tolerar.

De todas formas, como Ucrania nunca llegó a formar parte del bloque, ni EE. UU. ni ningún otro país están obligados a salir directamente en defensa de Kiev, algo que sí sucedería si el ataque se diese contra algún miembro de la OTAN. 

Según el artículo 5 del tratado de la OTAN, "las Partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas en Europa o América del Norte se considerará un ataque contra todas ellas".

Por otro lado, una noticia que sí ha sumado más tensión a la complicada relación entre Moscú y Washington es que las fuerzas de cohetes rusas han cargado un nuevo misil balístico intercontinental Yars en un silo, en la base de Kozelsk, región de Kaluga, al suroeste de Moscú.

El misil RS-24 (Yars) de 23 metros de largo está diseñado para transportar múltiples vehículos de reentrada con objetivos independientes (MIRV), que le permiten lanzar múltiples ojivas nucleares a diferentes objetivos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés