El Economista - 73 años
Versión digital

sab 20 Jul

BUE 9°C
Río de la Plata

Uruguay, aunque "desacoplado" de Argentina, se esperanza con un ajuste que la ordene

Los primeros anuncios económicos de la administración libertaria fueron recibidos con un medido optimismo por el Gobierno y parte del empresariado oriental.

.
. .
Ismael Grau 14 diciembre de 2023

Los uruguayos se jactan de haber logrado depender menos de la Argentina, tras la última gran crisis económica sufrida en el 2002. Pero no dejan de mirar hacia su vecino, más en estos días de recambio político. 

Los primeros anuncios económicos de la nueva administración, presidida por el libertario Javier Milei, fueron recibidos con un medido optimismo por el Gobierno y al menos parte del empresariado oriental; otros son más escépticos sobre lo que pueda derivar para ellos y su país del ajuste argentino.  

El paquete de "urgencia económica" que comunicó el martes 12 el ministro de Economía, Luis Caputo, incluyó algunas medidas con potencial impacto directo para el Uruguay, como la eliminación del sistema de importaciones SIRA por otro mecanismo que no requerirá de la aprobación de licencias para poder comerciar, el incremento del Impuesto País y la devaluación del dólar oficial, que acorta la brecha cambiaria bilateral.   

Las autoridades uruguayas creen que el ajuste es un primer paso para ir enderezando la escorada economía argentina. Las medidas "van en el buen sentido" y serían "el inicio de un cierto ordenamiento macroeconómico" y del mercado cambiario, declaró en la mañana de este miércoles en una rueda de prensa el presidente del Banco Central del Uruguay, Diego Labat. "Por supuesto, somos cautos (...) y vamos a seguir monitoreando Argentina", se atajó, con apenas horas de hechos los anuncios y sin tener claro cómo estaban reaccionando los mercados.

"Argentina es muy importante para el turismo de ida y vuelta. Para muchas empresas uruguayas que venden alimentos y otro montón de productos, es importante. Por suerte Uruguay, lo que sí hizo hace 20 años fue un proceso de desacople. (...) A veces decíamos: Argentina estornuda y Uruguay se resfría, eso ya no está pasando", señaló ese funcionario para poner en contexto la relación actual. 

  • Como ejemplo de ese desacople, Labat mencionó que los depósitos de argentinos en el sistema financiero uruguayo eran más del 40% en 2001 —antes de una crisis que incluyó una fuerte corrida bancaria— "y hoy son el 8%". El último dato público disponible permite calcularlos en unos US$ 3.000 millones.

"El comercio es bastante menor (que antes), pero sigue siendo relevante", agregó. En enero-noviembre Uruguay exportó mercaderías por US$ 452 millones al mercado argentino, un 55% menos que en igual período de 2022 pero suficiente para situarlo como el cuarto principal destino, por detrás de Brasil, China y Estados Unidos, conforme con estadísticas de la agencia gubernamental Uruguay XXI.

Los primeros movimientos de la administración de Milei ilusionan al menos a parte del empresariado oriental con poder recomponer los negocios con la Argentina.

"Esperamos que se pueda ir generando un flujo dinámico de comercio", declaró a la radio local Sarandí el presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales del Uruguay, Diego O´Neill.

Voceros del sector exportador celebraron el anuncio de cambios en el mecanismo de autorización previa de las importaciones, que ha sido un obstáculo para vender al mercado argentino. Con eso se termina un proceso "tedioso, burocrático y que daba lugar a canales grises", declaró el presidente de la Unión de Exportadores, Facundo Márquez, en la edición de este jueves de El País montevideano. Pero, matizó, "hay que ver" cómo los deja parados para competir la alícuota de 17,5% del Impuesto País a los importadores. 

Un sondeo hecho por ese diario recogió en otros rubros opiniones variadas. 

Alejandro Ruibal, presidente de la Cámara de la Construcción, expresó el temor de que la cancelación de la obra pública anunciada por Caputo lleve a una "invasión de constructoras argentinas" del mercado uruguayo, como pasó hace unos 20 años, que luego "dejaron las obras a la mitad y sus responsables desaparecieron". Aclaró que están dispuestos a competir, pero sin "las malas prácticas a las que están acostumbrados los argentinos. No queremos dumping ni la desesperación de nadie".   

Verano 2024

En las puertas del inicio de la zafra para el turismo de sol y playa, las autoridades y los empresarios orientales están expectantes sobre cómo responderán los argentinos ante el ajuste lanzado por el nuevo gobierno. Históricamente ellos han sido su cliente preferencial, aunque la crisis económica hizo mermar la afluencia en temporadas recientes. 

El secretario general de la Cámara de Turismo del Uruguay, Alejandro D´Elía, afirmó en la edición de este jueves de la revista semanal Búsqueda que el sector recibió con "cautela" los anuncios. A título personal, dijo que ve con "optimismo" la próxima temporada estival. Argentina, con su ajuste, "no va a estar tan barata y Uruguay va a seguir siendo una opción interesante para la región y el mundo", se esperanzó.

uruguay mercado inmobiliario punta del este
 

Pero otro integrante de esa misma gremial, Fernando Tapia, dijo en El País que es una "mala noticia" el encarecimiento del "dólar turista" para los argentinos, tras la devaluación del dólar oficial de esta semana. "Los argentinos que viajen a Uruguay y paguen con tarjeta van a tener un tipo de cambio desfavorable respecto al resto de los que manejan allá", dijo, aunque admitió que es difícil evaluar el impacto. 

Mientras, un funcionario estimó que la zafra de verano que está por comenzar será "buena" y "un poco mejor" que la anterior. Apostó a la llegada de argentinos que, quizás sentados en una reposera en las oceánicas playas de Punta del Este, esperen ver la perspectiva de una mejora económica en su país, ahora gobernado por Milei. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés