El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 8°C
Elecciones

Putin y un triunfo que convence a los propios, pero no a los ajenos

Tras ser reelecto para un nuevo mandato, los aliados felicitaron a Putin, aunque sus adversarios lo criticaron duramente

Putin y un triunfo que convence a los propios, pero no a los ajenos
18 marzo de 2024

Tras el contundente triunfo de Vladimir Putin en las elecciones rusas, en las que sacó más del 87 % de los votos, las repercusiones continúan: mientras que los aliados del mandatario lo felicitaron, sus oponentes lo criticaron duramente. 

Desde Bruselas, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE descartaron rotundamente el resultado de las elecciones: "Las elecciones en Rusia fueron unas elecciones sin elección", afirmó la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Stéphane Séjourné, dijo que París había tomado nota de la "operación electoral especial", en una clara burla hacia Putin, que se refiere a la guerra en Ucrania como una "operación militar especial".

"No se cumplieron las condiciones para unas elecciones libres, pluralistas y democráticas", agregó.

Además, el secretario de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, expresó que el resultado de las elecciones puso de relieve la "profundidad de la represión" en Rusia: "Putin elimina a sus oponentes políticos, controla los medios y luego se corona como ganador. Esto no es democracia".

Sin embargo, como ha sucedido desde que estalló la guerra en Ucrania en febrero de 2022, una gran cantidad de países se muestra neutral en el actual conflicto entre Rusia y Occidente.

Por ello, no sorprende que el presidente chino, Xi Jinping, haya felicitado a Putin y afirmado que Beijing mantendría una comunicación estrecha con Moscú para promover la asociación "sin límites" que acordaron en 2022.

"Creo que, bajo su liderazgo, Rusia ciertamente podrá lograr mayores logros en el desarrollo y la construcción nacional", le dijo Xi a Putin en su mensaje.

Por su parte, el primer ministro indio, Narendra Modi, un país que incluso se ha mantenido neutral durante la Guerra Fría, manifestó que esperaba fortalecer la "asociación estratégica privilegiada, especial y privilegiada, probada en el tiempo", de Nueva Delhi con Moscú.

Cabe recordar que tanto India como China y Rusia forman parte de los BRICS, grupo que este año incorporará más miembros.

Putin, envalentonado 

Para considerar la dimensión del triunfo de Putin, hay que tener en cuenta que, con el 87,7 % de los votos, este fue el resultado más alto jamás registrado en la historia postsoviética de Rusia.

Por ello, desde el Kremlin, consideran que el resultado también es un espaldarazo para la invasión que se está llevando a cabo en Ucrania. 

No sorprende que, tras el holgado triunfo, ese mismo domingo Putin advirtiera nuevamente que un conflicto directo entre Rusia y la alianza militar de la OTAN significaría que el planeta estaría a un paso de la Tercera Guerra Mundial.

Consultado sobre los comentarios del francés Emmanuel Macron, quien no descartó enviar tropas a Ucrania, Putin bromeó: "Todo es posible en el mundo moderno".

Sin embargo, ya con un tono más serio declaró: "Está claro para todos que esto estará a un paso de una Tercera Guerra Mundial a gran escala. Creo que casi nadie está interesado en esto".

Además, en un momento en el que se pone en duda la democracia rusa, Putin dijo que "el mundo entero se ríe de lo que está sucediendo en EE.UU. (...) Es simplemente una catástrofe, no es democracia, ¿qué diablos es?", en clara referencia a la crisis democrática que enfrenta el gigante de América del Norte desde hace varios años.

No todo es lo que parece

Aunque Putin sacó el 87,7 % de los votos y la participación fue de casi el 75 %, la realidad es que, debido a las prácticas del Kremlin, Putin no tenía un rival que pudiese competir contra él. 

Prueba de ello es que su máximo rival, el líder opositor Alekséi Navalni, murió hace un par de semanas en una prisión en el Ártico. 

En este sentido, aunque los votos a favor de Putin parecen ser reales, también es igual de cierto que muchos rusos lo votan porque no hay una opción mejor.

Por ejemplo, una encuesta de finales de enero de Chronicles les preguntó a los rusos qué querían en áreas políticas clave, y documentó una importante diferencia entre deseos y expectativas.

Así, más de la mitad de los encuestados dijeron que apoyaban el restablecimiento de las relaciones con los países occidentales, pero solo el 28 % que Putin las restableciera. 

Además, cerca del 58 % expresó su apoyo a una tregua con Ucrania, pero solo el 29 % esperaba que Putin aceptara una.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés