El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 15°C
Río de la Plata

La Argentina de Milei favorecerá a Uruguay, opina la mayoría de los ejecutivos orientales

La visión oriental es que la Argentina empezará a ordenarse y desmantelar obstáculos comerciales, generando así mayores oportunidades.

Montevideo, capital de Uruguay
Montevideo, capital de Uruguay .
Ismael Grau 06 enero de 2024

"¿Sorpresa? ¿Admiración? El discurso de Milei, más que un listado de medidas a adoptar, es una lección de política y un llamado a un cambio cultural profundo. Su visión y valentía son la chispa para proyectar una nueva Argentina, donde las promesas se alinean con las acciones", escribió semanas atrás en la red social X el empresario Orlando Dovat, presidente y fundador de la mayor zona franca del Uruguay, Zonamerica. 

La visión de ese referente de los negocios orientales -quien suele figurar en el podio de los más influyentes- es compartida, de manera abierta o en voz baja, por muchos otros empresarios uruguayos. En general, su expectativa es que, con la nueva administración, la Argentina empiece a ordenarse y desmantele obstáculos comerciales, generando así mayores oportunidades.

  • En 2023, con envíos por US$ 565 millones (5% del total) y una caída de 47% respecto al año previo, la Argentina fue el quinto principal destino para las exportaciones de mercaderías uruguayas, por detrás de China, Brasil, la Unión Europea y Estados Unidos. Autopartes, vehículos, celulosa y soja fueron los rubros más destacados, según estadísticas de la agencia gubernamental Instituto Uruguay XXI conocidos esta semana. 

El estado de ánimo del empresariado oriental ante la llegada del libertario a la Casa Rosada fue sondeado en dos recientes encuestas.

El aspecto que concita mayor preocupación es la competitividad "por el importante encarecimiento en dólares que tuvo la economía uruguaya en los últimos años, sumado a la agudización de la brecha de precios con Argentina. La situación regional figura como segunda variable de mayor importancia, lo cual también está ligado a la crisis económica en Argentina", contextualizó la consultora KPMG, que sondeó a 102 ejecutivos de compañías medianas y grandes entre el 20 de noviembre y el 19 de diciembre pasado.

El 62,7% de los ejecutivos encuestados estimó que un gobierno de Milei tendrá efectos favorables sobre la economía uruguaya, en tanto que otro 16,7% opinó lo contrario; el restante 20,6% aseguró que será "indiferente".

Cuando la pregunta se les hizo en referencia a sus propias empresas, el porcentaje de presagios favorables disminuyó (a 43,1%), casi equiparándose con los que auguran efectos neutros para los negocios -presumiblemente, según KPMG, por el hecho de que el desempeño de muchas empresas es independiente al contexto económico argentino- y 14,7% vislumbró consecuencias desfavorables.

De manera similar, la XXVIII Encuesta Anual de Evaluación y Perspectivas Empresariales de la revista Búsqueda publicada ayer constató que el 77% prevé efectos favorables para el Uruguay con el cambio de administración en la Argentina, mientras 15% estimó que el impacto será neutro y 8% auguró consecuencias negativas.

El sondeo, que abarcó a 105 empresas de distintos tamaños y sectores de actividad, fue realizado entre el 1° y el 22 de diciembre, justo cuando se procesaba la transición de gobierno, la asunción de Milei —el 10 de ese mes- como nuevo presidente y sus primeros anuncios económicos. 

Una pregunta complementaria efectuada por la publicación apuntó a conocer los argumentos para realizar tales presunciones, con respuestas abiertas dadas por los encuestados. Con 22 menciones, el fundamento principal para vaticinar efectos positivos para el Uruguay fue una esperada reducción de la brecha cambiaria bilateral. 

Otros (13) alegaron que, con la administración de Milei, cabe prever -y ya hubo indicios de eso entre sus primeras medidas- una liberalización y el "fin del proteccionismo", así como una "normalización" de la economía argentina (9). Algunos (15) creen, incluso, que se beneficiarán directamente de ese tipo de definiciones y que caerán "trabas" y se facilitarán los negocios comerciales. En línea con eso, hubo además ocho menciones a la idea de una "flexibilización" del Mercosur que permita, como pretende el gobierno uruguayo, mayor libertad para poder negociar tratados por fuera del formato "4+1" impuesto por el bloque. 

Cinco ejecutivos se refirieron a posibles efectos positivos para el sector turístico uruguayo.

En contrapartida, los augurios de impactos negativos se sustentan en el pronóstico de que, con el ajuste lanzado por Milei, a corto plazo la economía se retraerá. 

Por el lado cambiario, a su vez, la Argentina se volverá más competitiva. Algunos empresarios uruguayos son escépticos y no ven posible que los problemas se arreglen: "Los argentinos están en el horno, no los salva nadie", contestó uno.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés