El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 4°C
Guerra

La abstención de EE.UU. le permite a la ONU exigir un alto el fuego inmediato en Gaza

La abstención de Estados Unidos generó una crisis diplomática entre Washingotn e Israel

La abstención de EE.UU. le permite a la ONU exigir un alto el fuego inmediato en Gaza
25 marzo de 2024

En una contundente medida, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó una resolución que exige un alto el fuego inmediato entre Israel y los militantes palestinos de Hamás después de que Estados Unidos se abstuviera en la votación.

Sin dudas, la noticia del día fue la abstención de Washington, aliado histórico de Israel, lo que confirma las diferencias entre los gobiernos de Joe Biden y Benjamin Netanyahu. 

Por su parte, los 14 miembros restantes del Consejo votaron a favor de la resolución, que fue propuesta por los 10 miembros electos del organismo. 

"Esta resolución debe implementarse. Un fracaso sería imperdonable", dijo el secretario general de la ONU, António Guterres. 

La resolución también exige la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes israelíes en manos de Hamás y "enfatiza la necesidad urgente de ampliar el flujo de asistencia humanitaria y reforzar la protección de los civiles en toda la Franja de Gaza y reitera su demanda de que se levanten todas las barreras a la prestación de asistencia humanitaria a escala".

Por ello, además de exigir que se cumpla el alto el fuego, Guterres instó a Israel a levantar todos los obstáculos a la ayuda a Gaza y permitir que los convoyes de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, ingresen al norte del enclave costero.

Desde el 7 de octubre, fecha en la que Hamás atacó Israel y provocó la muerte de más de 1.200 personas, al menos 32.000 personas han perdido la vida por las represalias de Israel. A su vez, se estima que unos 175.000 edificios en toda la Franja de Gaza han resultado dañados o destruidos, lo que equivale a casi el 61 % de todos los edificios de Gaza.

Eso explicaría que casi 1,5 millones de personas se encuentren desplazadas internamente en Gaza, lo que deja a la población al borde de una hambruna que se concretaría en mayo. 

Crisis entre Washington y Tel Aviv

Tras conocer la noticia sobre la abstención de EE.UU., el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que el hecho de que Estados Unidos no vetara la resolución era un "claro retroceso" de su posición anterior y perjudicaría los esfuerzos bélicos de Israel y su intento de liberar a más de 130 rehenes que aún están en manos de Hamás.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, explicó que "nuestro voto no representa, y repito, que no representa un cambio en nuestra política. Nada ha cambiado en nuestra política. Nada".

Luego de la votación, Netanyahu canceló una visita a Washington de una delegación de alto nivel que debía discutir una operación militar israelí planificada en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, donde alrededor de 1,5 millones de palestinos están refugiados. 

Hasta la actualidad, EE.UU. se había mostrado reacio a la palabra alto el fuego y había utilizado su poder de veto para proteger a Israel. Sin embargo, ante la catastrófica crisis humanitaria, Washington ha dado un paso al costado. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés