El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C

El PC de China rumbo a ratificar su liderazgo: es clave conocer el pensamiento de Xi Jinping

En junio, se publicó la obra "Xi Jinping: La Gobernanza de China - Volumen III", que reúne 92 artículos, discursos, conversaciones, instrucciones y cartas del presidente Xi Jinping. Ayudan, y mucho, a acercarse a lo que el sinólogo español Xulio Ríos llamó “el xiísmo”.

En junio de este año, se publicó la obra "Xi Jinping: La Gobernanza de China - Volumen III".
En junio de este año, se publicó la obra "Xi Jinping: La Gobernanza de China - Volumen III".
Jorge E. Malena Jorge E. Malena 13-10-2022
Compartir

El próximo 16 de octubre se inaugurará el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh). El PCCh es el partido gobernante de China desde 1949, año de la proclamación de la República Popular China (RPCh). El gobierno y la administración de ese país son conducidos por el PCCh, incluyendo a sus FF.AA. (de allí que otro de los cargos que ejerce el secretario general del Partido sea el de presidente de la Comisión Militar Central).

El máximo órgano partidario es el Comité Permanente del Buró Político, compuesto entre cinco y nueve miembros del Politburó. Dicho Comité Permanente está encabezado por el secretario general del Partido, el cual desde fines del año 2012 es Xi Jinping. Se espera que el mencionado 20º Congreso Nacional del PCCh otorgue un tercer mandato de cinco años a Xi, quien -además de la máxima jerarquía partidaria- ostenta la presidencia de la República Popular China.

Durante los dos mandatos transcurridos, el presidente Xi Jinping ha consolidado su autoridad dentro del PCCh y ha incrementado su prestigio internacional, fruto de una serie de logros como haber acabado con la pobreza extrema, enfrentado la corrupción, reformulado la estrategia de crecimiento económico, desescalado las crisis promovidas por las administraciones Trump y Biden, alentado la globalización y el libre comercio, disminuido la contaminación ambiental, innovado en ciencia y tecnología, sobrellevado la pandemia del Covid-19, etcétera.

Sin embargo, en Occidente en general y América Latina en particular, se conoce poco sobre su pensamiento, tanto en materia política, económica, militar e internacional, como social, cultural, filosófica y ecológica.

En junio de este año, se publicó la obra "Xi Jinping: La Gobernanza de China - Volumen III", la cual pasó desapercibida en el medio local. Este tercer tomo reúne 92 artículos, discursos, conversaciones, instrucciones y cartas del presidente Xi Jinping entre octubre de 2017 y enero de 2020.

El libro abarca cuestiones que van desde la gobernanza del país y la apertura de China (v.g. el “Socialismo con peculiaridades chinas para una nueva era”) hasta el proyecto de construcción de una “comunidad global de futuro compartido”.

En vistas del próximo otorgamiento de un tercer mandato a Xi Jinping al frente del Partido gobernante de la RPCh, sería apropiado conocer el pensamiento del líder chino sobre una serie de asuntos que definirán el rumbo del país (a) cuya economía es una de las dos más grandes del planeta, (b) que hace frente a las políticas de poder de los EE.UU. y (c) promueve un nuevo ordenamiento internacional.

Un primer concepto a considerar en el pensamiento del presidente Xi es el de “rejuvenecimiento de la nación china”. Este hace referencia al objetivo nacional que se ha fijado alcanzar: “Hoy, más que nunca, estamos más cerca, más seguros y más capaces de hacer realidad la meta del rejuvenecimiento nacional (...) Mientras todo el pueblo chino siga llevando adelante este espíritu de sueños, podemos lograr y lograremos el rejuvenecimiento de la nación china. Como decían nuestros antepasados: 'Si puedes mejorarte a ti mismo en un día, hazlo todos los días, construyendo siempre a partir de tus logros'”.

Asimismo, un asunto de relevancia en el pensamiento del líder chino es la conducción del PCCh. En ese sentido, Xi afirmó: “El futuro de un partido político o de un gobierno está determinado por el apoyo público. Debemos corregir con determinación las prácticas que rechaza la gente. En tiempos de éxito, no es fácil mantener el espíritu que el Partido tenía en los primeros días de la RPCh, ni permanecer modesto y frugal en época de abundancia. Nuestro Partido siempre debe combatir la corrupción en cualquiera de sus formas (...) Siempre debemos ser servidores del pueblo, la vanguardia de los tiempos y la columna vertebral de nuestra nación”.

Otro concepto de interés en la visión del líder del PCCh es el de “filosofía del desarrollo centrada en las personas”. El mismo alude a “asegurar que el pueblo disfrute de una vida feliz es el objetivo de nuestro trabajo... la satisfacción de nuestro pueblo depende no sólo de lo que decimos, sino también de lo que hacemos. La consideración de los intereses de los dirigentes es incompatible con las necesidades del pueblo”.

También cabe destacar el pensamiento de Xi sobre la eliminación de la pobreza y la “construcción de una sociedad moderadamente próspera”, como así también sobre el principal medio para alcanzarla, v.g. la apertura económica: “que los sectores pobres ingresen a la sociedad moderadamente próspera junto con el resto del país, es una promesa solemne de nuestro Partido... necesitamos promover el desarrollo a través de la apertura y mejorar los intercambios y la cooperación... necesitamos mantenernos firmes contra el proteccionismo... necesitamos incrementar el agregado de valor y la participación en las cadenas de suministro global”.

Es dable citar a continuación la mirada del dirigente chino sobre la “Iniciativa de la Franja y la Ruta” (IFR), dado que la misma es la principal herramienta para promover el desarrollo a través de la mejora de los intercambios: “La IFR puede ser idea de China, pero sus oportunidades y resultados beneficiarán al mundo (...) Está diseñada para fortalecer la conectividad, movilizar recursos, conectar mercados, integrar a más países y regiones y lograr una prosperidad compartida. La IFR se ampara en la globalización económica, responde al llamado de mejorar la gobernanza global y contempla el deseo de las personas de una vida mejor”.

A la luz de las tensiones acontecidas en los últimos meses con EE.UU. en torno a Taiwán, resulta oportuno hacer alusión a los dichos del presidente Xi sobre la “reunificación pacífica de China”: “este objetivo es esencial para lograr el rejuvenecimiento nacional (...) La reunificación de China es una tendencia histórica y el camino correcto, mientras que la independencia de Taiwán va contra la corriente de la historia y es un camino que solo puede conducir a un callejón sin salida... Como chinos, no debemos pelear entre nosotros”.

Sobre el particular, Xi agrega: “Debemos sostener el principio de Una China, promover el desarrollo pacífico de las relaciones a través del Estrecho, profundizar la cooperación económica y los intercambios culturales entre los dos lados del Estrecho, y alentar a los compatriotas chinos de ambos lados a oponerse a todas las actividades separatistas y trabajar juntos para realizar el rejuvenecimiento nacional de China”.

El texto presenta también referencias del líder de la RPCh sobre la defensa nacional: “China nunca buscará el crecimiento a expensas de los intereses de otros, ni renunciará nunca a sus derechos propios e intereses legítimos (...) China sigue una política de defensa nacional que es de naturaleza defensiva. China no representa una amenaza para ningún otro país. No importa qué etapa de desarrollo alcance, China nunca buscará la hegemonía”.

Este tercer volumen de “La Gobernanza de China” incluye definiciones sobre “la misión fundacional del PCCh”, “la confianza en nuestra cultura”, “la civilización ecológica”, “la comunidad global de futuro compartido”, etcétera, todas las cuales completan el corpus doctrinario de lo que el sinólogo español Xulio Ríos ha llamado “el xiísmo”.

Debido al papel central que cumple en el sistema político chino su máximo líder, estos conceptos permitirían visualizar el rumbo hacia el cual se orientaría China en los próximos cinco años. También pueden servir para confirmar si los dichos se condicen con los hechos (v.g. la acción de la RPCh en los planos interno e internacional).

Y eventualmente, a pesar de las distancias culturales y políticas entre nuestros dos países, varias de estas ideas podrían revestir algún interés y utilidad en la clase dirigente argentina.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés