El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

El optimismo de Yellen contagió a los mercados

15-02-2017
Compartir

Janet Yellen concurrió ayer al Senado y hoy irá a la Cámara de Representantes para exponer la visión de la Reserva Federal sobre la marcha de la economía de Estados Unidos y anticipar las decisiones que puede tomar, aunque como es obvio, sin precisar fechas.

Yellen trazó un cuadro optimista y sostuvo que el mercado de trabajo está sólido y la tasa de inflación se acerca a los niveles que pretende la autoridad monetaria que estará muy atenta a los próximos indicadores económicos para ver si se mantiene o no el rumbo. Porque advirtió que constituyen riesgos tanto demorar como apurar una suba de tasas. Advirtió que en función de los datos que vayan apareciendo, la Fed puede subir las tasas en algunas de sus próximas reuniones, con lo cual dejó abierta la puerta para que ello ocurra en la primera de ellas, que será en marzo. Sin embargo, la mayoría de los analistas del mercado cree que la suba se producirá recién en junio y se le otorga sólo un tercio de posibilidades a que eso ocurra en marzo aunque es probable que ese porcentaje aumente luego de los testimonios de Yellen en el Congreso.

Pero más allá de los meses en los que se producirán las subas, todo indica que habrá tres durante el año para ubicarse en el rango de 1,25% al 1,50%. Los mercados tomaron nota del mensaje optimista de Yellen y subieron las Bolsas, el dólar y la tasa implícita en los bonos del Tesoro a diez años.

Yellen no hizo ninguna referencia explícita a la política fiscal y a las medidas que podría poner en marcha el Gobierno en ese plano pero destacó la importancia de mejorar la productividad que es clave para lograr un mayor crecimiento económico.

Trump realista Por otra parte, Donald Trump también contribuyó a reducir la incertidumbre política esta semana lo cual impactó positivamente en los mercados. Luego de escalar conflictos con varios países en las primeras semanas de su gestión, en los últimos días acercó posiciones con muchos de ellos. En una conversación telefónica le ratificó al presidente Xi Jinping que Estados Unidos iba a mantener su tradicional política de “una sola China” pese haberla puesto en duda durante la campaña. También se reunió con el primer ministro de Japón Shinzo Abe y ratificó el compromiso total de Estados Unidos con su país. A su vez, en el encuentro n con el primer ministro de Canadá Justin Trudeau y mostró tener una actitud positiva con el otro socio del Nafta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés