El Economista - 73 años
Versión digital

sab 20 Jul

BUE 11°C
Big Tech

El lanzamiento del iPhone 15 se ve opacado por las acusaciones de Francia y China

Apple presentó su nuevo teléfono inteligente con la novedad de que no incrementó los precios de sus productos respecto al año anterior. Sin embargo, la noticia se vio opacada por acusaciones sanitarias que llegaron desde París, a las que se sumaron denuncias por problemas de ciberseguridad desde China.

El lanzamiento del iPhone 15 se ve opacado por las acusaciones de Francia y China
13 septiembre de 2023

No cabe ninguna duda de que los países continúan siendo los principales actores del sistema internacional. Sin embargo, a medida que el mundo está cada vez más interconectado, otros actores, como ONGs o empresas multinacionales, cobran mayor relevancia.

Y un ejemplo claro de esto es el de Apple, que esta semana realizó un importante anuncio, aunque este se vio opacado por dos acusaciones provenientes de París y Pekín.

El martes, Apple lanzó una nueva serie de iPhones que incluía una nueva carcasa de titanio, un chip más rápido y capacidades mejoradas para jugar videojuegos.

En plena crisis económica internacional,  la mayor sorpresa fue que la empresa no aumentó los precios del iPhone 15, lo que refleja la caída mundial en la venta de teléfonos inteligentes.

El iPhone 15 cuesta US$ 799, el iPhone 15 Plus comienza en US$ 899, la serie Pro en US$ 999 y el Pro Max en US$ 1.199, los mismos precios que el año pasado para los mismos niveles de almacenamiento. 

Malas noticias desde París y Pekín

Pero el anuncio se vio oscurecido por una noticia surgida desde Francia: el organismo de control de la radiación prohibió las ventas del iPhone 12 después de confirmar que las pruebas mostraban que el teléfono inteligente violaba los límites europeos de exposición a la radiación.

La Agence Nationale des Fréquences (ANFR) informó que la tasa de absorción específica (SAR) del modelo, una medida de la tasa de energía de radiofrecuencia absorbida por el cuerpo de un equipo, era más alta de lo permitido legalmente.

Jean-Noël Barrot, ministro adjunto de Economía Digital de Francia, dijo que una actualización de software podría solucionar el problema, pero, si Apple no resuelve el problema, la ANFR ordenaría la retirada del dispositivo en toda Francia.

Como era de esperar, la noticia ya empezó a preocupar a otros miembros de la Unión Europea, como es el caso del organismo de control digital holandés, que ya está investigando la situación. 

"Se ha superado una norma. Afortunadamente, no existe ningún riesgo grave para la seguridad, pero muy pronto hablaremos con el productor", dijo al periódico holandés Angeline van Dijk, inspectora de Rijksinspectie Digitale Infrastructuur (RDI).

"Los Países Bajos dan tanta importancia como Francia al uso seguro de los teléfonos móviles que deben cumplir con las normas europeas", agregó. 

Por su parte, el regulador de redes de Alemania, BNetzA, comunicó que podría iniciar procedimientos similares y que estaba en estrecho contacto con las autoridades francesas.

En cuanto a Apple, negó las acusaciones y dijo en un comunicado que el iPhone 12, lanzado en 2020, fue certificado por múltiples organismos internacionales como compatible con los estándares de radiación globales, que había proporcionado a la agencia francesa varios resultados de laboratorio de Apple y de terceros que demostraban el cumplimiento del teléfono, y que estaban impugnando sus conclusiones.

Mientras tanto, al otro lado del océano Atlántico, la Casa Blanca expresó que está observando con "preocupación" las aparentes prohibiciones sobre el uso de los iPhones de Apple por parte de algunos funcionarios del gobierno chino.

Además, el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, pidió a China que sea más transparente sobre las restricciones del iPhone.

Las declaraciones de Kirby se dan después de que Mao Ning, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, dijera que "China no ha emitido leyes, reglamentos o documentos políticos que prohíban la compra y el uso de teléfonos de marcas extranjeras como el de Apple".

"Pero recientemente hemos notado mucha exposición en los medios de comunicación sobre incidentes de seguridad relacionados con los teléfonos de Apple. El gobierno chino concede gran importancia a la información y la seguridad cibernética y trata a las empresas nacionales y extranjeras como iguales", agregó.

Según diversos informes, Pekín amplió las restricciones existentes sobre el uso de iPhone por parte de los empleados gubernamentales, ordenando a algunos miembros del personal que dejen de usar los dispositivos móviles de Apple en el trabajo.

La medida parece apuntar contra la decisión de Estados Unidos y algunos de sus aliados, como Reino Unido y Australia, de prohibir que sus funcionarios gubernamentales descarguen la aplicación de videos china TikTok en sus celulares.

Pese a la falta de claridad, las tensiones entre Washington y Pekín son una muy mala noticia para Apple, ya que China representó el 19% de los US$ 394.000 millones de ingresos que registró en 2022, lo que lo convierte en un mercado crucial para el gigante tecnológico.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés