El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 12°C
Cumbre

El G77 finalizó con un gran pedido a Occidente

Reunidos en Cuba, representantes de decenas de países exigieron apoyo para desarrollar sus sistemas de ciencia y tecnología

El G77 finalizó con un gran pedido a Occidente
17 septiembre de 2023

Este fin de semana, los países en desarrollo declararon el 16 de septiembre como el "Día anual de la ciencia, la tecnología y la innovación en el Sur".

Reunidos en La Habana, Cuba, el G77 y China firmaron una declaración en la que expresaron su preocupación por "las disparidades existentes entre los países desarrollados y en desarrollo en términos de condiciones, posibilidades y capacidades para producir nuevos conocimientos científicos y tecnológicos".

"Hacemos un llamado a la comunidad internacional, al Sistema de las Naciones Unidas y a las Instituciones Financieras Internacionales para que apoyen los esfuerzos de los países del Sur para desarrollar y fortalecer sus sistemas nacionales de ciencia, tecnología e innovación", agregó la organización, que hoy cuenta con 134 países. 

El comunicado citó como ejemplo la pandemia y la distribución desigual de las vacunas, señalando que todas, menos la de Cuba, se desarrollaron fuera del bloque y que las naciones ricas fueron vacunadas de manera desproporcionada.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, cuyo país ostenta este año la presidencia de la organización, dijo que datos de la ONU muestran que 10 países representan el 90% de las patentes y el 70% de las exportaciones de tecnologías avanzadas de producción digital.

"La creación y difusión de tecnologías avanzadas de producción digital en todo el mundo siguen concentradas, con una actividad menor en la mayoría de las economías emergentes", agregó. 

El G77, que es el mayor grupo de las Naciones Unidas por población y número de miembros, convocó a una reunión especial para abordar las cuestiones planteadas en la cumbre.

La declaración final de 46 puntos reitera las demandas de larga data de un orden económico y social internacional más equitativo que, según afirma, es imposible sin poner fin a la dominación tecnológica de los países desarrollados.

Al mismo tiempo, exige una mayor cooperación entre los países miembros en ciencia, tecnología e innovación como estrategias para su desarrollo.

Si bien más de 100 delegaciones miembros participaron en la cumbre, solo la de Brasil, con Lula da Silva, y unas pocas docenas más estuvieron encabezadas por jefes de Estado.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés