El BCE sale al cruce de los reclamos alemanes

La política monetaria expansiva está rindiendo frutos pese a los datos flojos que muestra la economía, dijeron desde la entidad

22-04-2016
Compartir

El Banco Central Europeo (BCE) salió ayer al cruce de los cuestionamientos de los funcionarios alemanes, asegurando que su política monetaria expansiva estaba rindiendo frutos pese a que los datos de la economía de la zona euro siguen sin mostrar una recuperación sostenida. En una profundización de sus esfuerzos por lograr que la inyección de liquidez se traslade a la economía real, el BCE anunció que comenzará a comprar bonos corporativos.

“Tenemos el mandato de buscar la estabilidad de precios para toda la zona euro, no solo para Alemania”, afirmó el presidente del organismo, el italiano Mario Draghi, en una conferencia de prensa después de que la entidad anunciara que mantuvo sin cambios las tasas de interés. “Obedecemos la ley, no a los políticos, porque somos independientes, como lo establece la ley”, agregó.

Con este tono inusualmente fuerte para un jefe del organismo monetario, Draghi se pronunció después de que el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schaeuble cuestionara con dureza las políticas del BCE, sosteniendo que estaban causando problemas extraordinarios en Alemania. Los conservadores alemanes elevaron la retórica el mes pasado cuando trascendió que algunos funcionarios del banco evaluaban la alternativa vulgarmente conocida como “arrojar dinero desde el helicóptero”.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel entró en la discusión, aunque con unas palabras equilibradas. Por un lado, Merkel reconoció la postura del BCE, afirmando que es “independiente en su política”. Sin embargo, en un guiño a la incomodidad que produce esto en su frente interno, reconoció que “la gente en Alemania argumenta que las tasas de interés antes estaban más altas y eso es legítimo, no se lo debería confundir con alguna interferencia en el BCE”.

Draghi negó la posibilidad del “dinero del helicóptero” y pidió “tiempo” para que se vean los resultados de su actual enfoque. “La incertidumbre global persiste. En adelante, es esencial conservar un nivel apropiado de expansión monetaria siempre que sea necesario”, dijo. La única medida concreta que reveló el BCE tras su encuentro de ayer fue que comenzará a adquirir bonos de empresas en el mercado y también directamente de los emisores.

Las compras comenzarán en junio y serán parte del programa de adquisición de activos que ya tiene en vigencia el organismo monetario, que asciende a 80.000 millones de euros por mes. La medida había generado temores sobre los riesgos que asumiría el BCE en caso de que alguno de los nuevos emisores que entrarán en el programa tengan problemas crediticios, pero el organismo dijo que tomaría los recaudos necesarios.

Los últimos datos de la percepción económica mostraron que las perspectivas de la zona euro siguen muy débiles. Una medición preliminar de la confianza de los consumidores que elabora la Comisión Europea reflejó una lectura de -9,3 en abril, un avance de apenas 0,4 puntos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés