Mercados

Brasil crecería menos de 1% en 2022

Las expectativas de la economía brasileña se siguen deteriorando y 2022, que estará dominado por las elecciones presidenciales, asoma como un año de bajo crecimiento

Brasil crecería menos de 1% en 2022
16-11-2021
Compartir

Los analistas del mercado en Brasil, cuyas proyecciones económicas releva semanalmente el Banco Central para elaborar el informe Focus, siguieron ajustando el crecimiento del PIB que esperan para 2022 que pasó de 1% a 0,93% mientras que la suba de este año se redujo  de 4,93% a 4,88%.  

Por otra parte, el Banco Central dio a conocer hoy su índice de actividad que mostró en septiembre una caída de 0,27% con relación a agosto. Es un indicador que anticipa el comportamiento del PIB que se habría contraído en el tercer trimestre.  

Según la mediana de los pronósticos, el Indice de Precios al Consumidor Amplio registraría un aumento de 9,77% este año y de 4,79% el próximo, en ambos casos por encima del Focus de la semana pasada. 

El mercado espera que la tasa Selic vuelva a subir 1,25 puntos para terminar el año en 9,25% y treparía hasta el 11% en 2022 porque es la herramienta a la que recurre el Banco Central para bajar la tasa de inflación.  

A su vez, se estima que el dólar se cotizará a 5,50 reales a fines de 2021 y se mantendría en torno a ese nivel el año que viene, apenas por encima del valor al que se estuvo operando en los últimos días. De todas maneras, se trata de un pronóstico condicionado a lo que pueda ocurrir con las monedas de los países emergentes si la Reserva Federal modifica su política monetaria.

La balanza comercial anotaría un superávit de US$ 63.000 millones en 2022, US$ 7.000 millones inferior al de este año. Las proyecciones en materia fiscal para 2021 muestran una mejora con relación al Focus de la semana pasada, pero anticipan un deterioro el año que viene con un déficit de  1,18% del PIB en el caso del resultado primario y de 6,55% en el nominal.

Las expectativas de la economía brasileña se siguen deteriorando y 2022, que estará dominado por las elecciones presidenciales, asoma como un año de bajo crecimiento, pero también con caída de la tasa de inflación y con un real estable

La desaceleración de la actividad no es una buena noticia para Argentina que tiene en Brasil a su principal socio comercial. Pero sería positivo que el real, sostenido por una tasa de interés más alta, no se devalúe.   

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés