El Economista - 73 años
Versión digital

sab 20 Jul

BUE 11°C
Tensión

Asoma un 2024 para el vínculo entre EE.UU. y China

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, consideró que la cooperación entre China y Estados Unidos ya no es una opción, sino un imperativo

Asoma un 2024 para el vínculo entre EE.UU. y China
05 enero de 2024

El 2024 apenas ha comenzado, aunque, como viene sucediendo desde hace un tiempo, la gran pregunta es si la relación entre Estados Unidos y China mejorará o no. 

Si bien el vínculo entre Washington y Pekín comenzó a deteriorase durante la presidencia de Barack Obama, sin dudas, tocó fondo con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. La administración de Joe Biden han mejorado un poco las cosas, pero la tensión, en verdad, ha disminuido poco y nada.

En este sentido, 2024 asoma como un año complejo, principalmente por dos cuestiones: por un lado, Taiwán celebrará elecciones, mientras que, por el otro, el propio Trump podría regresar al poder.

Respecto al primer punto, los comicios están pautados para el próximo 13 de enero y, hasta el momento, habría un empate técnico entre el oficialismo (PPD) y el Kuomintang, partido que no apoya una reunificación violenta con China, pero tampoco la independencia.

Por ello, gane quien gane, Washington deberá seguir haciendo malabares para continuar manteniendo sus vínculos con Taiwán, sin empeorar su relación con China. 

Por otra parte, respecto al segundo punto, el 5 de noviembre el propio Estados Unidos celebrará elecciones y, según varias encuestas, Trump tiene serias chances de volver a la Casa Blanca, lo que obviamente sería una señal de alerta para Pekín. 

Sin embargo, aunque no cabe ninguna duda de que EE. UU. y China no son amigos ni mucho menos, su muta dependencia comercial hace imposible pensar en una fractura total. Actualmente, China es uno de los tres principales socios comerciales de EE. UU.: el 7,5% de sus exportaciones van hacia el Gigante Asiático, mientras que 17,1% de sus importaciones provienen de allí. 

Quien se refirió justamente a la importancia de esta conexión fue el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, al esclarecer que la tarea más urgente para las relaciones chino-estadounidenses es establecer un entendimiento y una cooperación entre las dos partes.

La cooperación es "la opción más correcta para que China y Estados Unidos se lleven bien. Se puede decir que la cooperación entre China y Estados Unidos ya no es una opción para los dos países e incluso para el mundo, sino un imperativo que debe abordarse seriamente", dijo Wang en un discurso para conmemorar el 45° aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos.

Por este motivo, Wang expresó que China espera que Estados Unidos relaje su mentalidad y "en una actitud de igualdad e inclusión" respete las decisiones tomadas por el pueblo chino y el camino de desarrollo de China, incluso cuando defienda su soberanía nacional e integridad territorial.

"Estamos dispuestos a comprometernos a construir una relación estable, saludable y sostenible entre China y Estados Unidos sobre la base del respeto mutuo", agregó. 

"No tenemos intención de reemplazar a nadie, de anular a nadie y no tenemos intención de buscar la hegemonía. Debemos insistir en la coexistencia pacífica y lo más importante es gestionar eficazmente las diferencias", sentenció. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés