El Economista - 70 años
Versión digital

dom 25 Feb

BUE 23°C
La semana económica

Ante el principio del fin del ajuste monetario

Los bancos centrales comienzan a observar que ya cumplieron con buena parte de su tarea al enfriar la economía

La combinación de una economía que se desacelera con un mercado de trabajo que se mantiene sólido sigue siendo motivo de análisis
La combinación de una economía que se desacelera con un mercado de trabajo que se mantiene sólido sigue siendo motivo de análisis
06 febrero de 2023

Las tasas de inflación están bajando en todo el mundo aunque todavía están lejos de la meta de 2% que fijaron muchos bancos centrales. Aunque la desaceleración es más lenta de lo que se esperaba, la tendencia declinante es indudable. 

Los bancos centrales comienzan a observar que ya cumplieron con buena parte de su tarea al enfriar la economía y no quieren ir más de allá de lo necesario con el ajuste monetario para no provocar una recesión que, por otra parte, ya no se ve como inevitable para la mayoría de los analistas.  

A la caída de la tasa de inflación también contribuyó  actividad la caída en el precio  de las commodities, en particular de las de energía. 

En este contexto, la Reserva Federal acotó la suba de la tasa a un cuarto de punto luego de anteriores incrementos mayores y anunció que hará otro incremento de esa magnitud den marzo, pero dejó la puertea abierta para que sea el último de ciclo alcista y en mayo no habría un nuevo ajuste. 

El Banco Central Europeo subiría la tasa por un tiempo más, pero ya comienza a hablarse de la finalización del apretó monetario. También México e India subirían esta semana la tasa a un rimo menor que en las últimas reuniones de sus bancos centrales y no está lejos el día que dejen de hacerlo. Rusia podría este vienes dejar la tasa en su actual nivel o bajarla mientras que Brasil hace varios meses que no sube la tasa y se espera que en algún momento de este año comience a bajarla.               

Sobre el cierre de la semana pasada, y superando todos los pronósticos, se informó que se crearon en Estados Unidos 517.000 empleos en enero. A su vez, la tasa de desocupación se redujo a 3,4%, su nivel más bajo desde mayo de 1969. 

La combinación de una economía que se desacelera con un mercado de trabajo que se mantiene sólido sigue siendo motivo de análisis porque no se trata de algo habitual. También condiciona los pasos de la Fed, que antes de su próxima reunión de mediados de marzo tendrá entre sus manos el relevamiento de indicadores laborales correspondientes a febrero.  

Entre los indicadores e informes que se conocerán en los próximos días, se destacan los siguientes:  

Lunes 6

El informe Focus que publica semanalmente el Banco Central de Brasil viene mostrando que los analistas del mercado esperan para este año una inflación inferior al 6%, pero superior al techo de  la meta, y una suba del PIB menor al 1%, una proyección menor a la que el FMI dio a conocer la semana pasada.

Martes 7

En Estados Unidos, el desequilibrio comercial se habría ensanchado en diciembre, llegando a US$ 68.500 millones. 

La producción industrial de Alemania, clave en su economía, reflejaría un retroceso en diciembre.

Miércoles 8

También India se sumará  la moderación de la suba de la tasa de interés con un aumento de un cuarto de punto que la llevará a 6,50%.

Jueves 9

Los pedidos iniciales de subsidios por desempleo en Estados Unidos en la semana que concluyó el sábado 4 mostrarían un leve aumento frente a los 183.000 de la previa. 

Se conocerán los datos de inflación de China y los analistas esperan una leve aceleración en el caso del índice de precios minoristas anual y una cuarta deflación en los precios a los productores en las puertas de las fábricas.  Se trata de un dato relevante porque los mercados atentos a que la reapertura de muchas actividades en China luego de las restricciones que impuso el Covid, pueden acelerar algunos precios a nivel global.   

La Comisión Europea dará a conocer sus nuevas proyecciones económicas que mostrarían una mejora frente a las anteriores como consecuencia de que el dato del PIB del cuarto trimestre de 2022 resultó mejor de lo esperado. 

Finalmente se conocerá el dato de inflación de Alemania que se demoró por problemas técnicos y que mostraría una leve suba anual en enero.  

Las dos economías más grandes de América Latina presentarán sus datos de inflación de enero. En el caso de México, podría anotarse una leve suba según los analistas mientras que el Indice de Precios al Consumidor Amplio en Brasil mostraría un leve descenso hasta 5,70%.  La desaceleración de la tasa de inflación viene más lenta de lo que se esperaba y por ese motivo el Banco Central mantiene la tasa Selic en 13,75%. A su vez,  el Banco Central de México subirá la tasa de interés de 10,5% a 10,75%, sería el menor incremento desde 2021 aunque la inflación no se desaceleró como se esperaba.

Viernes 10 

Los mercados en Estados Unidos estarán atentos al Indice de Confianza de los Consumidores de la Universidad de Michigan. El dato preliminar de diciembre mostraría estabilidad con relación a diciembre.   

En el Reino Unido se publicarán los datos de la actividad de diciembre y del PIB de 2022.  

Se reúne el Banco Central de Rusia y existe la posibilidad de que recorte la tasa de interés. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés