El Economista - 70 años
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 14°C
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 14°C
Mercado tenso

Un fondo extranjero que maneja US$ 80.000 millones le sugiere a Massa que devalúe entre 30-50%

"Una gran devaluación del 30% al 50% para incentivar a los exportadores a convertir sus dólares en pesos", dice el fondo Ashmore

Finalmente, el BCRA pudo cortar una racha de 10 días seguidos con ventas
Finalmente, el BCRA pudo cortar una racha de 10 días seguidos con ventas
Leandro Gabin Leandro Gabin 10-08-2022
Compartir

La sangría de reservas y la cuestión cambiaria sigue siendo el gran tema que todavía el ministro de Economía, Sergio Massa, no pudo descifrar. Recién hoy el Banco Central cortó la eterna racha perdedora (12 ruedas consecutivas) en el mercado de cambios con compras por US$ 15 millones, pero desde que el tigrense está al frente del ministerio, el Central vendió más de US$ 1.000 millones. 

De ahí que la necesidad de un plan de shock o algo que detenga la caída de las reservas sea algo tan necesario. 

¿Cuál sería ese plan? Según uno de los principales fondos internacionales que tiene deuda argentina, un salto del tipo de cambio para incentivar la liquidación de dólares será el camino que Massa debería seguir.  

El fondo londinense Ashmore Group, que hizo tándem junto a BlackRock como los más aguerridos contra la propuesta argentina durante el canje, cree que Massa aún tiene una oportunidad, pero “necesita un giro brusco hacia la ortodoxia política”. 

Esto, según quienes administran un portafolio global de casi US$ 80.000 millones, incluye “una gran devaluación del 30% al 50% para incentivar a los exportadores a convertir sus dólares en pesos". 

"Esto puede no ser políticamente posible", admite el fondo. 

Ashmore, que intentó boicotear la operación de Martín Guzmán junto a Larry Fink de BlackRock por las desfavorables condiciones, acota que el plan Massa también tendría que ir acompañado de una consolidación fiscal grande y anticipada que permita al gobierno restringir el financiamiento monetario que ha sido responsable del fuerte aumento de la inflación. 

En este caso, los primeros lineamientos del ministro van precisamente en esa camino, quizás intentando que el tema fiscal sea finalmente el ancla del dólar. 

"Las reformas monetarias y fiscales alentarían a los locales a repatriar dólares y desalentarían las salidas, lo que permitiría que el Banco Central vuelva a acumular reservas de divisas", dice Ashmore a sus clientes. 

Por lo pronto, el equipo económico de Massa sigue trabajando en medidas para precisamente corregir los desequilibrios del mercado cambiario. Menos explícito que lo anunciado en conferencia de prensa sobre las tarifas, se estaría trabajando en un esquema de ajuste monetario. 

Mientras se negocia con los exportadores para que liquiden US$ 5.000 millones, se avanzará con la cuestión más de fondo que tiene que ver con el financiamiento al Tesoro (algo ya dicho públicamente por Massa) y una suba de tasas más fuerte para que sí sea positiva en términos reales. 

Pero el equipo económico massita sabe que el tipo de cambio oficial es una ficción y que eventualmente (no ahora) deberán corregirlo. Quizás no como espera Ashmore, pero se habla de acelerar el crawling peg para que la suba del dólar le gane a la inflación todos los meses. 

“Massa es consciente de que el tipo de cambio está atrasado y de que, en el contexto actual, las monedas emergentes se están depreciando. Una estabilización del mercado monetario sería la señal de largada para empezar a ajustar el peso a mayor ritmo que la inflación”, dice la agencia internacional Bloomberg. 

Un reciente informe de la consultora PxQ dice que “los resultados de una devaluación serían catastróficos para los objetivos políticos del FdT en 2023”

Por lo pronto, sería muy prematuro esperar que el ministro de Economía tome decisiones drásticas pronto, como sería una devaluación. 

Un reciente informe de la consultora PxQ de Emmanuel Alvarez Agis, ex vice de Axel Kicillof, dice que “los resultados de una devaluación serían catastróficos para los objetivos políticos del FdT en 2023”. El economista hizo un paralelismo entre la devaluación del 2014 (de la cuál él participó) y lo que podría suceder con una hipotética suba del tipo de cambio este año. 

Dice que mientras la devaluación del tipo de cambio oficial del 2014 fue del 23%, PxQ asume que la de este año debería ser del 50% para llegar al mismo nivel de corrección. 

Pero que mientras la inflación acumulada un año después de aquella decisión de Juan Carlos Fábrega en el BCRA hizo que la inflación fuese del 26%, la consultora estima que ahora ese aumento de precios sería del 113%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés