El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Tendencia

Se desaceleró la inflación en Estados Unidos: 8,5% anual

Se trata de la primera baja luego de varios meses de suba, pero la inflación continúa en niveles muy altos.

En el comportamiento de los precios tuvo una influencia decisiva la baja del petróleo.
En el comportamiento de los precios tuvo una influencia decisiva la baja del petróleo.
10-08-2022
Compartir

En línea con lo que esperaba el mercado, el Indice de Precios al Consumidor se desaceleró en Estados Unidos y pasó de 9,1% en junio al 8,5% en julio. 

Se trata de la primera baja luego de varios meses de suba, pero la inflación continúa en niveles muy altos que no se registraban desde hace cuatro décadas. 

  • En términos intermensuales, el índice no tuvo variación.  

En el comportamiento de los precios tuvo una influencia decisiva la baja del petróleo, y eso explica que la inflación núcleo, que excluye a los rubros más volátiles como la energía y los alimentos,  subió 0,3% con relación a junio y se mantuvo en el 5,9% anual. 

Los analistas creen que la tendencia a la baja se mantendrá como consecuencia de la desaceleración de la actividad económica, la estabilización del precio de las commodities y la suba de las tasas de interés. Esos mismos factores llevarán a que la suba de los precios comience a moderarse en casi todos los países.  

El dato de inflación conocido hoy refuerza la posición de los analistas que consideran que la Reserva Federal subirá la tasa de interés en medio punto en su reunión de septiembre y no en 75 puntos básicos como en los dos encuentros anteriores. 

De todas maneras, antes de la próxima reunión de la entidad monetaria se conocerán el  índice de precios y los datos del mercado laboral correspondientes a agosto.

Ambos, eventualmente, pueden influir en la decisión de la Fed porque Jay Powell siempre sostuvo que las decisiones se tomarán teniendo en cuenta los indicadores que se vayan conociendo.

La reacción inicial de los mercados fue la previsible con suba de las acciones y baja en los rendimientos de los bonos del Tesoro porque se estima que la inflación ya dejó atrás su pico y por lo tanto la política monetaria de la Fed puede ser menos agresiva.       

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés