El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 11°C
Panorama

Todo muy tranquilo, con los mercados velando armas

Los parches de Massa mantienen tranquilos a los dólares financieros, con el blue más firme, pero sin que el BCRA venda reservas. La Bolsa local sonríe.

Hoy se conocerá el dato de inflación de EE.UU. que puede provocar un nuevo pulso en la Bolsa de Nueva York.
Hoy se conocerá el dato de inflación de EE.UU. que puede provocar un nuevo pulso en la Bolsa de Nueva York. -
Luis Varela 12 abril de 2023

Como grandes novedades de los mercados de ayer se destacaron que Brasil tuvo una baja inflación en marzo con un gran repunte del 4,3% en la Bolsa de San Pablo, y un nuevo impulso para el Bitcoin, que voló hasta casi US$ 30.200 (duplicando su valor en cinco meses) porque muchos criptoadictos se refugian suponiendo que se viene una gran tormenta financiera.

En Wall Street todo el mundo ajustándose los cinturones, ya que hoy se conocerá el IPC de marzo en EE.UU. y eso puede cambiar todo, ya que anticipará lo que puede ser la movida de la Fed con su tasa corta el próximo 3 de mayo. Y para más precisión, esta misma tarde también se conocerán las últimas actas de la Fed, donde se sabrá en detalle qué piensa cada director, mañana se difundirá el dato de inflación norteamericana mayorista y las ventas minoristas, y el viernes llegarán a la Bolsa de Nueva York los primeros balances trimestrales. 

Todos esos datos prenderán los motores para la tendencia que viene en ese faro financiero del mundo.

El contexto local

alberto_fernandez_con_sergio_massa
 

A nivel local, los parches de Massa para llegar como sea a la elección de octubre se siguen multiplicando. Ayer comprobó que su dólar agro no está teniendo al menos por ahora aceptación, por lo que podría subirle el valor de $300 a $320. Pero al mismo tiempo, para evitar que la gigantesca liberación de pesos que se viene en los próximos diecinueve días (casi $2 billones), realizó nuevas regulaciones para operar con los dólares financieros, en un intento por anclar al dólar, suponiendo que con eso parará una inflación que sigue mostrando comercios que reciben listas de precios nuevos con subas semanales de 6% o más, sobre todo en alimentos.

Ayer, repitiendo decisiones ya tomadas en algún momento, sin ningún impacto tangible, el equipo económico modificó el denominado "parking" o tiempo de espera para volver a operar un bono de los que participan en los dólares mep o contado con liquidación. A los Bonar les acortó el estacionamiento en un día y a los bonos globales se los alargó de dos a tres días. Tomó esta decisión porque el Gobierno tiene un alto stock de bonos AL30 o AL35, que son los que se operan en el dólar mep, y con eso puede intervenir para moderar su precio. Y le complicó la cosa a los que operan con los GD30 o GD35 (contado con liquidación o dólar fuga). 

La jugada tuvo un resultado bipolar, ya que ayer aplastó la cotización de los bonos financieros, pero despertó la cotización del dólar blue, que volvió a acercarse a su valor récord del cierre de marzo. Al tiempo que los precios de los bonos deambularon sin dirección definida, con el riesgo país elevándose en 11 unidades hasta 2.440 puntos básicos. Y lo mejor del día volvió a estar en las acciones, que actuaron sostenidas a nivel local, con una suba en bloque de hasta el 7% en los ADR argentinos que operan en Nueva York.

Los caminos de la Reserva Federal

fed-powell
 

Pero más allá de todos estos detalles, el juego macro está en el IPC que difundirá EE.UU. hoy. Si no es notoriamente más bajo que el 6% anual anotado en febrero, se le potencian las dificultades a Jerome Powell, que puede llevar a Estados Unidos a una recesión con un nivel de inflación todavía alto. De ahí que muchos inversores temen que se meta en un callejón sin salida. Cuando la Fed empezó a subir marcadamente las tasas, el Bitcoin cotizaba a US$ 30.000, cuando las elevó de manera consistente el Bitcoin cayó hasta US$ 15.500, pero ahora que no se sabe si el capital perdió el dominio del timón del barco, el Bitcoin vuelve a superar los US$ 30.000, y todo el mundo duda que Powell pueda lograr un aterrizaje suave, con una inflación en el 2%, como dice pretender desde hace varios meses.

Mientras algunos directores de la Fed, como James Bullard, adelantando que las tensiones financieras van a disminuir, ayer siguió el repunte para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,7% anual a 1 año de plazo, 3,5% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,6% a 30 años. Y a pesar de eso, en el exterior el dólar volvió a debilitarse: subió 0,1% en Japón, México y China, pero bajó 0,4% contra la libra, 0,5% contra el euro y cayó 1,2% en Brasil y 1,6% en Chile.

En el mercado argentino tuvimos otra jornada con pura intervención y a las puertas de lo que van a ser más decisiones en manos del Estado. Como dijimos ayer, la Justcia frenó el impedimento para que Massa canjee los bonos del FGS. Y los primeros indicios que vienen desde la UBA parecen darle también vía libre al ministro. Una vez que esto sea confirmado, va a haber un oleaje de intercambio de papeles, pateándole al fondo de la Anses bonos en dólares ley Nueva York por bonos en pesos ley Argentina con vencimiento dentro de 13 años (en 1936).

Esto, más los cambios en el parking, volvieron a impactar en los dólares financieros. Sin que se hayan visto ayer tampoco operaciones notorias con el dólar agro en el segundo día de habilitación. En realidad los productores agropecuarios están llenos de dudas, por la sequía hay riesgo de que vayan a la quiebra y desaparezcan unos 30.000 pequeños productores. Y así como casi no se opera el dólar agro, el mercado cambiario se oscureció, ya que mientras bajaban los dólares financieros blancos, volvió a empinarse el dólar blue, con las cuevas de parabienes.

Movimientos del dólar

dolar
 

Ayer, al cierre del día, el dólar blue saltó $3 hasta $394, el dólar Qatar subió 88 centavos hasta $442,34, el Senebi cayó $4,87 hasta $398,71, el MEP bajó $3,82 hasta $386,89 y el contado con liquidación bajó $3,78 hasta $399,39. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 78% y la del CCL con el mayorista fue del 87%. Con todo muy intervenido a nivel dólar, pero atención que el peso argentino se derrite contra otras "monedas no dólar": ayer, medidos en pesos, el euro subió 2,60 hasta 233,32, la libra subió 2,54 hasta 265,64 y el real subió 78 centavos hasta 42,70.

Con este nuevo esquema, los bonos argentinos tuvieron el mayor volumen operado de toda su historia, con un relativo movimiento mínimo en los precios que derivó en una leve suba del riesgo país, lo cual indica que los papeles públicos siguen navegando con tendencia lateral, a la espera de que aparezcan algunos datos sobre lo que pueden ser los resultados electorales (algo de eso veremos este domingo en Neuquén y Río Negro, que eligen gobernador, con la Argentina de siempre, ya que pareciera que van a ganar los oficialismos, en regiones donde los que viven de la teta del Estado son los que tienen más presencia en las urnas.

Los analistas no se engañan. Entienden que con todos estos cambios (canje de bonos del FGS y modificaciones del parking y demás parches), Economía sigue buscándole la forma de patear una deuda gigantesca que en este momento no tiene solución. Ayer, como dato si se quiere contradictorio, el BCRA no se vio obligado a vender dólares en el mercado de cambios: pudo comprar US$ 2 millones, y al final del día sumó US$ 15 millones, pero con un dato inquietante, ya que la autoridad monetaria chupó depósitos de los bancos por otro $1,4 billones en Leliq cortas. Todo esto sigue generando desconfianza, ahuyenta inversiones. Hace pensar que hipotecan más al país y que el futuro será más oscuro o más complejo de enfrentar.

Las bolsas a la espera

Mercados-tras-las-PASO
 

En papeles privados, mientras tanto, con todos a la espera de los datos económicos de EE.UU., hubo cierre mixto en la Bolsa de New York: el Dow subió 0,3%, el S&P cerró sin cambios y el Nasdaq bajó 0,4%. Con salto del 4,3% en la Bolsa de San Pablo (gracias a la buena cosecha y la baja inflación brasileña) y suba del 1% en la de México.

Y en el mercado bursátil local con $4.633 millones operados en acciones y $5.770 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,2%. Con los ADR argentinos en Nueva York anotando una suba en bloque de hasta el 7%, con BBVA Banco Frances, Adecoagro, Galicia, Macro, TGS, Central Puerto, Despegar, Supervielle y Edenor entre las mejores del día.

En commodities, todo se sigue moviendo en base a la expectativa de recesión o crecimiento de la economía mundial. Hubo suba del 1,9% para el petróleo. Los metales preciosos volvieron a estar firmes, los metales básicos actuaron mixtos y los granos también tuvieron subas y bajas, con Rosario prácticamente paralizado, porque nadie sabe si conviene o no aceptar vender con este dólar agro.

Al mismo tiempo, como otra forma de buscar distracciones para que los inversores no se enfoquen únicamente en el dólar, como parte de su estrategia de diversificación, la CNV aprobó un mercado de futuros basados en índice Bitcoin, con negociación y liquidación en pesos argentinos y sin entrega del activo subyacente. La Comisión de Valores destacó que busca entregar más alternativas, pero en el mercado interpretaron que buscan desactivar el salto de más de 20 puntos que hay en los contratos futuros del dólar, según fechas de cierre en noviembre (todavía con Alberto) o diciembre o enero (con el Presidente que ocupe la Casa Rosada en ese momento).

¿Qué parece venir? ¿Será todo determinado por el IPC norteamericano de hoy? El FMI lanzó un informe en el que se mostró más pesimista. Recortó la expectativa de crecimiento mundial. Dice que la economía global crecerá 2,8% este año con daño por la suba de tasas (antes había dicho 3,4%) y que el número de 2024 puede llegar a una suba del 3%. Se queja de la suba de tasas pero dice que es necesaria porque la inflación sigue siendo peligrosa. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés