El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
El mercado argentino fue el que más subió en 2022
Oportunidades

Termina un año desafiante en los mercados: ¿en qué conviene invertir en 2023?

Creemos que existen una serie de factores que nos hacen pensar que el 2023 también será un buen año para la renta variable de Argentina

Compartir

A pocos días de que finalice el año, llegó el momento de analizar cuáles fueron los factores que más impacto han causado en los mercados financieros durante el 2022 y quiénes fueron los ganadores y perdedores de un año negativo para los índices de Wall Street.

Después de haber tenido varios años con rendimientos sobresalientes, el mercado ha dado un drástico giro en 2022 y la volatilidad ganó mucho protagonismo en la Bolsa de Nueva York.

A menos de una semana de que finalice el año, el S&P 500 está por finalizar con una variación negativa en dólares del 19,84%. Por su parte, en el caso del Nasdaq 100, el popular índice de las empresas tecnológicas, la debacle fue aún más pronunciada y alcanzó 33,43%. En cuanto al selectivo industrial Dow Jones, que hasta ahora está siendo el que mejor se comportó durante esta tendencia bajista, ha perdido 9,24% de su valor. 

Gran año para el sector energético

En un año malo para la mayoría de los índices bursátiles a nivel global, lo cierto es que existe un grupo de empresas que ha tomado el camino opuesto a la mayoría y que registró subas superiores al 52,15% en dólares.

Durante la primera parte de 2022, la contundente suba de los precios del combustible a nivel mundial causada por el inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, fue uno de los principales factores que han generado preocupación en los mercados. Principalmente, porque terminó impulsando a la inflación aún más en las economías de todo el mundo.

No obstante, a pesar de que la mayoría de los activos financieros se hayan resentido por esto, tras el inicio de una política monetaria más restrictiva por parte de la Reserva Federal con el fin de contener la inflación, las empresas petroleras han sido las más beneficiadas y su desempeño fue en contrapartida con el resto de las acciones.

Es por esto último que los cinco Cedear que mejor rendimiento tuvieron durante el 2022 son de firmas que se encuentran vinculadas con el sector. Los que más subieron en pesos desde que comenzó el año son: Vista Oil & Gas (416,7%); Tenaris; (198,5%); Exxon Mobil; (191,85%); Schlumberger (190,05%) y Halliburton (178%).

El mercado argentino fue el que más subió en 2022

En contrapartida con lo que sucedió en la mayoría de las bolsas del mundo y a pesar de la incertidumbre política y económica, las acciones de las empresas del país operaron con fuertes alzas durante este año.

Si se mide el rendimiento del Merval en pesos argentinos, la Bolsa porteña registró una variación positiva del 121,5% en el año para alcanzar el nivel de las 187.800 unidades. De esta manera, el índice que representa a las empresas del mercado argentino ha tenido un rendimiento considerablemente superior a la suba del dólar MEP, que fue de un 64,3%. A su vez, también le ganó a la inflación del 2022 que, según el REM del Banco Central, se estima que cerrará en 99%. 

Es importante destacar que, si se tiene en cuenta el desempeño del Merval midiendo su variación respecto al dólar financiero conocido como contado con liquidación (CCL), el mismo se ha revalorizado 8% en lo que va diciembre, para ubicarse en el nivel de los 563 puntos. 

En síntesis, el gran desempeño del mercado argentino durante este 2022 estuvo muy marcado por las empresas vinculadas al sector energético. De hecho, en el rubro de energéticas reguladas, se pudo observar que el ajuste de tarifas ha permitido que empresas que forman parte de este sector evidencien una clara mejora en sus ingresos.

En esa línea, pasando a analizar el rendimiento en pesos de los activos argentinos, las mejores empresas del mercado local durante el 2022 fueron Transportadora Gas del Sur (TGSU2), que registró una contundente suba del 315%, seguida por la petrolera YPF (YPFD) con un alza del 293,4%, mientras que el podio lo cierra Transportadora Gas del Norte (TGNO4) con un crecimiento del 251,6%. No obstante, además de estos papeles, el 80% de las acciones que componen el índice Merval le ganaron al dólar financiero y el 50% a los niveles altos de inflación argentina.

Otro dato más que interesante del selectivo argentino es que, desde que empezó el 2022 hasta ahora, ha logrado subir 34,4% en dólares, mientras que los principales índices estadounidenses han caído entre 19% y 33%. Con este notable rendimiento, a nivel mundial, el mercado argentino es el de mejor performance.

¿Qué podemos esperar de cara al próximo año?

Con las vistas puestas en el año próximo, existen una serie de factores que debemos tener en cuenta y que serán de vital importancia para los mercados financieros internacionales durante este 2022.

El primero de ellos tiene que ver con China y la reciente decisión de las autoridades del gigante asiático de comenzar a relajar las restricciones contra el coronavirus. Después de dos años de implacables medidas contra el Covid-19, el presidente Xi Jinping abandonó el 7 de diciembre la estrategia de "Covid 0" del país, consistente en confinamientos y pruebas estrictas, ante las protestas.

Estas medidas por parte del Gobierno chino seguramente tendrán un impacto positivo en la actividad económica china, que en el último tiempo venía mostrando claras señales de una desaceleración.

Desde nuestro punto de vista, la reapertura de China debería generar que los precios de las materias primas suban, o al menos evitaría que estas se desplomen debido a la política monetaria agresiva que ha implementado la Reserva Federal en el último tiempo. Esto último debería ser un factor a favor para posicionarse en algunos activos de países que son considerados economías emergentes, como puede ser el caso de Brasil (ETF EWZ) o Argentina (índice Merval).

¿Qué pasará con el sector tecnológico en 2023?

En el caso del sector tecnológico, no hay dudas de que fue uno de los principales perdedores del 2022, con el principal índice de este grupo de empresas, el Nasdaq 100, perdiendo más de 33% de su valor en dólares, e inclusive con algunas empresas de este rubro perdiendo hasta más de 70% desde sus máximos de 2021.

El principal factor detrás de este mal desempeño de las tecnológicas tuvo que ver con la elevada inflación que afectó a la economía norteamericana. El motivo por el cual Estados Unidos sufrió un impulso alcista en la inflación durante 2022 se explicó en gran parte por las políticas acomodaticias que tomó el banco central de aquel país durante la pandemia.

Sin embargo, cuando las cosas empezaron a mejorar, incluso ya habiendo superado los niveles de actividad económica previos a la crisis sanitaria, el titular de la Fed, Jerome Powell, decidió esperar demasiado tiempo antes de volver a subir las tasas, argumentando que la inflación que trajo el rebote económico, se trataba básicamente de un fenómeno transitorio y que, con el tiempo se iba a acercar a los niveles objetivo del 2%.

No obstante, a pesar de las previsiones alentadoras de la Fed, las cosas no salieron como estaba previsto y la aparición de otros factores, como la contundente suba de los precios del combustible a nivel mundial, terminaron impulsando a la inflación aún más.

Para tratar de contener la suba de precios de la economía estadounidense, la Reserva Federal finalmente empezó a subir la tasa en marzo de este año. Una vez que la Fed comenzó a tomarse más serio el asunto, la entidad comenzó a tomar una política monetaria mucho más agresiva y esto ha tenido consecuencias en los mercados financieros a nivel mundial, que en 2022 han corregido una buena parte de sus ganancias de años anteriores.

Sin embargo, desde el equipo de Research de IOL invertironline consideramos que esta situación podría cambiar a partir del segundo semestre de 2023. De hecho, los últimos datos de la inflación en Estados Unidos empezaron a mostrar una importante desaceleración, dando a entender que la política de la Fed logró su cometido. 

Ante este panorama, y entendiendo que la inflación tenderá a bajar y que la Fed podría empezar a relajar su política monetaria una vez que el problema de la suba de precios este resuelto, consideramos que la primera parte del 2023 puede ser un buen momento para empezar a armar posición en las empresas tecnológicas.

Tras las caídas sufridas en los últimos meses en los mercados norteamericanos, una gran cantidad de activos se encuentran en niveles de sobreventa y, a su vez, estas empresas retomaron precios de valuación mucho más atractivos e incluso los niveles más baratos de los últimos 10 años.

  • En esa línea, creemos que podría ser atractivo empezar a invertir en el Cedeaer de Google (GOOGL). Esta decisión se encuentra determinada por una suma de factores técnicos, y, especialmente fundamentales, siendo que la tecnológica muestra una valuación respecto a sus ganancias baja tanto respecto de otros pares como de su propio promedio histórico.
  • Por otro lado, también vemos con buenos ojos empezar a invertir en el Cedear del ETF del Nasdaq (QQQ). El fondo en cuestión brinda exposición a empresas que están a la vanguardia de temas transformadores a largo plazo, como realidad aumentada, inteligencia artificial, computación en la nube, big data, pagos móviles y servicios de streaming, vehículos eléctricos entre otros. Dentro de las compañías que cuentan con una mayor participación en el ETF se encuentran Apple, Microsoft y Amazon, entre otras.
  • Adicionalmente, ciertos sectores de empresas defensivas o aquellas conocidas como "blue chip" (ejemplo Coca Cola) entendemos que están en niveles de valuación alta y será conveniente ir rotando a otros sectores como el tecnológico.

¿Qué esperar de las acciones argentinas en 2023?

Luego de lo que fue un 2022 muy alentador para el mercado local, creemos que existen una serie de factores que nos hacen pensar que el 2023 también será un buen año para la renta variable de Argentina. 

El punto más importante a destacar de cara al año próximo tiene que ver con las elecciones presidenciales de 2023. Sobre este punto, desde nuestro punto de vista, las posturas que surgirán tanto el oficialismo como la oposición, se mantienen en una línea en la cual tratarán de evitar grandes conflictos con los mercados.

Por fuera de lo que tiene que ver con la expectativa electoral, hoy en día, una gran cantidad de empresas argentinas, sobre todo del sector energético, ya cuentan con muy buenos fundamentales y con excelentes resultados, entre las que resaltan compañías como Central Puerto (CEPU), Transportadora de Gas del Sur (TGSU2), Pampa Energía (PAMP) e YPF (YPFD), especialmente las últimas dos.

Adicionalmente hacemos una mención a las empresas que se encuentran reguladas. Ya que se pudo observar que el ajuste de tarifas, el cual había permitido una mejora en los ingresos de varias compañías del sector. Tales son los casos de Transportadora de Gas del Norte (TGNO4), o Transener (TRAN).

Como cierre, más allá de haber tenido uno de los mercados más bajistas de los últimos cincuenta años, no deja ser importante marcar que aquellas inversiones que mantuvieron la diversificación y consideraron empresas más por su valor que por la moda ha permitido dar excelentes resultados. 

El mejor ejemplo es el portafolio sugerido que elabora el equipo de IOL invertironline todos los meses y que ha logrado un retorno anual del 12%. Por ello, esperamos un 2023 donde se puedan recoger los frutos de las buenas decisiones.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés