El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 13°C
Panorama

Nuevo rulo con el dólar, con acciones y bonos sostenidos

Desde que Massa está en Economía, el mercado cambiario repitió el movimiento: se escapa el blue, quedan atrás el MEP y el CCL, se abre un gran rulo especulativo, los valores se aplastan, para luego volver a empezar.

Las acciones y los bonos se defendieron mejor. Hoy, otra licitación.
Las acciones y los bonos se defendieron mejor. Hoy, otra licitación.
18 agosto de 2023

El mercado cambiario rotó ayer, con un clásico movimiento de patria financiera a full: con un rulo extremo venden en el blue con un precio muy alto y compran en MEP y CCL, con ganancias gigantescas y gran hipoteca para el Estado, por lo que a pocos días de la devaluación disruptiva del lunes, la brecha cambiaria entre el contado con liquidación y el dólar mayorista saltó hasta el 114%, especulación hasta el techo.

¿Es perdurable esto? El ministro candidato, que procrastina cada semana su anuncio de confirmación de acuerdo con el FMI, sigue insistiendo con que va a anclar el tipo de cambio oficial en $350 durante nueve semanas y media. Y el mercado no cree que aguante: en las operaciones de dólar futuro del Rofex se está negociando para fin de agosto un precio tranquilo de $354,75, pero para septiembre ya se ve en $384,50, en octubre en $444, en noviembre en $524 y en diciembre, tras el traspaso presidencial, en $670, 91% por encima del precio actual. Y, en línea con eso, se ve que el stock total de plazos fijos en pesos crece apenas 5,4% en los últimos 30 días, cuando el multiplicador de la tasa la debería haber elevado arriba del 8%, lo cual refleja que hay salidas, la mayor baja de depósitos que sufre lo que va del gobierno de Alberto Fernández. Y los depósitos en dólares directamente bajan: están en el menor nivel de este año, con una caída del 7,3% en el stock total de dólares depositados por los privados en los bancos, hasta el menor nivel de este año.

Leve baja del riesgo

Con esa verdadera locura cambiaria de fondo, los títulos argentinos tuvieron ayer un día mucho más tranquilo, con los bonos nacionales anotando pocos cambios, con el riesgo país mostrando una baja de apenas 2 unidades hasta 2.185 puntos básicos, por lo que se puede decir que estos valores están estacionados, tratando de digerir el resultado de las paso, con el banco de inversión Wells Fargo insistiendo ayer con que cree que hay 65% de chance de que Milei sea el nuevo Presidente de Argentina, 25% de posibilidad le otorga a Bullrich y apenas 10% a Massa. Eso, con todo tipo de alarma en EE.UU., en el FMI, en empresarios locales y en todo órgano de poder tradicional muy en contra de la dolarización que propone Milei.

El marco externo

Mientras esto sucede a nivel local, lo que ocurre a nivel global no es demasiado tranquilo. Se publicaron las minutas de la Reserva Federal, insinuó que no terminó con la suba de la tasa base, habrá otro escalón y la tasa alta durará más tiempo. Se conoció además que estuvo muy firme el mercado laboral norteamericano, con solo 239.000 solicitudes iniciales de ayuda por desempleo, por debajo de los 250.000 de la semana anterior. Eso afectó a todo lo que fuera riesgo, supone tasas de la Fed altas, y con un dato grave, que preocupa, porque las tasas hipotecarias de EE.UU. subieron a máximos de 21 años a medida que aumentan los rendimientos del Tesoro. Mientras tanto, se siguen aplanando las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,5% a 5 años, 4,3 a 10 años y 4,4% a 30 años y, atención, que la tasa de 10 años de la Fed está en un nivel que no se ve desde 2008. Con eso, en el exterior el dólar no cambió contra el euro, en Brasil y en México, y bajó 0,1% en China, 0,2% contra la libra, 0,3% en Chile y 0,4% en Japón, tomando ganancias tras la fuerte suba de los últimos días.

El dólar en Argentina

dolar dólar
 

A nivel local, tal como viene sucediendo desde que Massa está en el ministerio de Economía, se repite el minué: salta el blue, se diferencia mucho del MEP y del CCL, aparecen los rulos y bucles de todo tipo, y el mercado actúa con clásicas pinzas que les entregan ganancias gigantescas a muchos especuladores hábiles, habilitados a operar por permisos especiales del Gobierno, que le bloquea este tipo de negocios a cualquiera que no tenga permiso. Con eso, el dólar blue bajó ayer $20 hasta $760, el dólar Qatar bajó 61 centavos hasta $659,79, el Senebi subió $3,93 hasta $713,73, el MEP saltó $8,08 hasta $659,50 y el contado con liquidación brincó $22,90 hasta $748,39. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 107% y la del CCL con el mayorista fue del 114%.

Commodities más firmes

Al mismo tiempo, mientras EE.UU. vuelve a empinar las tasas en todos los plazos, la suba de la tasa larga de norteamericana mueve el valor de las commodities y altera las cosas. Así, hubo suba del 1,1% para el petróleo, metales preciosos mixtos y metales básicos sostenidos. Mientras que en granos volvió a repetirse lo del miércoles, tanto en Chicago como en Rosario: están firmes la soja y el maíz, pero el trigo se está debilitando. Y, como semáforo importante en una de las posiciones de reserva más elegidas, se anotó un desplome del 4,1% para el Bitcoin, con caídas similares para el resto de las criptomonedas

La tasa larga norteamericana más alta, sigue castigando a los activos de riesgo. Hubo una nueva baja en la Bolsa de Nueva York: el S&P y el Dow bajaron 0,8% y el Nasdaq perdió 1,2%. Al tiempo que se anotó una baja del 0,5% en la Bolsa de San Pablo y caída del 1,2% en la de México.

Subió la Bolsa

Mercados.
.

Pero a contramano de la descompresión bursátil internacional, los papeles argentinos tuvieron un día mejor. Con $18.531 millones operados en acciones y $23.659 millones en Cedears, hubo una suba del 2,6% en la Bolsa de Buenos Aires. Pero los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 3,7% para TGS, Telecom, Cresud e IRSA; con bajas del 1% al 6,5% para Despegar, Francés, mercado Libre, Galicia, Macro, Supervielle y Pampa E.

¿Qué tan sostenida es esta situación? Economistas de todo el espinel están revisando con lupa cada una de las propuestas de Milei, y aparecen críticas con mucha lógica, pero eso no parece importarle a una población que está harta del Estado grande, con muchísimos empleados de alto rango que tiene ingresos mucho más altos que el resto de la sociedad. La devaluación impactará en la inflación: muchos funcionarios públicos tienen ingresos millonarios en pesos y el Indec confirmó ayer que la canasta básica alimentaria subió 7,1% en julio y una familia tipo necesitó $ 250.000 para no ser pobre y $ 111.642 para no ser indigente, muy lejos de lo que cobran los que están acomodados.

Mientras tanto, Massa sigue diciendo que el acuerdo con el FMI está casi listo, que falta convencer a Japón en el board, pero que los US$ 7.500 millones en DEG están casi asegurados. Aunque en realidad eso no tiene gran impacto, ya que serán dólares que entrarán y se irán. La sociedad ha perdido gran credibilidad en el ministro, ven como Wells Fargo que quizás puede tener acceso a un balotaje, pero está todo el mundo convencido de que no tiene ninguna chance de ganar en segunda vuelta. De ahí que la suposición es la llegada de un gobierno más creíble y más amigable con el mercado, por lo que se ve un corto plazo con turbulencia, pero un largo plazo con una posición mejor que los valores actuales.

Nueva licitación

Hoy hay otro test, que ya está abrochado por Massa, vencen $96.000 millones, casi todo en manos privadas. Pero el BCRA emite, compra bonos en organismos públicos, y se hace este viernes una nueva colocación de bonos en pesos para cubrir vencimientos, ofreciendo Lelites, Lecer y Boncer. A los fondos comunes de inversión les ofrece una letra de liquidez del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 18 de septiembre de 2023 (nueva). A los denominados creadores de mercado les ofrece dos letras: una del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 23 de noviembre de 2023 (x23n3 - reapertura) y otra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de enero de 2024 (x18e4 - reapertura). Y a los inversores en general les ofrece dos bonos, uno del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 3,75% vencimiento 20 de mayo de 2024 (t6x4 - reapertura); y otro del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 4,25% vencimiento 14 de febrero de 2025 (t2x5 - reapertura). 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés