El Economista - 70 años
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 18°C
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 18°C
Escenario

La inversión pierde la fe y la fuga de divisas continúa

La tensión política interna y la imposibilidad del BCRA de acumular reservas determinaron que el dólar fuga vuelva a saltar.

Tras 33 meses de mandato seguimos con más de lo mismo.
Tras 33 meses de mandato seguimos con más de lo mismo.
Luis Varela Luis Varela 31-08-2022
Compartir

Tras las advertencias del periodista Horacio Verbitsky (difundiendo el lunes el hipotético plan del viceministro de Sergio Massa, Gabriel Rubinstein) y la señal de Cristina Kirchner (que emitió vía Twitter como foto destacada de lo que ocurre en la calle Juncal a un abrazo que tuvo con el dirigente Juan Grabois, que pide salario universal), el ministro de Economía se las ve cada vez más complicada para intentar mostrar una baja del gasto y un objetivo de equilibrio fiscal y ayer tuvo que salir a anunciar un refuerzo en las asignaciones familiares para ingresos menores a $131.000, lo que pone todo su programa en zona de duda.

Este juego de pinzas en la coalición oficialista, más fuertes tensiones en la principal coalición opositora (JxC) sobre cómo manejar la tensión generada por el kirchnerismo para enfrentar el avance en la justicia del caso de Vialidad, hizo que ayer los inversores entendieran que tras 33 meses de mandato seguimos con más de lo mismo, por lo que ayer los dólares financieros libres volvieron a subir, las acciones y los bonos bajaron y el riesgo país se incrementó nuevamente. Con un telón de fondo en el que Alberto dijo en Bariloche que la presencia del Estado es vital, adelantando su vuelta para estar en la reunión que decide el apoyo a Cristina en Merlo el próximo sábado.

Más colocaciones de deuda

A todo esto, desde el Banco Central, el termómetro que miran todos los inversores altamente especulativos para ver si Argentina tiene o no posibilidad de cumplir el acuerdo con el FMI, ayer se vio que la autoridad monetaria ganó US$ 1 millón en el mercado y otros US$ 4 millones en el balance total del día (considerando operaciones de comercio exterior), pero lo que más sorprendió es que el organismo dirigido por Miguel Angel Pesce, hace poco ratificado por Alberto en su puesto (a contramano de lo que quiere Cristina) tomó ayer de los bancos otros $741.518 millones en Leliq cortas, por lo que con las actuales tasas Reconquista 266 deberá pagar sólo en intereses casi $ 6,5 billones en los próximos doce meses, que saldrán a la luz en los días previos a las PASO (junto con la postergación de $ 2,2 billones que hizo Massa con la deuda del Tesoro). 

Junto con todo este movimiento, la secretaría de Finanzas realizó ayer la licitación revancha para seguir colocando deuda en pesos. Y con 21 ofertas, el Gobierno consiguió colocar Ledes  y Lecer  por otros $40.841 millones con una tasa del 77% anual únicamente entre los denominados creadores de mercado. El 72% del dinero colocado fue en una Letra del Tesoro Nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de enero de 2023 (s31e3 - nueva) y el 28% restante en una Letra del Tesoro Nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 16 de junio de 2023 (x16j3 - nueva).

Toda esta muy inestable situación argentina se dio con un mundo que también está en pleno temblor. Alemania informó que tuvo su mayor inflación en casi cincuenta años, sigue amenazando la suba de las tasas no solo de la Fed sino también del BCE, a tres semanas y media de la elección presidencial en Italia. Y con todo ese agregado, las tasas largas de los bonos de EE.UU. se aplanaron: se pagó 3,3% anual a 5 años, 3,1% a 10 años y 3,2% a 30 años. Y semejante rendimiento fue suficiente para que la masa mundial de inversores (sobre todo los conservadores) se refugiara en el dólar. Así, en el exterior ayer el dólar saltó 1,9% en Brasil, 0,9% en Chile, 0,7% en México, 0,5% contra la libra, 0,1% contra el yen y bajó 0,2% contra el euro.

En Argentina, mientras tanto, se dio una particularidad: los dólares oficiales usados como ancla se siguieron atrasando, el dólar blue cedió apenas, pero los dólares financieros libres volvieron a entonarse: el dólar blue cedió $1 hasta $291, el Senebi subió $3,62 hasta $298,28,  el MEP subió $2,05 hasta $293,83  y el contado con liquidación (o dólar fuga) saltó $8,03 hasta $298,03. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 100% y la del CCL con el mayorista fue del 115%. 

Así, con una ilusión particular, los bonos argentinos parecieron subir en pesos en el mercado local, pero medidos en dólares anotaron una nueva baja del 1,5%, por lo que el riesgo país subió 12 unidades, hasta 2.430 puntos básicos, ubicándose en el techo desde que se fue la exministra Batakis.

Las bolsas para abajo

A nivel bursátil global, a la espera de lo que defina la Fed sobre su política monetaria de setiembre (el 65% de los analistas espera una suba de la tasa cortas de 75 puntos básicos con retiro de dinero vía venta de bonos por US$  95.000 millones en el mes), casi todas las bolsas del mundo estuvieron con tendencia a la baja. En Wall Street hubo un descenso promedio del 1%. Con igual debilidad en los principales recintos latinoamericanos: la Bolsa de San Pablo bajó 1,7% y la de México lo hizo 0,9%.

Y dentro de todo ese cuadro, la que recibió el peor resultado esta vez fue la plaza local. Con $2.441 millones operados en acciones y 4.843 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 1,9%. Y atención, con los ADR que operan en Nueva York con una señal de advertencia: hubo una suba del 1% al 2% para Despegar y Supervielle, pero con bajas del 1% al 7,9% para TGS, Cresud, YPF, Central Puerto, Pampa E, Loma Negra, IRSA, Telecom, Bioceres, Galicia y Edenor.

En la base de todo esto, a la espera de una recesión mundial que es cada vez más palpable, las materias primas volvieron a tener otro día con consistente pérdida de valor. Hubo un desplome del 5% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron en descenso, hubo una dura estocada para los metales básicos (insumos de las industrias), precios de los granos débiles en Chicago, no tanto en Rosario. Y nuevamente un día negativo para las criptomonedas, con merma del 0,6% para el Bitcoin pero con descenso de hasta el 3% para el resto del panel.

¿Hacia dónde vamos? Los inversores ven con clara preocupación los límites a respetar o no la Justicia que se tiene a nivel local. Se mira también que parece casi imposible que el BCRA junte las reservas acordadas con el FMI. Eso hará muy complicado para Massa y para Rubinstein que consigan inversiones y mucho menos dólares frescos. Si llega a haber inversiones, serán porque habrá beneficios a cambio muy grandes, pero los dólares contantes no llegarían por ahora. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés