El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 5°C
Panorama

Intervención intermitente para operar sobre el dólar

La gente no quiere dólares, sino huir del peso y Massa se repite. Más Precios Justos y ahora intervención intermitente frente a los rulos cambiarios.

Los dólares suben más, los bonos bajan y el riesgo sube. Sólo las acciones siguen sostenidas, a menos de cinco semanas de un día clave.
Los dólares suben más, los bonos bajan y el riesgo sube. Sólo las acciones siguen sostenidas, a menos de cinco semanas de un día clave.
Luis Varela 22 mayo de 2023

Pese a la reciente suba de tasas de interés, el rendimiento de los plazos fijos sigue siendo negativo (8,02% mensual contra más de 9% de inflación esperada.

Con esta realidad, la administración Massa insiste con repetida receta de Precios Justos, con 2.000 productos pactados hasta fin de julio, a las puertas de las PASO. Y se amenaza con importar alimentos (¿sin dólares?), y venderlos en el Mercado Central, donde llega el 3% de la población. Indefectiblemente, todo es relato, grajeas del plan aguantar, para ver si hacen un buen papel en las primarias y ver si entran al balotaje en octubre , con 130% de inflación, 47% de pobreza, 20% de indigencia y un déficit fiscal total (incluyendo al BCRA) que araña el 10% del PIB.

Por supuesto, con los salarios corriendo por detrás, la fuerte suba de los precios está haciendo bajar el consumo. Pero de igual modo las subas en las góndolas siguen porque las empresas tienen costos en aumento y, si no trasladan sus ganancias a valores finales, desaparecen. La semana pasada entraron a la Bolsa otros 17 balances trimestrales (enero-marzo de este año) con los números en detalle. Ya cumplieron 59 empresas del total de 73 cotizantes (hay 14 que están medio remolonas para cumplir, sobre todo los bancos, que están cuasi estatizados). Con valores medidos en dólares blue, cada empresa promedio ganó 16,1 millones en el primer trimestre de 2022 y esa utilidad se redujo a 14,2 millones en el primer trimestre de 2023, lo cual significa que ganan 12% menos que hace un año.

Con esta realidad, el mercado está expectante. El nivel de actividad está claramente a la baja. Massa sigue emitiendo pesos y repartiendo créditos para evitar una recesión, pero los economistas profesionales esperan una caída del PIB del 4% para este año. El Gobierno, ilusionado, espera que aparezcan un trade electoral y una inflación en picada por freno en las ventas, pero sin rentabilidad las empresas o cambian sus productos o desabastecen, la inflación persiste y, con alta emisión, la reiterada movida de Massa luce como algo imposible.

La suba de los dólares

dolar
 

Frente a eso, la desconfianza de ahorristas e inversores es total. Por eso los dólares libres volaron la semana pasada. El contado con liquidación saltó 7,6%, el dólar MEP trepó 7,2% y el blue subió 2,5%. Y la suba no fue mayor porque el BCRA se endeudó en una montaña de Leliq y perdió reservas por US$ 430 millones en la semana y ya se le fueron US$ 2.141 millones en lo que va del mes. Los DEG del FMI se demoran; el organismo ya vio que Massa hace trampa, promete una cosa y hace otra. Y la chance de que los Brics paguen la fiesta parece más humo.

En medio de su vertical caída de reservas (algunos analistas ya afirman que los dólares líquidos ya son negativos en US$ 7.100 millones) y un endeudamiento al 45% anual en dólares por quema de bonos para intentar aplacar la corrida, Massa sacó de su galera un conejo a rayas. Intervino muy fuerte los dólares financieros hasta el miércoles, pero el jueves de golpe se corrió, y los precios de los dólares financieros saltaron hasta $40 pesos en un solo día, y el viernes cedieron algo.

Mientras espera los DEG o a los Brics, Massa cree que con esta intervención intermitente frenará la compra en estampida. Pero lo que hay no es compra de dólares, sino huída del peso, que se derrite. Los ahorristas van a seguir comprando dólares, cosas, oro, Bitcoin o lo que sea. Saben perfectamente que Massa (con su pretensión electoral como prioridad) procrastina, no resuelve nada. El Estado sigue siendo un elefante. Y, anticipando lo que puede venir, la semana pasada la CGT marcó la cancha.

El contexto externo

powell-fed
 

Este complejo nudo gordiano sucede mientras hay expectativa de que la Fed decida otra suba de su tasa base en junio, de 5,25% a 5,5% anual. El empleo y la economía mantienen muy alta a la inflación, y aunque muchos inversores están convencidos de que la suba de tasas se terminó, el viernes las tasas largas de EE.UU. volvieron a subir: se pagó 5,1% anual a 1 año de plazo, 3,7% a 5 años, 3,7% a 10 años y 4% a 30 años. Y con eso, inesperadamente, el dólar global repuntó tras una larga caída de seis meses. La semana pasada el billete verde subió 1,6% en Brasil, Chile y Japón, 0,7% en China, 0,4% contra el euro, 0,1% contra el franco suizo y no se movió contra la libra.

Este repunte del dólar, que es considerado temporal, plantea que EE.UU., igual que Europa y Japón, con China desacelerando, los norteamericanos pueden ir a una recesión antes de fin de año y, con ese horizonte, los commodities sufren en mayo: el oro baja 0,7% en lo que va del mes, el aluminio pierde 2,8%, el cobre 4%, la onza de plata 5%, el petróleo 6,1%, el Bitcoin 8,6%, la soja Chicago 9,6% y el níquel 11,4%, todo para abajo.A nivel local, por los nuevos valores del dólar agro para ver si se junta alguna reserva que no entra, esencialmente por la sequía los granos que se negocian en Rosario vuelan: en lo que va de mayo el sorgo salta 11%, el girasol sube 8,3%, el trigo 6,6%, la soja mejora 1,2% y lo único que no muestra cambios es el maíz, que tuvo el viernes el mismo precio que en el cierre de abril.

El marco político

nadie puede oponerse a un acuerdo entre cristina y sergio massa
 

Ahora, in extremis, el FdT busca su unidad el 25 de mayo, con el dedo de Cristina, que quiere que tome la posta uno de los hijos de la generación diezmada. El politólogo Andrés Malamud calificó a La Cámpora como un conjunto de empleados públicos con panza y canas. Con este contexto, Massa amenaza, quiere ser candidato único, sin PASO, pero Cristina parece inclinarse por Wado de Pedro, o por Kicillof, al tiempo que Scioli pide pista, y Grabois hace lo suyo.

¿Es posible que se plantee una lucha electoral de tercios? ¿Hay posibilidad que el FdT y el PJ queden fuera del balotaje?

Se cree que si llega a entrar, no podrá ganar y renovar la Presidencia. Pero nadie puede asegurar que puede pasar ni siquiera mañana, la incertidumbre es total.

Por eso, la semana pasada los bonos argentinos volvieron a caer otro 2,4%. Y el riesgo país volvió a subir 100 unidades en diez días de 2.500 a 2.600 puntos básicos. Hay dólares líquidos negativos y en siete semanas se deben pagar US$ 1.050 millones por cupones de los bonos que salieron del canje de Guzmán. ¿Habrá fondos para cumplir con eso?

Las acciones en su mundo

Mercados-tras-las-PASO
 

La semana pasada la Bolsa de Buenos Aires brilló: el índice S&P Merval en pesos saltó 5,3% y mejoró 2,7% en dólares. Esto ocurre con un mundo en el que las bolsas ahora resisten: también la semana pasada Tokio subió 4,8%, el tecnológico Nasdaq trepó 3%, Frankfurt 2,3%, San Pablo 2,1%, Santiago de Chile 1%, Madrid 0,7% y hasta el industrial Dow Jones de Nueva York subió 0,4%. La única que bajó fue la Bolsa de México, que perdió 1,2%.

¿Cuál es la radiografía actual? Nada cambia. Massa emite sin parar, sigue postergando, pasándole deudas al Gobierno que viene, autoriza más empleo púbico, hasta quiere crear una nueva empresa estatal para la administración de las represas reestatizadas. 

En menos de cinco semanas hay que presentar las listas de los candidatos de las coaliciones que irán a las paso dentro de doce semanas. Si Massa no logra ser candidato único, amenaza con irse del Gobierno. Si eso sucede, ajusten cinturones porque es el único que contiene algo al dólar que por ahora salta, pero puede levantar mucha más temperatura.

Y la segunda parte del año va a ser peor. No habrá ni un solo dólar. Los granos caen en el mundo por cosechas récord en Brasil y EE.UU. Y esa perspectiva poco favorable para los commodities en el contexto internacional se ve acentuada por la merma en la demanda por parte de China, que había traccionado fuertemente en campañas anteriores, pero ahora desacelera y llena de dudas al mundo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés