El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 25°C
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 25°C
Escenario

Esperan hoy un buen canje y el mercado respondió bien

Massa le ofrecerá hoy canjear los bonos que vencen en los próximos 90 días para pagarlos dentro de un año.

La operación es voluntaria y con un papel tentador porque tiene una opción dual
La operación es voluntaria y con un papel tentador porque tiene una opción dual
Luis Varela Luis Varela 09-08-2022
Compartir

En una rueda sin demasiados sobresaltos, el flamante ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa, fue tomando uno a uno los impedimentos que se le fueron presentando, y si bien está encontrando alguna resistencia K que plantea malos augurios, puede decirse que este primer round fue ganado por puntos por el líder del Frente Renovador.

El resultado del día fue una situación cambiaria bastante equilibrada, aunque con el BCRA perdiendo más reservas, mientras que tanto los bonos como las acciones argentinas anotaron repuntes, nada extraordinarios, pero repuntes al fin, que determinaron que el riesgo país cediera otras 34 unidades, hasta 2.364 puntos básicos, el menor nivel de las últimas seis semanas y media, que no es poco.

El clima más optimista del mercado se basó en el avance de Massa con el ala que enloqueció toda la conducción de Martín Guzmán durante 32 meses al frente del Ministerio de Economía: con Cristina Kirchner apartándose del respaldo, se fueron de la secretaría dos de los tres enemigos del ministro renunciante y quedó nombrada Flavia Royón, como nueva titular del sector, ya sin los ultra kirchneristas Darío Martínez y Federico Basualdo.

Por supuesto, en el mercado se comentó que Cristina se apartaba de Energía y dejaba a Massa con la lapicera, porque el 30% de la población recibirá de lleno la tarifa plena de electricidad, gas y agua y el 70% también pagará un precio alto en caso de que sus consumos sean elevados. Cristina no quiere tener que ver con eso, prefiere que sea Massa el que corra con el costo político: "los pingos se verán en las PASO de 2023".

Ese efectivo avance de Massa en Energía tuvo sin embargo un impedimento que por ahora sigue en una nebulosa. El ex ministro de Néstor Kirchner Roberto Lavagna le recomendó a Massa que nombre al economista Gabriel Rubinstein como su número dos, para que le maneje los datos técnicos del Ministerio, pero desde el kirchnerismo, con foco en el Instituto Patria, hubo una gran resistencia a que eso se concretara, y Massa en vez de confrontar, salió a decir que "no hay apuro" para ese nombramiento, con Rubinstein confirmando "yo no me bajo de la propuesta, si Lavagna y Massa me necesitan estoy a la orden".

El día del canje

Y el otro gran tema que estuvo dando vueltas en el mercado todo el día es el canje que se realizará hoy para ver si Massa logra limpiar buena parte de los vencimientos de bonos en pesos que se concretan en los próximos noventa  días. Se sabe, Guzmán dejó como herencia vencimientos por nada menos que $621.037 millones en bonos en agosto, $1.11 billón en setiembre y $801.928 millones en octubre, y Massa (al estilo de Luis Caputo, el ex secretario de Finanzas de Mauricio Macri) ofrecerá hoy un bono dual para pagar todo lo que se pueda entre junio y septiembre de 2023.

Analistas calculan que el canje será exitoso por una razón bastante simple: el 60% de estos bonos está en manos de organismos públicos y bancos y el 40% restante se divide de la siguiente manera: 10% en manos de Fondos Comunes de Inversión, 8% en compañías de seguros, 4% en inversores extranjeros y 18% en inversores particulares. Eso plantea que $1,52 billón serían canjeados sin problema y los restantes vencimientos por $1,02 billón deberán decidir qué hacer.

Como endulzante, para que todos entren en la operación se ofrecerá un bono dual para postergar vencimientos de Lecer, Lepase, Ledes y Boncer, por tres bonos duales, que se pagarán según CER o dollar linked y que tendrán vencimiento en junio, julio y septiembre de 2023, en un llamado voluntario y que se podrá cobrar ajustado según la variación del dólar oficial o según la evolución de la inflación CER, lo que haya resultado más alto.

De todos modos, si queda remanente y quedan bonos sin canjear, este jueves se realizará la licitación habitual con los títulos que hayan quedado remanentes, y luego a fines de agosto, el lunes 29 precisamente se concretará un llamado nuevo, para seguir postergando y escalonando pagos que se deban ir enfrentando.

Los anuncios que vienen

Massa tiene también preparados otros anuncios para los próximos días. El jueves definirá con precisión cuáles son los aumentos y topes de consumo en agua, gas y electricidad. También se convocará a 1.900 empresas que supuestamente consiguieron renta inesperada con la pandemia y con la guerra para que adelanten el pago del impuesto a las Ganancias. Y, como broche del movimiento Massa se reunió con el embajador de EE.UU. en Argentina, luego de un desafortunado apoyo de Sabino Vaca Narvaja, que desde la embajada argentina en China apoyó a ese país en contra de EE.UU.

También se conoció ayer que la Ciudad de Buenos Aires registró en julio una inflación del 7,7%, la variación más alta desde que lleva ese cálculo. Y esta semana todo el mundo estará pendiente de los IPC del mes pasado: el miércoles se conoce el de EE.UU. y el jueves el dato nacional del Indec. Tras el gran dato de empleo que tuvo EE.UU. el mes pasado, muchos temen que la Fed aplique una suba importante en su tasa corta ni bien se conozca la inflación norteamericana, pero las tasas largas de los bonos del Tesoro  retrocedieron (hasta 2,9% anual a 5 años, 2,7% a 10 años y 3% a 30 años) y detrás de eso el dólar global estuvo con debilidad: bajo 1,3% en Chile, 1,2% en Brasil, 0,8% en México, 0,1% contra la libra y el euro y no cambió contra el yen.

Y a nivel local, con el Banco Central perdiendo otros US$ 56 millones en las reservas, los dólares estuvieron bastante tranquilos, con los oficiales subiendo un poco más rápido y los libres achicando valores apenas. El dólar turista subió $1,05 hasta $245,86, el blue bajó $1 hasta $292, el MEP subió 18 centavos hasta $278,94 y el contado con liquidación bajó 82 centavos hasta $283,76.  Por lo que la brecha entre el dólar oficial ye l blue siguió en 108% y la del CCL con el mayorista fue del 212%.

Dólar abajo, commodities  arriba

La debilidad global del dólar permitió un buen día para las commodities, que se movieron sin tanto temor a la recesión global como sucedió la semana pasada. Así hubo un repunte del 2,5% para el petróleo, los metales preciosos siguieron muy firmes, los metales básicos actuaron mixtos, en Chicago los granos estuvieron sostenidos (bien el trigo), en Rosario hubo una suba consistente para la soja, algo menos para el trigo y baja para el maíz. Pero la fiesta del día provino nuevamente de las criptomonedas, con suba del 4,3% para el Bitcoin y aumentos de hasta el 8% en el resto de los valores del panel.

A nivel títulos, la Bolsa de Nueva York estuvo neutra, esperando el dato de inflación y la movida de la Fed. Hubo un día muy firme para las bolsas latinoamericanas (México subió 1,3% y San Pablo 1,8%). Y esta vez la Bolsa de Buenos Aires fue la mejor de todas, con $1.783 millones operados en acciones y $5.586 millones en Cedears, con lo que el índice S&P Merval subió 2,4%, con avance en bloque de hasta el 6,4% para los ADR argentinos (con YPF, Macro, Despegar, Bioceres, TGS y Telecom a la cabeza, y sólo hubo una baja del 3,6% para Edenor).

A la espera de este canje, y del nombramiento del número dos de Economía, los bonos argentinos volvieron a tener una buena jornada, con el doble de volumen operado y subas de hasta el 6% en varios papeles: el banco Barclays emitió un comunicado en el que dijo que tanto las acciones como los bonos argentinos tienen precio de regalo, y se haga o no una reestructuración, está a la vista un cambio de Gobierno y eso les garantiza que más tarde o más temprano lograrán tener un valor mucho más cercano a la realidad.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés