El Economista - 70 años
Versión digital

dom 03 Jul

BUE 8°C
Versión digital

dom 03 Jul

BUE 8°C
Recomendaciones de Adcap Grupo Financiero

En qué invertir el aguinaldo

Desde Cedear de acciones o ETF, hasta bonos corporativos e instrumentos que brinden cobertura ante la inflación, como los bonos CER

En qué invertir el aguinaldo en 2022
En qué invertir el aguinaldo en 2022
01-06-2022
Compartir

Por Adcap Grupo Financiero

Se acerca la fecha de cobro de la primera cuota del sueldo anual complementario, más conocido como aguinaldo. 

Los trabajadores formales que tengan ese dinero extra depositado en sus cuentas en este mes de junio, lo pueden invertir y generar, de esa manera, una rentabilidad, algo muy importante, sobre todo en el contexto actual de alta inflación, que debilita el poder adquisitivo del peso argentino.

A nivel local, no vislumbramos un salto cambiario abrupto. Estimamos que el ritmo de devaluación oficial se mantendrá de forma sostenida alrededor del 4% durante la segunda mitad del año. Sin embargo, por la inercia que indican los últimos datos de la inflación núcleo, el aumento generalizado de precios continuará.

En 2020 y 2021, de acuerdo a la encuesta que realiza el Banco Central entre economistas, la inflación esperada solía estabilizarse hacia mediados de cada año. Pero en este 2022, vemos que las expectativas están todavía lejos de estar ancladas. 

El último relevamiento del BCRA arrojó 65,1% anual y quedó “viejo” esa misma noche, al conocerse el aumento en combustibles que adicionará 0,5 punto más a la cifra de mayo. Algunas consultoras privadas ya estiman una inflación de entre 70% y 80% para 2022.

inflacion-4 (1)
Algunas consultoras privadas ya estiman una inflación de entre 70% y 80% para 2022

En este contexto de expectativas de inflación en aumento, los bonos linkeados al CER venían teniendo una fuerte “outperformance” por sobre prácticamente cualquier otro activo desde septiembre de 2021, cuando habían sido castigados al mismo tiempo que se disparaba el Contado con Liquidación (CCL). Esto duró hasta fines de marzo, cuando el BCRA aumentó el ritmo de devaluación hacia el nivel del 60% anualizado, revitalizando a los bonos Dollar-Linked que venían quedando tan rezagados.

  • Desde fines de abril, los Boncer -los bonos ligados al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia)- experimentaron una fuerte corrección en las tasas reales que combinó, no sólo la toma de ganancias mencionada sino un aluvión de ventas por rescates para pagos de impuestos de los fondos comunes de inversión (FCI) que habían cargado mucha cobertura de este tipo.

Luego de esta corrección, vemos mucho valor en el tramo medio de la curva, donde los Boncer que vencen en 2024 ya ofrecen tasas reales de alrededor del 4%.

Ante la disyuntiva de protegerse vía dólares o vía inflación, parece relevante señalar que el Boncer 2024, si se mantuviera en niveles del 4%, dado el sustancial devengamiento por la alta inflación, conserva el valor del capital en dólares con la brecha aumentando hasta el 87%. Esto es con el dólar alcanzando un nivel de $260 hacia fines de septiembre.

Cartera diversificada de fondos

Creemos que una buena alternativa para diversificar la inversión a partir del cobro del aguinaldo de mediados de año es mediante el armado de una cartera combinada de fondos comunes de inversión (FCI).

La cartera recomendamos que sea bien diversificada, con mayor exposición en instrumentos que brinden cobertura por inflación, y un porcentaje también balanceado entre cobertura por devaluación y devengación de tasas. De esta manera, el inversor puede captar el mayor retorno potencial dentro del actual entorno macroeconómico.

Ya que consideramos que los retornos superiores estarán concentrados en los fondos CER, recomendamos el FCI Adcap Balanceado II (T+2), que ofrece cobertura por inflación, con un rendimiento anualizado cercano al 58%. Este fondo permite captar tasas reales positivas y mantener una posición defensiva; se focaliza en activos soberanos muy líquidos ajustados por CER.

Aquellos inversores más conservadores que quieran ganarle al tradicional plazo fijo, tienen la opción del FCI Adcap Pesos Plus (T+1), con devengamiento de tasa. En lo que va de 2022, este fondo tiene un retorno acumulado del 18%.

Creemos también que una cartera bien diversificada debería tener cobertura por devaluación. En este sentido, una porción de los ahorros puede colocarse en el FCI Adcap Retorno Total (T+2), un fondo que invierte en activos dollar linked.

Bonos corporativos para diferentes perfiles

Los bonos emitidos por empresas para financiarse en el mercado de capitales se han desacoplado de los títulos soberanos, debido a que la performance operativa y financiera de las compañías es muy buena. Es decir, los inversores ven con muy buenos ojos al management de las empresas locales, y además, éstas tienen actualmente niveles de deuda muy bajos. 

  • Para una cartera conservadora de individuos de corto plazo, los bonos que recomendamos son el de Tecpetrol que vence en 2023, el de Pan American Energy con vencimiento en 2027, y las ON (Obligaciones Negociables) en dólares de Vista Oil & Gas.

Para complementar con un instrumento más agresivo, los inversores pueden optar también por el bono de YPF que vence en 2024. La lámina mínima es de US$ 1.000.

Para los arriesgados: oportunidades en acciones y ETF

Luego de dos meses de subas entre febrero y marzo, las acciones argentinas están experimentado una corrección bajista desde abril, y creemos que a nivel local, las expectativas no son alentadoras para el resto del año, aunque las valuaciones de las empresas se encuentran en valores históricamente bajos.

Si bien las acciones podrían tener una leve mejora con un contexto externo más favorable, Argentina se encuentra envuelta en dinámicas propias, por lo que creemos que se necesita no solo un escenario político benigno, sino una recuperación económica, y sobre todo, una recuperación de la confianza para disminuir el riesgo país, y que todo esto habilite una suba de precios sostenida en el tiempo.

Por eso, creemos que es mejor apostar por Cedear de ETFs (Exchange Traded Funds) en el mercado local, dolarizando los ahorros y a su vez, diversificando riesgos, con un capital inicial mínimo recomendado de entre $5.000 y $10.000.

Los temores por la inflación, luego por la guerra y ahora por el crecimiento global han impactado en el mercado estadounidense, donde el indicador de referencia S&P 500 acumula una caída del orden del 20% desde su máximo del 4 de enero. Sin embargo, la bolsa siempre da revancha, e históricamente, para quienes pueden aguantar la inversión, los índices son la mejor manera de capturar rentabilidad de largo plazo.

  • Optaríamos por el SPDR S&P 500 (SPY AR), un portafolio que representa las 500 acciones que componen el índice S&P 500 y que paga dividendos de manera trimestral.

Por otro lado, un instrumento que ofrece un refugio ante la inflación global es el ETF Energy Select Sector (XLE AR), formado por empresas estadounidenses de alta capitalización bursátil que desarrollan y producen petróleo crudo y gas natural, o proveen servicios a empresas de estas industrias.

Alternativamente, el sector bancario de los Estados Unidos podría tener una mejor performance relativa que otros sectores por el contexto de aumento de tasas de interés. El Financial Sector Select (XLF AR), que contiene firmas de servicios financieros cuyos negocios varían desde administración de inversiones a banca comercial o banca de inversión, puede ser también una excelente opción de inversión.

Pero con una mirada de largo plazo, algunos Cedear de empresas individuales estadounidenses se encuentran en precios atractivos de entrada.

Una de estas compañías es Coinbase, la mayor plataforma de intercambio de criptomonedas del mundo, con más de 90 millones de cuentas, comparada por ejemplo con Fidelity, el mayor broker en Estados Unidos, que tiene 33 millones de cuentas abiertas. 

  • Sus acciones se han desplomado por una combinación de causas, como las caídas de precios en el sector cripto, además de haber publicado resultados que reflejan que están invirtiendo en crecimiento y sacrificaron algo de las ganancias temporariamente, lo que se sumó a la gran baja del índice tecnológico Nasdaq.

screenshot_13
La acción de Coinbase (Coin) cae más de 70% en 2022

Sin embargo, para una persona que invierte a largo plazo y que puede dejar de mirar esta acción por 3 años, Coinbase es una compañía muy recomendable. Su capitalización cayó de US$ 100.000 millones a poco más de US$ 16.000 millones.

Por otra parte, aunque existe una probabilidad que no hayamos visto todavía los mínimos en el indicador S&P 500, para los inversores concentrados en el mediano y largo plazo, definitivamente hay oportunidades interesantes dentro del sector de crecimiento. 

  • En las compañías que trabajan en cadena de bloques, en la nube, en semiconductores y en biotecnología ya es momento de incrementar la exposición. Y los precios han caído lo suficiente como para que algunas acciones individuales estén atractivas.

En las empresas de alto crecimiento, generalmente se mira la capitalización de mercado y cuántos años de ventas implica. Una empresa de este tipo suele valer 8 o 10 veces las ventas. Por ejemplo, Snapchat está a 3 veces ventas valuada, y consideramos que ese precio es ridículamente barato. A largo plazo, es una compañía rentable y con mucho potencial.

Por último, Amazon es mucho más que un gigante del retail: es un conglomerado con muchas ventajas tecnológicas, como Amazon Web Services, desarrolla algoritmos de inteligencia artificial propios y tiene semiconductores especiales, por ejemplo. Es una compañía en la que es momento de entrar.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés