El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 11°C
Claves

Elon pide protección y Argentina sube como un globo

Con mercados externos alterados, Argentina logró una jornada en la que todos los indicadores fueron positivos.

Los dólares libres bajaron, los bonos subieron, el riesgo cayó al menor nivel de enero y la Bolsa subió a su mejor precio desde marzo de 2018.
Los dólares libres bajaron, los bonos subieron, el riesgo cayó al menor nivel de enero y la Bolsa subió a su mejor precio desde marzo de 2018. .
Luis Varela 25 enero de 2024

Con una tensión global que va en aumento, los mercados globales siguen alterados, el viento externo se va poniendo en contra y Argentina, en medio de un intento de cambio histórico, reacciona con números que sorprenden: los dólares libres bajaron, los bonos subieron, el riesgo país descendió al menor nivel de este año y de manera exultante la Bolsa de Buenos Aires y los ADR argentinos en Nueva York subieron al mejor nivel desde marzo de 2018.

Los números internacionales están siendo vapuleados por el Gobierno de China, que le dio la orden a su Banco Central de sostener a su mercado interno con una montaña incomprensible de dinero, en una crisis principalmente inmobiliaria que no se termina de digerir. Eso afecta al yuan, le quita poder de compra al mayor consumidor de commodities de todo el planeta y los mercados de materias primas entran en colisión. 

Y, al mismo tiempo, como si ese vórtice no fuera suficiente, hubo nuevos ataques hutíes en el Mar Rojo, volvió a complicarse el transporte de petróleo, por lo que en un mes y medio el barril de crudo saltó de US$ 68 a US$ 77, comprometiendo seriamente los planes de los principales bancos centrales del mundo en su pelea de más de dos años para frenar una inflación global que no frena. 

Y en una decisión que dejó a los europeos con la boca seca, el BCE decidió dejar su tasa base en el mismo lugar (4%, el máximo nivel desde que existe el euro), con la titular de esa entidad Christine Lagarde advirtiendo que "mantendrá los tipos en ese nivel el tiempo que sea necesario".

La ayuda monumental del banco central chino, a su vez, genera un desequilibrio comercial gigantesco, tanto que hizo que el multimillonario sudafricano Elon Musk advirtió que "sin barreras de protección, los vehículos chinos demolerán a sus rivales" y tras esa afirmación la cotización de la automotriz Tesla se hundió 12% hasta US$ 182 en Wall Street, por lo que en este momento cotiza como en octubre de 2020, cuando en octubre de 2021 llegó a superar los US$ 382.

Elon Musk Twitter X
 

El gran tema del financiamiento gigantesco chino, en un país con una economía que se desacelera y que tiene poder de compra, hace que el valor de varias materias primas clave también sean arrastradas por la caída: un producto esencial para el economía argentina como la soja se desplomó tanto en Chicago como en Rosario y está cotizando en su valor más bajo de los últimos tres años, por lo que el sueño de lograr una exportación récord con una cosecha muy abundante es puesto ahora en una procesadora por los analistas financieros.

El mercado local

Así y todo, a pesar de semejante cuadro de la economía externa, el mercado argentino tuvo este jueves una sesión para celebrar, con todos los dólares libres arrastrados a la baja, esencialmente por dos motivos: 

  1. Se decidió que desde el 1° de febrero el 80% de las MiPyMEs podrá acceder al mercado de cambios para cancelar la totalidad de las deudas comerciales con el exterior. 
  2. Había expectativa en lo que se anunciara después del cierre en la nueva licitación del Bopreal, el bono para postergar la deuda con los importadores. 

Todo eso impulsó a los bonos y le dio más aire a la Bolsa porteña, que sigue flotando como si fuera un globo que se le escapó a un chico y va hacia el cielo.

Toda esta situación se está dando con diferentes resultados en los principales bloques económicos mundiales. China desacelera, Europa está estancada y con chance recesiva y EE.UU. va hacia un aterrizaje suave. Y todo eso está pendiente, después de la reunión del BCE, de lo que decida la Fed el martes y miércoles próximo en su reunión de dos días de enero, donde seguramente dejará inmóvil su tasa base en 5,5% anual, con todo el espectro económico discutiendo cuándo empezará a bajarla de esa altura. 

Por ahora, las tasas largas de EE.UU. declinan y se aplanan: se pagó 4,8% anual a 1 año de plazo, 4% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,4% a 30 años, es decir se paga cada vez más parecido en los plazos más cortos y los largos. Y con eso, en el exterior el dólar global subió 0,5% contra el euro, 0,3% en China, 0,2% en Japón y contra la libra, no cambió en México y bajó 0,1% en Chile y 0,2% en Brasil.

En el mercado cambiario argentino, mientras el Gobierno acelera las negociaciones para conseguir dictamen de la ley ómnibus el martes próximo, el BCRA pudo comprar, con un dólar exportador de $ 953,16, nada menos que otros US$ 199 millones en el mercado, con ya 32 ruedas al hilo con compras. 

Dólar blue milei
 

Pero atención: al final del día jueves la autoridad monetaria pudo sumar apenas US$ 11 millones a las reservas, lo cual significa que le está abriendo los dólares a los importadores para que la economía no entre en una recesión aguda. Con ese resultado, más el permiso a las MiPyMEs, el dólar blue bajó $10 hasta $1.245, el Senebi bajó $3,50 hasta $1.285,50, el  MEP bajó $11,74 hasta $1.231,59 y el contado con liquidación bajó $13,02  hasta $1.285,59. 

  • La brecha entre el oficial y el blue fue del 43% y la del CCL con el mayorista fue del 56%.

En tanto, los títulos argentinos tuvieron un buen recorrido. Sin un volumen destacado, los bonos recuperaron otro 1,2% y el riesgo país cedió 27 unidades hasta 1.870 puntos básicos, el menor nivel de todo enero, lo que no es poco.

En cuanto a papeles privados, a pesar de los derrumbes de Tesla y de Boeing, la Bolsa de Nueva York logró una nueva suba, con alza del 0,6% para el Dow, del 0,5% para el S&P y del 0,2% para el Nasdaq. En tanto que hubo una suba del 0,2% en la Bolsa de San Pablo y un avance del 1,5% en la de México.

VOLARON las acciones

Pero, lejos, lo mejor de todo estuvo en el mercado bursátil local. Mientras el Gobierno negocia con todo el mundo para que la Ley Ómnibus pase sí o sí, y después de que el paro de la CGT reuniera en la plaza del Congreso a 2% de la población, pero con un fracaso absoluto en el comercio, ya que solo el 4% de las tiendas dejaron de trabajar, la decisión por comprar acciones creció en intensidad, no solo en precios sino también en volumen. 

Con $30.598 millones operados en acciones y $25.991 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 2,7% (del 3,5% en dólares). 

Bolsa de Buenos Aires
 

Al tiempo que los ADR argentinos en Nieva York anotaron una suba en bloque del 1% al 9% para Supervielle, Francés, Central Puerto, Macro, Galicia, Telecom, UPF, TGS, Pampa E, Cresud, Despegar, IRSA, Edenor, Loma Negra y Bioceres, con baja del 2% para Mercado Libre.

¿Es todo esto consistente? 

Por supuesto dependerá de lo que puedan hacer los intereses políticos y los dueños de kioscos que hacen lo que sea para que la decadente argentina siga existiendo. Pero también está muy atado a lo que ocurra con el valor de las commodities, ya que de allí deberá sacar el país los dólares que irá necesitando para seguir actuando performing en el pago de las deudas. Y los commodities se movieron como en una coctelera. Hubo suba del 2,7% para el petróleo. Los metales preciosos estuvieron en alza. Los metales básicos actuaron mixtos. En Chicago y Rosario el maíz y el trigo aguantaron, pero la soja cayó entre 1,6 y 2,5%, a niveles no vistos desde 2020.

Y donde también hubo mucho nervio fue en el panel cripto: el Bitcoin pudo subir 0,3% pero hubo bajas de hasta el 3% para el resto del panel. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés