El Economista - 70 años
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C
Día atípico

El oficialismo se complica y los ADR subieron fuerte

Con manifestaciones masivas en contra del acuerdo con el FMI, los ADR argentinos saltaron hasta 10% en la Bolsa de Nueva York

Los inversores creen que el kichnerismo no podrá ganar en 2023
Los inversores creen que el kichnerismo no podrá ganar en 2023 Archivo.
Luis Varela Luis Varela 24-03-2022
Compartir

En un día absolutamente atípico por la conmemoración del Día de la Memoria contra el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, con feriado local y marchas absolutamente masivas (en general del peronismo, el kirchnerismo y la izquierda) manifestando más repudio al acuerdo actual con el FMI que con lo sucedido hace 46 años, los activos argentinos que cotizan en Nueva York vivieron un día de fiesta.

Con manifestaciones ya completamente expuestas de parte de Máximo Kirchner y de toda el ala que lo sigue, incluso la vicepresidenta, manifestándose decididamente en contra del programa aceptado por el Gobierno, la lectura que hicieron los inversores fue unívoca: “El Frente de Todos está roto y no hay absolutamente ninguna posibilidad de que logren renovar mandato en 2023", e inmediatamente se lanzaron a comprar ADR argentinos que cotizan en Nueva York, que anotaron subas en bloque de hasta el 10%.

Incertidumbre en todas partes

Más allá de estos aumentos, durante  todo el día, tanto en el mercado local como en el exterior, lo que más reinó fue la inestabilidad y la incertidumbre. El foco global de las tensiones, por supuesto, estuvo enfocado en la invasión rusa en Ucrania, y en todas las trabas económicas a los flujos de productos que provienen de esos dos grandes proveedores, con Vladimir Putin realizando todo tipo de maniobras para escapar las sanciones económicas que le vienen aplicando cada vez más naciones.

La inteligente medida que tomó el líder ruso fue exigirle a los que le compren gas o petróleo a Rusia le tengan que pagar en rublos. Esto fue un día después de que la Unión Europea decidiera cortar con las compras de energía a los rusos, pero con Alemania todavía indefinida, ya que es muy dependiente de los fluidos que vienen desde el mercado ruso. El resultado de esta movida de Putin determinó un repunte en el valor del rublo y en una baja para el precio del petróleo.

Sin embargo, los movimientos de Putin no tuvieron impacto en el mercado cambiario mundial, donde el dólar norteamericano volvió a fortalecerse. Hoy ,en el exterior el dólar saltó 1% contra el yen (que fue a su menor valor en siete años), y avanzó 0,2% contra la libra y 0,1% contra el euro y el real, pero bajó 0,4% en Chile y cedió 0,6% en México. Y lo quizás más llamativo del día fue que pese a advertencias de Jerome Powell sobre encarecer el dinero corto, la tasa larga de EE.UU. se siguió aplanando: 2,4% anual a 5 años, 2,4% a 10 años y 2,5% a 30 años.

Mientras el fondo de inversión BlackRock advirtió que Rusia está terminando con la globalización, Putin consiguió estabilizar un poco su desastre financiero. 

  • El precio del dólar en Rusia había subido de 75 a 143 rublos y hoy se negociaba a sólo 97 rublos, al tiempo que reabrió la Bolsa de Moscú, tras casi un mes cerrada, con un repunte del 4,4%, que igualmente la ubica 40% por debajo del valor que había alcanzado en octubre del año pasado.

En el medio de estos movimientos, el presidente de EE.UU. viajó a Bruselas, donde hubo un plenario de la OTAN, donde se ratificó la unión y la continuidad de más medidas en contra de Moscú, al tiempo que se seguirá dando apoyo de armamentos al gobierno de Ucrania, que a nivel terrestre está resistiendo los avances rusos y que sólo sigue sufriendo por misiles que llegan vía aérea, mientras el presidente Volodomir Zelenski está negociando con el exterior formas de protección para frenarlos.

En este contexto nadie sabe cuál puede ser el curso y mucho menos la extensión de la guerra, y todavía menos las derivaciones. 

  • Y, como si todo esto fuera poco el dictador Kim Jong-un lanzó desde Corea del Norte un misil intercontinental (según dijo como una prueba), en lo que fue considerado como una grave amenaza que fue declarada como una violación al Consejo de Seguridad de la ONU.

La volatilidad se acentúa

Todo esto sigue generando altísima volatilidad y completa incertidumbre en las commodities, más por desconocimiento por los niveles de oferta que por la consistencia de la demanda, de un mundo que ya parece estar dirigido a un crecimiento en plena desaceleración. Así, las materias primas mostraron derivaciones: el petróleo bajó 2,7%, los metales básicos están con resultados desquiciados (con grandes subas y bajas), los granos anotaron en Chicago valores en descenso (sin actividad en Rosario por el feriado). Y las posiciones refugio sigue actuando de manera sostenida, con subas del1 al 4% para los metales preciosos y las criptomonedas.

Frente a esto, las bolsas mundiales fueron variando a medida que fueron cambiando los husos horarios. Las bolsas asiáticas y las europeas terminaron con bajas no demasiado importantes; Moscú, como ya dijimos, reabrió con subas, y la Bolsa de Nueva York sigue imparable, al lograr una nueva mejora del 1,5%, con subas algo menores en los mercados bursátiles latinoamericanos.

Los papeles argentinos

La gran sorpresa del día fue el resultado que tuvieron las acciones argentinas que se negocian en Nueva York, que anotaron subas de hasta el 10%, con Cresud, TGS, Telecom, Galicia y Francés como las más elegidas. Y con un solo papel con descenso: Bioceres, que perdió 1,5%.

¿Podrán convalidarse en la apertura de mañana los buenos precios logrados hoy por las acciones argentinas cuando el mercado vuelva a operar? Probablemente el que pase una noche muy tensa sea el ministro de Economía, Martín Guzmán, con toda el ala kirchnerista en pleno pidiendo que sea separado del Gobierno. Hoy, desde París realizó varias reuniones con áreas energéticas, buscando que no falte la provisión de gas en invierno. Pero sus ojos estarán puestos hoy en el directorio del FMI: el board de ese organismo deberá terminar de dar el "sí" al programa acordado con Argentina.

Guzmán compartió panel con Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia y Andrés Arauz, ex candidato presidencial de Ecuador
El ala kirchnerista reclama que Guzmán sea separado del Gobierno

¿Qué es lo que más espera Guzmán? ¿El "sí" o los US$ 9.600 millones que le llegarán inmediatamente, luego de que el aval del FMI sea confirmado? La inquietud del ministro no es ingenua: en las últimas ocho ruedas los dólares financieros libres acaban de anotar un fuerte salto de $15, ya alcanzaron al dólar blue, se acerca el momento del pago de sueldos y, si esa presión no cesa, puede sobrevenir un abril con presión cambiaria, con un BCRA que por ahora tiene reservas líquidas negativas.

En esta nota

FMI

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés