El Economista - 70 años
Versión digital

mie 21 Feb

BUE 26°C
Claves

El dólar local se tranquiliza, pero los títulos no levantan

Debutó el Bopreal 2, eso sigue sacando pesos del mercado y los dólares libres aflojaron. Pero las acciones caen, los bonos bajan y el riesgo sigue subiendo.

Los ADR criollos derraparon feo en Wall Street
Los ADR criollos derraparon feo en Wall Street EE
Luis Varela 08 febrero de 2024

Los sucesos del día estuvieron fuertemente concentrados en el temporal que cayó sobre la Ciudad de Buenos Aires y en el corte de subsidio del transporte desde la Nación a las provincias, lo cual fue considerado como una venganza por los gobernadores, tras el fracaso de la Ley Ómnibus. 

Y frente a esos dos fuertes elementos de presión, el mercado financiero tuvo una reacción mixta: los dólares libres bajaron (en parte gracias a la primera colocación de la serie 2 del Bopreal, el título para los importadores), pero desde el lado de los títulos el clima fue negativo, ya que los bonos bajaron, el riesgo subió y la peor parte se la llevaron las acciones, con más bajas a nivel local y descenso en bloque para los ADR argentinos en Nueva York.

Si bien la situación no se ha tornado dramática, el freno a la Ley Ómnibus provocó esencialmente tres señales que muestran que el clima inversor cambió por completo: en las últimas ruedas los bonos argentinos bajaron más del 3%; esta misma semana, en vísperas de los feriados de carnaval lunes y martes, el índice Merval de la Bolsa porteña se derrumbó nada menos que 15,2% y como tercer elemento destacado el BCRA compra dólares en el mercado pero al final del día no logra sumar reservas, por lo que pareciera que hay que esperar un poco más de dos meses para que empiece a liquidarse la cosecha gruesa y, con eso, tener más fondos en la autoridad monetaria.

Mientras esta Argentina empobrecida va transitando día a día de la manera que se puede, las situaciones de los diferentes bloques económicos globales también muestra un panorama variopinto: China desacelera, Europa se estanca, pero EE.UU. sigue creciendo sin parar. 

Con una política laboral ultra-flexible ("teléfono para la CGT"), el número de estadounidenses que pidieron ayuda por desempleo cayó más de lo esperado en la última semana, la economía está muy sólida, tanto que el presidente de la Reserva Federal de Richmond, Thomas Barkin, salió a decir que es "sabio" tomarse un tiempo para los recortes de tasas de interés. 

Inmediatamente detrás de semejante declaración siguió el repunte de las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,9% anual a 1 año de plazo, 4,1% anual a 5 años, 4,2% anual a 10 años y 4,4% anual a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar global subió contra todo: 1,4% en Chile, 0,8% en Japón, 0,6% en México, 0,5% en Brasil y 0,1% contra la libra y en China, y no hubo cambio únicamente contra el euro.

El dólar en Argentina 

A nivel local, con el dólar exportador a $952,80, el BCRA pudo comprar US$ 99 millones en el mercado, pero al final del día la autoridad monetaria perdió reservas por US$ 35 millones.

Y, mientras se concretó la primera licitación de la serie 2 del Bopreal, el bono para los importadores, gracias a 349 ofertas, que le permitieron al Gobierno colocó Bopreal por US$ 271 millones, el mercado cambiario actuó con total tranquilidad. 

Tras el fracaso de Ley Ómnibus, el ministro de Economía Luis Caputo negó que haya retraso cambiario por el crawling peg del 2% con una inflación de más del 20%. Y lo cierto es que en las transacciones del día el dólar oficial que se negocia en los contratos del Rofex perdió precio, ya que se transó para fin de febrero $845,60, para fin de marzo $883 y para fin de abril $991, momento en el que ya estarán entrando las divisas por soja y maíz.

Con eso, con el chiquitaje muy necesitado de pesos para pagar cuentas con precios altísimos, el dólar blue cayó $25 hasta $1.145, mientras que el Senebi cayó $16,52  hasta $1.250,67, el MEP bajó $10,91 hasta $1.194,98 y el contado con liquidación cayó $16,56 hasta $1.250,94.  Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 30% y la del CCL con el mayorista fue del 51%.

Pero a pesar de la gran tranquilidad cambiaria, los títulos argentinos fueron heridos y no levantan cabeza. 

Con clima ultra selectivo (con salto del 15% en algunos papeles y caída del 17% en otros) y con volumen operado intermedio, los bonos argentinos perdieron otro 0,5%, por lo que el riesgo país subió otras 28 unidades hasta 1.956 puntos básicos, situándonos cada vez más lejos de los 800 puntos que se requieren para volver a tener acceso a los mercados internacionales de crédito voluntario, y eso pone por delante un mapa con una gran chance de obligada reestructuración de deuda.

Bolsas mixtas en el mundo

En cuanto a los papeles privados, a pesar de la suba de tasas largas, algunos balances trimestrales entraron con resultados aceptables y la Bolsa de Nueva York pudo salvar la ropa, pero apenas, ya que el Dow y el S&P subieron 0,1% y el Nasdaq mejoró 0,2%. 

En tanto que la Bolsa de San Pablo bajó 1,3% y la de México cedió 1,7%, con todo el mundo preocupado por los graves problemas que viene mostrando la economía china, y su posible impacto sobre el valor mundial de las commodities.

La lluvia que cayó sobre Buenos Aires, con una cantidad de agua caída en dos horas en una proporción que normalmente caería en todo un mes, es posible que haya algún desahogo para la cosecha, que viene con problemas de rendimiento por la extensión de la sequía. 

Pero con la Ley Ómnibus archivada, y con una especie de guerra declarada entre Javier Milei y los gobernadores, los papeles privados siguen sintiendo el impacto, tanto que el mercado bursátil porteño fue otra vez el peor de todos. 

Con $25.171 millones operados en acciones y $26.737 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó otro 3,2%. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York fueron contundentes, ya que hubo una suba para Mercado Libre, pero luego bajas en bloque del 1% al 7% para Edenor, Supervielle, Cresud, Galicia, Macro, Francés, Telecom, Bioceres, TGS, IRSA, Central Puerto, Loma Negra y Pampa E.

Wall Street
 

Debajo de todo esto, hay mucha intranquilidad mundial, con focos geopolíticos en guerra que no cesan. Zelensky acaba de cambiar al jefe de sus fuerzas armadas y los hutíes siguen trabando el mar Rojo De ahí que se vio un nuevo salto del 3,2% para el petróleo, con metales preciosos y básicos mixtos, granos con marcados descensos sobre todo en Chicago. Y lo que volvió a levantar cabeza fue el mundo cripto: como la inflación mundial puede sostenerse, y generarle problemas a los bancos centrales grandes, hubo un nuevo salto del 4,1% para el Bitcoin, con subas aún mayores en algunos otros valores de ese panel.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés