El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 29°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 29°C
Panorama

Ebullición con una foto que recién se empieza a revelar

Con volúmenes operados altísimos, tanto los bonos como las acciones de Argentina sobresalieron ayer de todo el espectro.

Los titulos públicos acumulan una suba del 50% en siete meses. El mercado cambiario estuvo relativamente tranquilo.
Los titulos públicos acumulan una suba del 50% en siete meses. El mercado cambiario estuvo relativamente tranquilo.
Luis Varela Luis Varela 22-12-2022
Compartir

En una noche de los años ´80, cuando los celulares eran algo imaginado en "Volver al Futuro", un auto volvía volando, al límite desde el foco de la noticia hacia el diario. El chafirete le metía pata, la edición estaba por cerrar. El cronista y el fotógrafo volvían a la redacción a última hora, se les iba la noticia. Las pulsaciones eran intensas: "¿Tenés la foto?", le preguntaba el escriba. "Sí, creo que sí, te juro que sí, pero en un rato te digo"...

Mucha gente joven que no vivió aquellos tiempos, que se perdieron a Kempes y Fillol en el 78, quizás no entiendan del todo el momento. Pero un fotógrafo viejo, que todavía anda con su máquina al hombro, de esas que tienen rollos con negativos que luego deben ser revelados, dio ayer la imagen exacta, precisa de lo que se vivió ayer en el mercado financiero argentino.

Todo voló, los volúmenes operados, los precios de las acciones y de los bonos, hubo una relativa tranquilidad cambiaria, y el riesgo país bajó al menor nivel desde el 10 de junio pasado: ¿Es cierto esto? Y el fotógrafo dio en el clavo: "Estamos en una situación parecida a la del cuarto oscuro de revelado, como si todo lo que vemos se tratara de una especie de negativo que se irá aclarando de a poco, y la imagen comenzará a aparecer de manera lenta. Estamos viendo lo que se ve ahora y recién para Reyes sabremos qué hay realmente".

Un día positivo afuera

El día fue positivo en los mercados externos, hubo una muy buena señal desde China, ya que se informó que no tuvieron ni un solo muerto por Covid, las commodities volvieron a repetir precios muy sostenidos y, con eso, América Latina, proveedora de materias primas vuelve a respirar con alivio y Argentina resurge de entre las cenizas.

En el mercado internacional están casi en una pausa. La Fed estará en silencio hasta febrero. Su titular Jerome Powell ya habló: dijo que la tasa corta será del 5,1% anual durante todo 2023 y que recién habrá bajas en 2024. Pero habrá que ver qué pasa con los índices de inflación de diciembre y de enero y con los números de empleo. Por ahora, este año ya se fue, se viven las últimas ruedas. Está todo jugado: las acciones y los bonos tuvieron caídas tremendas, del 15 al 30% en el año. ¿Pueden bajar más? Los bancos de inversión dicen que si, afirman que los osos seguirán reinando, y que no habrá pasto para los toros. Pero ayer Wall Street no los escuchó, fue para arriba.

La movida de Japón

El patrón monetario global fue alterado en la apertura del martes por Japón, que movió sus tasas largas. Por eso, ayer hubo resquemores en varios países: hubo bajas en los precios contado de los bonos de Gran Bretaña, Japón y Corea del Sur, y mejoraron por fin los bonos de Brasil. Las tasas largas de los bonos de EE.UU. casi no se movieron: se pagó 4,6% anual a 1 año, 3,8% a 5 años, 3,7% a 10 años y 3,7% a 30 años. Y con eso, en el exterior el dólar subió 0,7% contra la libra, 0,5% contra el yen y 0,3% contra el yuan, no cambió contra el euro y bajó 0,1% en Brasil, 0,8% en México y cayó 1,8% en Chile.

A nivel local, con el BCRA comprando US$ 52 millones en el mercado gracias al dólar soja 2.0, un pago al FMI determinó que las reservas de la autoridad monetaria cayeron US$ 746 millones. En Massa y en Rubinstein hay gran inquietud: hoy mismo vota el directorio del FMI para liberar casi US$ 6.000 millones en DEG, que serán dólares que entran y se van rápido, para que el país siga entubado al oxigeno del Fondo, para no caer en default.

Esta situación se da en un día en el que el Indec y las consultoras advierten que la economía se frena, que vamos a una recesión con inflación. El Indec informó que la tasa de desocupación subió al 7,1% en el tercer trimestre, cuando en el trimestre anterior había sido del 6,9% (hace un año era de 8,1%). Y según Fiel, la industria cayó en noviembre, y redujo su crecimiento de 2022 a 3,4%.

El rumbo del dólar

Con eso, el crawling peg sigue girando y convierte al peso argentino en la moneda más devaluada del mundo. En lo que va del año el dólar oficial sube 67,3%, más de 20 puntos menos que la inflación. Y ayer, mientras el dólar mayorista sigue empujando (es el dólar que más sube en diciembre, 4,2%), ayer el dólar blue bajó $1 hasta $325 y el MEP bajó $2,14 hasta $322,87. Pero los dólares fuga volvieron a dar la nota: el dólar Qatar subió 96 centavos hasta $362,32, el Senebi saltó $8,78 hasta $339,18  y el contado con liquidación saltó $4,13 hasta $334,61. Por lo que la brecha entre dólar oficial y blue fue del 79% y la del CCL y el mayorista fue del 92%. Todo con menos reservas y con el BCRA chupando de los bancos depósitos por $ 5.085 millones en Leliq cortas y $13.845 millones en Notaliq a seis meses.

La situación de tasas largas estables en EE.UU. hicieron que Wall Street tuviera un buen día. "Papá Noel trae algo después de un año durísimo", repetía un operador. Es que Nike saltó por los aires, 12%, por haber anunciado fuertes ventas de lo que le había quedado. Y en índice de confianza del consumidor mejoró en diciembre, hasta 108,3 puntos desde 101,4 de noviembre. Pero ojo que el sector viviendas cayó por décimo mes consecutivo, a mínimos de dos años y medio. Todos están convencidos de que hay recesión, pero no se sabe todavía de cuál es la profundidad. Las tasas hipotecarias subieron mucho (7,7% anual, desde 2%), y con eso mucha gente que tiene deudas hipotecarias, se encuentra con cuotas más altas que les baja el nivel de consumo en otras cosas. Tanto que algunos analistas advierten que puede sobrevenir una crisis por eso, como en 2008.

Argentina mejor que el resto

Pero en Argentina la situación fue completamente diferente, los títulos volaron, tanto los bonos como las acciones. En promedio, los títulos públicos se siguen recuperando desde el infierno, ayer ganaron 2% y suben 45% en los últimos 80 días. Sus paridades fueron desde US$ 20 a US$ 28. Y con eso el riesgo país argentino bajó otras 32 unidades, hasta 2.081 puntos básicos, el menor nivel desde el 10 de junio último.

Y con las acciones la fiesta fue total. Mientras en Nueva York hubo una suba del 1,5% para el S&P y el Nasdaq y del 1,6% para el Dow, con un alza del 0,6% en la Bolsa de San Pablo y del 0,5% en México, en Buenos Aires la cosa fue muy seria. En pesos, se logró el volumen operado y el índice más alto de toda la historia. Con $7.019 millones operados en acciones (el mayor de todos los tiempos) y $6.805 millones en Cedears, el índice S&P Merval saltó 4,3%. Y no fue una fantasía local, ya que los ADR argentinos que cotizan en NY tuvieron una suba en bloque del 1% al 6,6% para TGS, Supervielle, Macro, Francés, Galicia, Edenor, Mercado Libre, Pampa E, YPF, Central Puerto, Bioceres y Loma Negra; con baja del 1,3% para Cresud.

Por supuesto, entre los analistas se quemaban las líneas de comunicación, con preguntas que iban de un lado al otro: ¿Por qué ocurre esto?, se preguntaban entre los especialistas. ¿Es por la menor inflación? ¿Es por la buena licitación de Massa? ¿Es por el fallo y por la baja de la candidatura de Cristina? ¿Es por toma de posiciones para pagar menos bienes personales? ¿Es por el campeonato mundial? ¿Es por la infantil puja de Alberto para que los jugadores festejaran desde el balcón de la Casa Rosada? ¿Es por el fallo de la Corte a favor de la Ciudad? ¿Es porque empezó el rally electoral?

Es difícil responder esas preguntas con certeza. Sólo se puede decir que ayer, por la ola de frío en el hemisferio norte y por 0 muertos por covid en China, el petróleo volvió a subir otro 2,6%. Los metales preciosos se quedaron quietos. Hubo un repunte para los metales básicos. Los granos mostraron subas tanto en la Bolsa de Chicago como en la bolsa de Rosario. Y en el panel cripto, el Bitcoin cedió 0,6%, con bajas de hasta el 3% en el resto de los valores del panel, salvo el Ethereum que sigue sostenido.

Las materias primas sostenidas benefician a América Latina y ayudan a la Argentina. ¿Durará todo esto? El viejo fotógrafo, con su cámara al hombro, sonreía luego de escuchar tantas preguntas sin respuesta. Y decía: ¿Esto es una foto que se está revelando, recién el Reyes empezaremos a saber cuál puede ser la imagen definitiva? Ahí sabremos si esta ebullición de fin de año es real, o si fue apenas una corriente de aire fresco que está esperando la llegada de las lluvias, y que termine de una vez por todas esta eterna sequía que está sufriendo Argentina. En el futbol ya terminó, y eso puede ser una bandera de largada.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés