El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Escenario

Balances: qué empresas elegir y qué compañías descartar

Un total de 44 de las 66 empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ya entregaron sus balances con cierre a junio.

Es un momento clave para estudiar y saber diferenciar la paja del trigo.
Es un momento clave para estudiar y saber diferenciar la paja del trigo.
15-08-2022
Compartir

Sin lugar a ninguna duda, la semana pasada fue un momento de fiesta para los toros y un momento de luto para los osos. Las tasas suben pero ofrecen plata quemada porque son negativas contra la inflación. Los bonos bajan, el riesgo país sube y las reservas del BCRA no crecen. La verdadera algarabía estuvo en las bolsas, que volaron en todas partes: hubo subas del 1 al 5% en San Pablo, México, Buenos Aires, Santiago de Chile, Nueva York, Madrid, Frankfurt e incluso en Tokio.

La inflación 0% en EE.UU. (con deflación en Brasil) plantea a los inversores altamente especulativos que la bomba de la Fed no será tan potente: hay tiempo para seguir jugando con los negocios bursátiles y los precios de las acciones entraron en ebullición, tanto que el Standard & Poor's 500, el índice más diversificado de la Bolsa de Nueva York, acumula un importante repunte del 17% en los últimos sesenta días.

¿Puede mantenerse la actual embestida de los toros? ¿Se meterán los osos en las cuevas, justo a las puertas de la llegada de los climas fríos en el Hemisferio Norte, donde vive el 78% de la humanidad? Por supuesto, todo dependerá de lo que ocurra con la inflación, con la respuesta de los bancos centrales, con más o menos subas de interés, y con situaciones de aterrizaje suave, recesión o depresión, según vaya sucediendo en cada región del mundo.

Algunos analistas advierten que esta corrida alcista es temporaria, porque una menor actividad económica global se sentirá aún más en los balances de las empresas (algo de eso ya se vio en los estados contables trimestrales a junio presentados en Wall Street). Piensan que el S&P 500, que en dos meses pasó de 3.663 puntos a 4.280 puntos en dos meses se planchará y que volverá a 3.100 puntos, lo cual significaría una drástica caída de más del 27%.

Por eso, el negocio con acciones, un lugar al que los inversores inexpertos siempre llegan tarde debe ser mirado en este momento con gran profesionalismo, con mucho detalle, porque comprar un papel que promete ser un unicornio soñado puede convertirse en una viruela del mono, y dejarnos llenos de ampollas, y con los bolsillos bastante resentidos.

La selectiva Bolsa porteña

Enfocándonos específicamente en la Bolsa de Buenos Aires la primera semana de agosto ofreció un panorama ultra selectivo y con posturas de inversión bien diferenciadas. En las diez ruedas operativas que se llevan desarrolladas este mes hubo, en promedio, un volumen operado de $1.728 millones operados en acciones argentinas y $5.500 millones en Cedears. 

Esto, en los hechos, significó que el monto operado en empresas extranjeras (que son posturas en dólares) fue 5,5 veces más alto que el negociado en acciones argentinas, que son castigadas por vivir en un país con alta presión impositiva, precios regulados, baja productividad y a los empresarios tomados como enemigos, en vez de entender que son los creaciones de riqueza y, sobre todo, los capaces de generar empleo.

Además, en estas diez ruedas de agosto la selectividad fue notable. Entre las acciones argentinas hubo subas del 13% al 35% en papeles como TGLT, Metrogas, Camuzzi, Agrometal, Costanera, Phoenix, Fiplasto, TGN, YPF, Gas Natural, Autopista del Sol y Transener. Y caídas del 3% al 9% en compañías como Siderar, Clarín, Celulosa, Capex, ByMA, Carboclor, Morixe, Polledo y San Miguel.

Pero atención: la selectividad con variaciones extremas no ocurrió únicamente con papeles locales: entre los Cedears, que son representaciones de empresas extranjeras, también hubo resultados extremos. En las diez ruedas operadas de agosto hubo subas del 7% al 32% en compañías como Mercado Libre, First Solar, Disney, Ark Innovation, American International, MSCI Brazil, General Electric y Banco Bilbao Vizcaya. Y al mismo tiempo hubo bajas del %3 al 14% en papeles como Johnson & Johnson, Chevron, AT&T, Exxon, Intel y Vodafone.

Por eso, es absolutamente necesario conocer cuáles son los estados contables que van entregando las empresas que cotizan y conocer sobre todo los números en detalle, ya que a través de apurones publicitarios se muestran titulares que insinúan que hubo resultados maravillosos, pero después, cuando se miran los números en profundidad, se comprende que la situación de la empresa es completamente distinta a lo que apareció en un título.

Todavía hay varias firmas que no cumplieron a rajatabla en tiempo y forma con los números que deben presentar en el mercado, lo cual debería impulsar a los inversores a tener cierta renuencia con los números que se presentan demasiado tarde, porque eso genera alguna desconfianza. Sobre 66 empresas que cotizan en el mercado local, hasta ahora 44 presentaron sus balances, y la semana pasada 33 compañías presentaron sus números en detalle, por lo que tenemos algunas cifras realmente frescas para ponerle bien el ojo.

Tiempo de balances

Si se compara lo sucedido en el segundo trimestre de este año contra igual lapso del año pasado, se obtiene que de lo presentado en la última semana once empresas pasaron de perder a ganar dinero: Aeropuertos Argentina 2000, Cablevisión, Camuzzi, Celulosa, Central Puerto, Electromac, Juan Semino, Metrogas, Telecom, Transener e YPF. Lo que pasa de perder a ganar siempre muestra un impulso porque promete un consistente cambio de tendencia.

Después hubo diez compañías que al menos en términos nominales aumentaron ganancias: Agrometal, Compañía Argentina Comodoro Rivadavia, Grimoldi, Havanna, Ledesma, Mirgor, Molinos Rio de la Plata, Pampa Energía, Papel Prensa y Polledo. No son todas demasiado elegibles porque hay muchos casos en los que la inflación les mordió los tobillos. Una empresa achicó ganancia nominal: Longvie, lo cual la desactiva por completo. 

Del otro lado, en números rojos, hubo cuatro compañías que achicaron pérdidas: Edenor, Gas Cuyana, Inversora Juramento y Transportadora Gas Norte. Aún en un subsuelo peor hubo seis casos en los que aumentaron pérdidas: ByMA, Central Urbana, Dycasa, Metrovías, San Miguel y Tglt. Y después, en algo que debe ser mirado hasta con lupa, hubo una empresa que directamente pasó de ganar a perder plata: Morixe.

Con esto, considerando las 44 cotizantes que ya cumplieron con la presentación de todos sus números en detalle ya se puede hacer una estimación preliminar sobre cómo les está yendo a las empresas argentinas. Considerando valores promedio, en el segundo trimestre de 2021 cada compañía había perdido $ 545 millones o US$ 3 millones (a dólar blue). Mientras que en el segundo trimestre de 2022 lograron ganar (en promedio) $ 6.761 millones o US$ 28 millones (a dólar blue).

Obviamente los resultados son extremadamente diferentes. Las diez empresas que más dinero ganaron en el segundo trimestre de 2022 fueron YPF, Siderar, Telecom, Aeropuertos Argentina 2000, Pampa Energía, Cablevisión, Central Puerto, Ledesma, Molinos Rio de la Plata y Capex. Mientras que en el segundo trimestre de este año las diez firmas que más plata perdieron fueron Edenor, San Miguel, Transportadora Gas Norte, ByMA, Tglt, Dycasa, Metrovías, Boldt, Morixe y Gas Cuyana.

Si se considera el semestre entero, las 44 cotizantes que ya entregaron sus números ganaron en promedio en la primera parte de 2021 $339 millones o US$ 2 millones (al dólar blue), mientras que en el primer semestre de 2022 la ganancia fue de $9407 millones o US$ 40 millones (al dólar blue). 

Y de nuevo, los resultados fueron extremos: las diez firmas que más plata ganaron en el primer semestre de este año fueron YPF, Siderar, Telecom, Pampa Energía, Aeropuertos Argentina 2000, Cablevisión, Central Puerto, Capex, Ledesma y Molinos Rio de la Plata. Y las 10 que más perdieron fueron Edenor, San Miguel, Transportadora Gas Norte, BYMA, TGLT, Dycasa, Morixe, Gas Cuyana, Metrovías y Boldt.

Obviamente, en los estados contables las empresas muestran los números del total de sus activos y del total de sus pasivos. En este sentido, las diez empresas más solventes de todo el panel de 44 balances presentados hasta ahora son Cablevisión, Siderar, Havanna, Transener, Central Puerto, Transportadora Gas Norte, Carboclor, Boldt, Domec y Costanera Central. Mientras que las 10 empresas menos solventes son Polledo, Electromac, Celulosa, San Miguel, Central Urbana, Metrovías, Tglt, Metrogas, Edenor y Dycasa.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés