El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 5°C
Panorama

Alergia por lo local, suben los dólares y récord en Cedears

Ahorristas e inversores se van de lo local. Compran dólares o acciones, pero fundamentalmente extranjeras: ayer los Cedears tuvieron el mayor volumen operado de toda su historia.

El armado de listas se demora. Y en el mundo la tensión por la deuda en EE.UU. frena a las bolsas.
El armado de listas se demora. Y en el mundo la tensión por la deuda en EE.UU. frena a las bolsas.
Luis Varela 24 mayo de 2023

Con un rojo fiscal intenso en abril, y con proyección de déficit aún mayor en mayo, ahorristas e inversores siguen aumentando su renuencia a quedarse en pesos o en papeles del Estado, y en consecuencia los 15 dólares de Alberto volvieron a subir, los bonos estuvieron planchados con el riesgo país en 2.577 puntos básicos.

Mientras que la Bolsa continuó sostenida, pero con una particularidad: el volumen operado se concentra en Cedears, es decir compañías extranjeras. De hecho, ayer se operó en Cedears, representación de papeles externos, el mayor volumen diario de todos los tiempos ($14.382 millones), con dos papeles destacados como los más operados: Ford y Meta. Al tiempo que las bolsas mundiales operaron casi todas en rojo, por inquietud de la inflación de EE.UU., la traba en la discusión por el techo de deuda norteamericana y la chance de que la Fed siga subiendo su tasa de interés base en junio o en julio.

Más acción del BCRA  

banco-central-bcra
 

Esta situación se dio, además, con dos datos muy negativos. Para evitar que los dólares subieran aún más y superaran la barrera de los $ 500, el BCRA perdió otros US$ 155 millones de las reservas y chupó de los bancos depósitos por otros $1,2 billones en Leliq cortas. Y, presionados por la ley de alquileres y por el impuesto a los bienes personales, continúa el éxodo de propietarios, tanto que según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en abril se hicieron 4,3% menos escrituras que en marzo y los precios bajaron 18% en dólares, quieren salir como sea, porque estar en propiedades significa perder dinero.

Toda esta situación se contrapuso con lo que sucedió en el exterior. Sigue sin aparecer el esperado acuerdo entre demócratas y republicanos por el techo de la deuda de EE.UU. Además, empieza a sospecharse que la oposición puede hacerle a Biden lo mismo que le hicieron a Obama en 2011. Por lo que estamos en una situación de clara pelea política de reelección, sin importar el daño que se le hace a la economía de ese país. Mientras tanto, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió que si no hay acuerdo dentro de quince días Yellen deberá empezar a hacer selección de qué es lo que se paga y qué es lo que no se paga.

Esto, que el 80% descuenta que se acordará sobre la hora, vino coronado con otras dos situaciones que generaron inquietud. Hay una gran gestora de patrimonios suiza llamada Julius Baer, que entregó malos números, por lo que en Europa empezaron a pensar nuevamente que todavía hay riesgos bancarios a la vista. Y por otra parte, este viernes se difunde el índice de precios que más sigue la Fed y los datos previos ven un 4,6% de inflación, sostenida. Y, además, salió un indicador sobre la marcha manufacturera, que aumentó en mayo al mayor ritmo en trece meses, el mejor número desde abril de 2022.

Autoridades monetarias en alerta

powell-fed
 

Esto pone a los bancos centrales en alerta, a contramano de lo que vienen pensando los inversores. Y de manera inquietante las tasas largas de EE.UU. siguen subiendo, algo que casi nadie esperaba. La economía norteamericana sigue muy firme, y cada vez se ve más chance de que la Fed suba su tasa corta, si no es en junio, será en julio. Así, ayer las tasas largas norteamericanas se siguieron afirmando: se pagó 5,1% anual a 1 año de plazo, 3,8% a 5 años, 3,7% a 10 años y 4% a 30 años. Y con eso, en el exterior el dólar subió 0,8% en Chile, 0,4% contra el euro y en México, 0,3% en China y 0,1% contra la libra, no cambió en Brasil y en Japón.

Esta fortaleza del dólar hace que las materias primas sigan con suerte diversa. El petróleo subió 0,8% porque Arabia Saudita advirtió que en cualquier momento podrá dar una sorpresa cerrando aún más sus grifos. Los metales preciosos estuvieron mixtos, con el oro sostenido, pero con la onza de plata otra vez en baja. Los metales básicos se siguen derritiendo, ya que se ve recesión o freno económico por delante, por lo que las industrias podrán pedir menos insumos. En Chicago hubo dispersión, con baja para la soja, pero con maíz y trigo en alza. En Rosario, con el centro meteorológico y la Bolsa santafesina pronosticando ahora lluvias intensas, con riesgo de inundaciones, los precios fueron demorados. En tanto que el Bitcoin y el resto de las criptomonedas tuvieron un día de alivio, con subas algo superiores al 1%.

El dólar en Argentina

Dólar
 

Pero lo que preocupa a los argentinos, sobre todo al Gobierno local, es la tensión en el mercado cambiario, que sigue con la misma tónica. Los ahorristas e inversores huyen del peso al valor que encuentran. El dólar blue subió $2 hasta $492, el dólar Qatar subió $1,02 hasta $491,06, el dólar Senebi subió $1,09 hasta $481,48, el MEP subió $2,07 hasta $466,79 y el Contado con Liquidación subió $2,27 hasta $481,48. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 100% y la del CCL con el mayorista fue del 105%.

Y mientras la salida del peso persiste, a pesar de tener precios basura, los bonos argentinos siguen sin seducir, ni siquiera a los fondos buitre. Los precios casi no se movieron y ayer el riesgo país bajó 1 unidad, hasta 2.577 puntos básicos.

Bolsas globales para abajo

mercados
 

A nivel papeles privados, el retraso en la discusión por el techo de deuda en EE.UU. mas señales de actividad e inflación resistentes hicieron que las bolsas de casi todo el mundo estuvieran en rojo. Con expectativa de suba de tasa en la Fed, la Bolsa de Nueva York bajó: el Dow perdió 0,7%, el S&P achicó 1,1% y el Nasdaq retrocedió 1,3%. Y detrás de eso, la Bolsa de San Pablo bajó 0,3% y la de México cedió otro 0,6%.

Mientras que a nivel local persiste la huida de los inversores hacia acciones, pero no nacionales, sino extranjeras. Con $6.398 millones  operados en acciones y $14.382 millones en Cedears (lo que  significa el monto diario más grande de todos los tiempos), la Bolsa de Buenos Aires subió otro 0,5%. El interés en Cedears es para resguardarse de la posibilidad de que la inflación salte más y que el peso pierda más valor. Y, con eso en la mira, los dos Cedears más operados en el día de ayer fueron Ford y Meta. Al tiempo que los ADR argentinos que operan en Nueva York tuvieron una suba casi en bloque del 1% al 3,5% para IRSA, YPF, Cresud, Bioceres, Francés, Supervielle, Macro, TGS, Pampa E y Central Puerto; con baja del 3% únicamente para Mercado Libre, que subió sus comisiones.

Aterrizaje suave

815557704d9c24a0da3e28e88d7d7773
 

En el exterior la incertidumbre también manda. Deutsche Bank lanzó algunas advertencias porque  ve riesgos recesivos. Mientras que Goldman Sachs piensa todo lo contrario: cree que para el último trimestre la economía de EE.UU. seguirá con el PIB en positivo. La Fed y sus miembros ponen carteles luminosos, diciendo que la tasa alta seguirá por un buen tiempo. Pero los inversores altamente especulativos están convencidos de que se puede evitar la recesión, que puede sobrevenir un aterrizaje suave. Y que, con eso, el resistente techo de 4.150 puntos que sufre el S&P desde hace rato, se puede transformar en un piso, con vistas a un buen resultado en 2024.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés