El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 12°C

Un semestre clave para la meta fiscal

Un informe de Economía & Regiones muestra que la meta semestral, que se logró, era prácticamente imposible de incumplir

31 julio de 2017

No todos están de acuerdo con el optimismo que muestra el Ministerio de Hacienda respecto al cumplimiento de las metas fiscales para 2017. En la publicación del dato de junio, que cerró un primer trimestre en el que se sobrecumplió la meta semestral (era lograr un déficit del 2% del PIB y se alcanzó uno de 1,5%), Hacienda celebró. Un informe publicado durante el fin de semana por Economía & Regiones afirma que las metas eran en exceso laxas como para ser tan optimista.

Además el informe sostiene que la historia del sobrecumplimiento holgado cambia si no se toman en cuenta los ingresos del blanqueo, que al ser extraordinarios ya no estarán ahí ayudando en los ejercicios del futuro. Es decir, que en lo estructural de los gastos e ingresos, la holgadez no es tal.

Poco exigente

“La meta fiscal del primer semestre 2017 es muy poco exigente con relación al desempeño estacional del déficit fiscal primario. Por un lado, la meta de déficit del primer semestre equivale al 48% de la meta anual (2% de la semestral sobre 4,2% de la anual), pero el déficit fiscal suele tomar cuerpo mayormente en el segundo semestre de todos los años”, explica.

El argumento es interesante: tal como muestra el informe, en los últimos cinco años el promedio de los déficit del primer semestre está muy por debajo del 48% mencionado y que corresponde a la meta de este año. Es decir que, tomando esos últimos cinco años como referencia, parecía imposible que no se cumpliera la meta planteada.

Detalla: “Durante los últimos cinco años el déficit fiscal de la primera mitad del año sólo alcanzó, en promedio, el 28% del déficit anual. En otras palabras, la meta semestral de Dujovne es 71% superior al déficit fiscal primario registrado en los primeros semestres de los últimos cinco años. Puntualmente, el registro más alto fue 40% en el 2015, en el cual el gasto público se vio impulsado por el calendario electoral en el primer semestre, aminorando el ritmo de los pagos sobre la segunda parte del año”.

Otro factor

A eso, afirma Economía & Regiones, hay que sumarle otro factor que ayudó a hacer que en realidad la meta sea prácticamente imposible de incumplir. Se trata, claro, de los ingresos extraordinarios del blanqueo, que colaboraron al sobrecumplimiento. “El déficit fiscal primario del primer semestre 2017 se minimizó computando los ingresos fiscales provenientes del blanqueo, lo cual favorece aún más al cumplimiento de la meta del primer semestre”, afirmó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés