El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 18°C
Panorama

Overshooting: abandonar el peso parece la única opción

Ahorristas e inversores siguieron abandonando el peso y los bonos. Con eso todos los dólares libres saltaron, con una brecha que llegó a niveles insólitos. Los bonos cayeron más y el riesgo país ya araña los 2.700 puntos.

La Bolsa logró empatar, con ADR argentinos mixtos. El petróleo retrocedió fuerte.
La Bolsa logró empatar, con ADR argentinos mixtos. El petróleo retrocedió fuerte.
Luis Varela 05 octubre de 2023

A 400 horas de la elección presidencial, con el debate de candidatos a desarrollarse el próximo domingo, la plaza financiera argentina experimentó ayer la jornada más traumática de toda la Presidencia de Alberto Fernández y, por supuesto, del mando virtual de Sergio Massa. 

La corrida de este miércoles tuvo tanta intensidad que para evitar la suba de los dólares libres el BCRA realizó la venta de reservas más grandes desde las PASO (se le fueron US$ 80 millones en el mercado, y al final del día Reconquista 266 confirmó que perdió nada menos que US$ 167 millones), y sin embargo -pese a semejante oferta- los inversores pagaron lo que fuera para irse, por lo que hubo saltos en todos los dólares libres, con un pico de $ 906,65 para el dólar fuga, lo cual determinó una brecha récord del 159%. Al tiempo que la venta masiva de bonos continuó y el riesgo país saltó otras 62 unidades hasta 2.699 puntos básicos, el más alto desde octubre 22. Y lo único que se defendió fue la Bolsa porteña, que repuntó en pesos, casi no varió en dólares, pero los ADR argentinos que operan en Nueva York tuvieron un día mixto.

Las próximas ruedas

Sergio Massa
 

Y el panorama para los próximos días es preocupante, porque los $ 3 billones que lanzó el plan platita de Massa van llegando a las cuentas de ahorristas e inversores. Hay en estos días un masivo vencimiento de bonos, devoluciones de IVA, los empleados de sueldos altos van a ir recibiendo ingresos sin pagar Ganancias y, por lo que se está viendo, no le harán caso a lo que pidió el ministro candidato: no le están comprando autitos sino que se están yendo de cabeza al dólar.

Sorprendentemente, cuando este oficialismo estaba en la oposición -en tiempos de Macri Presidente- gritaban "vienen por el litio", y que están en el Ejecutivo abren todas las ventanas para que empresas extranjeras se lleven todo lo que se puedan llevar, para ver si pueden conseguir algunos dólares para el BCRA. O incluso Massa ratificó que busca endeudarse más para quemar más dólares y frenar la corrida de alguna manera. Y, por si eso no fuera todo, el ministro sigue haciendo sucesivas devaluaciones y concesiones. Acaba de sacar el dólar soja 5.0, el dolar "Vaca Muerta" y el "dolar minería", que a precios de ayer estuvo en $ 489, es decir casi 40% arriba del dólar oficial que está congelado en $ 350 desde las PASO.

Y como la realidad está mostrando que con el encuadre económico que crearon las empresas privadas no están pudiendo sobrevivir, están tomando medidas temporales de emergencia, para que el estallido inflacionario y el desabastecimiento no sean mayores. Ahora acaban de anunciar que le quitan retenciones a la lechería hasta fin de año: están con riesgo de dejar de operar una gran cantidad de tambos, por lo que hay peligro de escasez de leche y de todos los derivados.

Los riesgos globales

Para peor, este estresante momento que vive en este tiempo preelectoral viene acompañado por una economía mundial que también está sumida en una gran incertidumbre. La inflación global tarda en ceder y salen de manera ciclotímica indicadores que marean a inversores y a conductores de Bancos Centrales. Ayer, por ejemplo, se difundió en EE.UU. el índice de empleo privado elaborado por ADP donde se indicó que hubo una creación de 89.000 puestos de trabajo, cuando el mercado esperaba 153.000 (después de que el mes pasado se habían creado 180.000 puestos). O sea, Estados Unidos está según esta muestra una fuerte desaceleración por cuarto mes consecutivo. Pero este viernes se publican los datos laborales oficiales, y veremos qué marcan. 

Los caminos de la Fed

powell-fed
 

Con esto, con un índice que un día marca una cosa y al día siguiente surge otro índice que marca otra, hay una gran ciclotimia, una gran duda entre los inversores. ¿Hay realmente grandes chances de que las tasas de interés de la Fed suban más y se mantengan altas por más tiempo, o quizás se atemperen antes de lo pensado? Ayer, las tasas largas norteamericanas cedieron apenas y se aplanaron un poco más: se pagó 5,4% anual a 1 año, 4,7% a 5 años, 4,7% a 10 años y 4,9% a 30 años. Con esto, con el mundo mirando con dudas a EE.UU., luego de las desaceleraciones que se ven en Europa y en China, en el exterior ayer el dólar global estuvo mixto. El billete verde subió 0,5% en Chile y 0,2% en Japón, pero no cambió en Brasil, México y China, y bajó 0,4% contra el euro y 0,5% contra la libra.

Pero en esta ocasión se dio una particularidad: las commodities empezaron a vibrar después de estas tasas norteamericanas más altas en 16 años. Empieza a pensarse en un escenario global con menos actividad, y menos demanda de petróleo, por lo que el crudo pegó un fuerte paso atrás-. Ayer se vio un derrumbe del 5,5% para el valor del barril, hubo descompresión en metales precisos y fuerte baja en metales básicos. Hubo precios mixtos para los granos de Chicago y subas generalizadas en los granos de Rosario por esta devaluación escalonada que hace Massa. Y como hay menos confianza en el manejo de los Bancos Centrales globales, hay una situación ultra selectiva en el mundo cripto, con un repunte del 1,6% para el Bitcoin pero con bajas para el resto de los valores del panel.

El contexto político

Con toda esta vibración mundial, más la cercanía de la elección presidencial, se cruzan todo tipo de voces desconfiando de los tres candidatos con posibilidades de llegar a la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre. Así, el temor de los inversores crece, la dolarización local se acelera, hay altísima presión, el Banco Central vende dólares en el mercado y pierde reservas por comercio exterior, pero la suba de los dólares libres no encuentra freno.

Así ayer se concretó en día más febril desde que Massa está al mando del Gobierno. El dólar blue saltó $33 hasta un récord histórico de $843, el Senebi subió $34,34 hasta un récord de $856,46, el MEP avanzó $26,51 hasta un récord de $748,61. El contado con liquidación brincó $43,65 hasta un récord de $906,65. Y con todo eso, la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta el 129% y la del CCL con el mayorista fue del 159%.

Los bonos caen más

Pero además de esta corrida contra el peso, los bonos argentinos se siguen haciendo pedazos. Ayer perdieron 4,3%, con doble volumen operado, y casi todo transado en AL30 y GD30, por lo que los títulos públicos se convirtieron en una gran casa de cambios. Por eso, el riesgo país saltó otras 62 unidades hasta 2.699 puntos básicos, el valor más alto desde octubre 22. Los inversores están de salida: se van sobre todo de los bonos en pesos que evolucionan con tasa de interés o de los papeles ajustables por CER. Increíble, por notables caídas en los valores contado, tienen una tasa a vencimiento que es inflación más 25% y ni así los compran.

Además, se sabe que antes de la elección vencen bonos en manos privadas por $ 1,4 billones y todos quieren irse del peso. Prácticamente no quedan granos en los silos, hay reservas líquidas negativas y vienen tres vencimientos con el FMI. Antes de fin de mes la Argentina le debe pagar al Fondo US$ 2.700 millones: vencen US$ 1.297 millones el 9 de octubre, US$ 648 millones el 16 y US$ 683 millones el 30 de este mes, y las reservas líquidas están otra vez en marcada posición negativa, por lo que se sospecha que los dólares que se usan surgen de los encajes de los depositantes. Así, se van de los bancos los depósitos en dólares y al mismo tiempo se bajan de los plazos fijos en pesos (que son a 30 días), para pasarse a fondos a un día, para estar listos para irse antes de que los votos entren en las urnas.

Las bolsas mixtas

mercados
 

Con ese contexto, la situación bursátil global fue de menor a mayor, con fuertes caídas en las bolsas asiáticas, con los recintos europeos castigados pero menores impactos en las bolsas americanas, que lograron tener ayer la cabeza sobre el agua. El dato laboral privado generó esperanzas en Wall Street, quizás la tasa no suba tanto y tanto tiempo, por lo que ayer a Bolsa de Nueva York repuntó: el Dow subió 0,4%, el S&P mejoró 0,8% y el Nasdaq trepó 1,3%. Mientras que la Bolsa de San Pablo subió 0,2% y la de México mejoró 0,7%.

A nivel local, con $9.828 millones operados en acciones y $27.168 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires rebotó 4,5% medida en pesos y casi no varió medida en dólares. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron una posición mixta, con subas del 1% al 4% para TGS, IRSA, Loma Negra, Macro, Francés, Bioceres, Galicia y Central Puerto, con bajas del 1% al 2% para YPF y Despegar.

Mientras tanto, en la economía real, hay fuertes remarcaciones de precios en comercios, con listas que llegan con aumentos del 15%. Y claroscuros: por ejemplo, salieron datos mixtos del sector automotor para septiembre: la fabricación cayó 10,6% contra agosto, pero la exportación subió 23,2%.

Gran parte de este overshooting cambiario se debe a que los candidatos no muestran rumbo, no muestran plan. Ninguno promete lo que la gente quiere escuchar. Massa está muy desdibujado, por la inflación, por Insaurralde, por las tarjetas de "Chocolate", y nadie sabe qué hará el 23 de octubre si queda fuera del balotaje. Todos se preguntan si volverá a devaluar como hizo un día después de las PASO. Por su parte, Milei no convence a la mayor parte de los expertos, dicen una y otra vez que la dolarización es impracticable. Y Bullrich tiene discordancia, con un Macri desconectado, y no hace un gol sin arquero ni estando abajo del arco. Así, el mercado -que antes de las PASO suponía un triunfo de JxC- ahora ven la posibilidad de que haya un triunfo del peronismo de derecha aliado con el liberalismo, como ya sucedió en los ´90.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés