Macri, Dujovne y Frigerio analizaron avances en la reforma tributaria

El Gobierno enviaría al Congreso el proyecto recién después de las elecciones generales de octubre

28-08-2017
Compartir

Mauricio Macri analizó hoy con funcionarios del área económica los avances en el proyecto de reforma impositiva, que el gobierno enviaría al Congreso después de las elecciones generales del 22 de octubre.

Fuentes oficiales señalaron que el encuentro "fue uno más de los que viene manteniendo el Presidente con sus colaboradores, en los que se continúa estudiando cada uno de los puntos de la iniciativa" de reforma tributaria.

Del encuentro en el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno, que duró alrededor de dos horas y media, participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; y del Interior, Rogelio Frigerio; además del director de la AFIP, Alberto Abad. También estuvieron los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, el secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Entre las iniciativas en estudio estaría la de convertir al impuesto al cheque como un pago a cuenta de Ganancias u otros tributos. También se busca un acuerdo con las provincias respecto del impuesto a los Ingresos Brutos, en el que se manejan un par de opciones: la reducción generalizada de sus alícuotas o su eliminación lisa y llana, a cambio de la implantación de un impuesto a la Venta Final.

Desde diferentes sectores empresarios se viene reclamando por una modificación en la estructura tributaria, no solo por lo que representa de manera global como costo para la producción y el comercio, sino por la existencia de gravámenes considerados distorsivos, tanto en la jurisdicción nacional como en las provinciales y en las tasas y contribuciones municipales.

La crítica es compartida por el propio Gobierno, e incluso Macri declaró hace poco tiempo que "los impuestos nos están matando". Sin embargo, la reforma no implicaría una reducción brusca de las alícuotas, sino una disminución moderada y gradual.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés