El Economista - 70 años
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 25°C
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 25°C
Los países con sectores industriales fuertes han resistido mejor el impacto de la pandemia y han mostrado una capacidad de recuperación más rápida
Día de la Industria

La industria: la vacuna de la que nadie habla

Si con el Covid-19 hacíamos una llamada de atención para industrializar la región, el contexto actual nos debería invitar a acelerar el proceso

Manuel Albaladejo Manuel Albaladejo 01-09-2022
Compartir

Hace justamente dos años, y en este mismo medio, escribía una nota sobre el retorno de la política industrial en América Latina

Sumidos en el peor momento de la pandemia, y ya con algunas indicaciones de cómo estaba afectando a la economía de la región, hice una reflexión final sobre la oportunidad de utilizar este escenario de crisis como llamada de atención para revertir la desindustrialización: un fenómeno que es en gran parte responsable de la gran brecha en productividad y desarrollo tecnológico entre América Latina y los países más avanzados. Ahora que la dejamos atrás, y con dos años de lecciones y aprendizajes, tenemos evidencia empírica de que la industria, además de ser gran generadora de riqueza y empleo, es también sinónimo de resiliencia. En breve, es una gran vacuna contra el impacto socio económico causado por el Covid-19. 

Hace unos días en un seminario conjunto con la CEPAL, lanzábamos el Informe de Desarrollo Industrial 2022 de ONUDI titulado “El futuro de la industrialización en un mundo post pandémico”. Este es un estudio global que ha levantado información de casi 3.000 empresas, de las cuales 700 son latinoamericanas. 

Hay tres grandes mensajes que quisiera destacar:

Los países con sectores industriales fuertes han resistido mejor el impacto de la pandemia y han mostrado una capacidad de recuperación más rápida. La capacidad industrial ha sido incluso más relevante que el nivel de renta prepandemia como elemento clave para minimizar las pérdidas de producción asociadas con el Covid-19 (gráfico). Este es uno de los factores más determinantes que explican el impacto heterogéneo de la crisis sanitaria a escala global. 

¿Cómo contribuye el sector industrial a hacer frente a la emergencia socio económica derivada de la pandemia? La industria suministra productos esenciales para la vida como alimentos, ropa, medicina general, y también activos estratégicamente importantes para combatir determinados tipos de emergencia como respiradores, equipos de protección personal, vacunas. En América Latina hemos podido observar cómo algunas industrias nacionales, espoleadas por la disrupción de la cadena global de suministros, han desarrollado ´bolsas de resiliencia´ a través de la reactivación productiva.  

grafico
Fuente: IDR2022, UNIDO

La pandemia ha acelerado dos megatendencias: la digitalización y la transición verde. Con respecto a la digitalización y la aplicación de tecnologías de producción digital avanzada, el informe presenta dos resultados: las empresas digitalmente avanzadas, es decir aquellas que utilizan las últimas tecnologías digitales en su proceso de producción, pudieron efectivamente resistir mejor la crisis en términos de impacto sobre las ventas, los beneficios y los trabajadores despedidos; por otro lado, casi un 40% de las empresas entrevistadas reportaron la introducción progresiva de sistemas en digitalización y automatización industrial como respuesta a los cambios inducidos por la pandemia. 

La digitalización en la industria es un proceso irreversible que va a consolidar una “nueva normalidad” productiva y facilitar la aplicación de estrategias de respuesta que emanan de la crisis. Por ejemplo, las competencias digitales facilitan el paso al trabajo a distancia; la aplicación industrial del internet de las cosas o de la realidad virtual facilita la reorganización de los procesos de producción para respetar las medidas de seguridad y permitir el distanciamiento social; las soluciones de manufactura aditiva pueden ayudar a hacer frente a la escasez de determinados insumos o a sustituirlos.

La ecologización industrial es otro proceso que se ha acelerado durante la pandemia. El estudio confirma que el 80% de las empresas entrevistadas esperan un aumento de prácticas sostenibles en la industria. Esto no solo responde a un incremento de la concienciación ambiental en el contexto de la crisis climática actual sino también a las oportunidades económicas que ofrece una transición hacia modelos más sostenibles. En mi artículo sobre el futuro circular de la industria, donde ligo los principios de la economía circular al sector industrial, esbozo una serie de argumentos económicos vinculados a los nuevos requisitos de entrada a mercados, estándares sobre sostenibles y financiación verde. 

La pandemia puede estar de salida, pero seguimos atravesando tiempos turbulentos e inciertos. La invasión de Ucrania y la tensión geopolítica agudizada por el pulso entre China y Estados Unidos van a tener un impacto en la economía global, tanto a nivel de la escalada de precios en sectores claves como alimentos y energía, como también en la continua disrupción de los sistemas de producción global. 

Esto último debe ser el puntal para repensar la reorganización de las cadenas de producción apostando por la regionalización de la industria. América Latina tiene comercio intra-regional muy limitado comparado con Asia, y en el contexto actual, la falta de integración productiva entre nuestros países representa una oportunidad perdida. No olvidemos que la región tiene la llave de los activos vinculados a las grandes transiciones energéticas (e.g. litio, cobre, renovables para hidrógeno verde) y es uno de los grandes abastecedores globales de alimentos. 

Si con el Covid-19 hacíamos una llamada de atención para industrializar la región y así desarrollar un antídoto de resiliencia y recuperación temprana, el contexto actual nos debería invitar a acelerar el proceso. Desde la oficina de ONUDI que dirijo para el Cono Sur, observamos con interés y apoyamos los esfuerzos de los países que quieren forjar un aparato productivo industrial que les permita lidiar con las amenazas y aprovechar las oportunidades que ofrece el panorama presente. Por eso nos sumamos a la celebración del Día de la Industria y homenajeamos a los hombres y mujeres del sector.  

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés