El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C

La actividad de enero planteó algunas dudas

El EMAE del Indec dio datos mixtos

29-03-2017
Compartir

Pocas dudas caben de que durante 2017 los datos de actividad van a mostrar una mejora respecto al año pasado. Sobre lo que generó algunaspreguntaselEMAEpublicado ayer por el Indec es acerca de cuando se confirmará ese repunte, ya que los números mostraron que se interrumpió la senda de variaciones positivas. Y esas dudas se suman a las de quienes se vienen preguntando si el crecimiento este año será genuino o meramente estadístico. La variación intermensual desestacionalizada de la actividad dio -0,5% para enero. ¿Aparecieron datos mixtos?

Sorpresas

El EMAE sorprendió. Se suponía que la actividad ya había rebotado y que en adelante todo sería hacia arriba. Si bien no hay datos suficientes para contradecir semejante previsión, enero ensucia la serie. Otro número que sorprendió a muchos analistas fue el 1,1% que dio la comparación interanual. Y ahora se vislumbra una situación particular: desde el oficialismo todos destacan la variación interanual, que es el nuevo dato positivo, y desde la oposición la intermensual. Hasta anteayer era exactamente al revés. El economista Martín Polo ironizó en Twitter: “Ahora se les ocurre mirar el desestacionalizado. Cuando baja la desocupación, es por la PEA. Cuando sube el PIB, cae el desestacionalizado. Y así...”. Después, Polo celebró el dato del 1,1% y afirmó que se está “saliendo de la recesión”.

Desde el Gobierno lo que se venía destacando es que las comparaciones trimestrales desestacionalizadas venían mostrando mejoras. Que si bien se seguía en el pozo, la tendencia era volver a la superficie. Ahora, el dato de enero plantea preguntas. Y los datos primarios de febrero tampoco dan buenas noticias.

Dudas

El director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, afirmó a El Economista: “Puede ser que este dato siembre dudas. Igual, para descartar la recuperación hacen falta más datos. Febrero no fue bueno pero todo indica que marzo sí. Si enero hubiera dado bien contra el anterior, ya está, ya no habría dudas”.

Aunque nada es tan definitivo: el dato desestacionalizado puede ir variando en los próximos meses. Octubre del 2016 sirve como ejemplo. Si bien se había mostrado como el mes bisagra (para el Indec había dado una variación de 0,5%), para el EMAE de ayer, correcciones mediante, el dato quedó en -0,4%.

Al respecto, Caamaño aclaró: “Hay que ver qué tan malo se sostiene este dato negativo de enero, porque el factor de estacionalidad se puede ir corrigiendo. Para mí va a tender a cero”. Si eso sucediera y se le sumara un febrero negativo, como el que se espera, y luego un marzo positivo, el primer trimestre podría cerrar confirmando la tendencia positiva post recesión. Si no, la recuperación se postergaría para más adelante. La proyección Así es que para Leandro Ottone, del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), aunque es menos optimista, ni siquiera está en cuestión la posibilidad de que la reactivación llegue a lo largo del año y sus dudas pasan por si será genuina o meramente estadística. Sostuvo que “enero en la comparación con diciembre daría 0,5% más bajo porque el último mes del 2016 fue elevado y atípico”.

Y afirmó: “Los indicadores de febrero muestran que es muy probable que febrero sea un mes malo. En los primeros dos meses del año nos encontraríamos con una demanda estancada. Y sin embargo es esperable que ese crecimiento llegue, aunque más por una cuestión estadística que genuina. La discusión no es si va a haber crecimiento o no. Es ver si logra pasar el nivel que se dejó en el 2015, previo a la crisis del 2016. Estimamos que no va a estar por arriba y que entonces en líneas generales la economía va a estar estancada”.

Coincidió LCG: “Seguimos proyectando un crecimiento del 3% para 2017, pero sostenido en el efecto rebote que implica la baja base de comparación que dejó 2016. todavía no se advierte que estén sentadas las bases para garantizar un crecimiento sostenible en el tiempo”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés