Ferreres

La actividad creció en septiembre y el PIB podría crecer hasta 9% en 2021

Las aperturas y el bombeo al consumo están traccionando la actividad

La actividad creció en septiembre y el PIB podría crecer hasta 9% en 2021
27-10-2021
Compartir

La actividad económica registró en septiembre un alza de 0,3% mensual en la medición desestacionalizada, logrando anotar dos meses consecutivos de cifras positivas por primera vez en el año. Así lo informó ayer el Centro de Estudios Económicos Orlando J. Ferreres en su reporte mensual.

En tanto, el Indice General de Actividad (IGA) de la consultora marcó un crecimiento de 8,3% interanual en el noveno mes, acumulando para lo transcurrido del año un avance del 10,1% en comparación al mismo período de 2020.

De acuerdo con el informe, entre los sectores, el mayor aporte al crecimiento vino por parte del comercio, destacándose en septiembre el avance de la rama minorista, y de la industria manufacturera, impulsada principalmente por el sector automotriz y el siderúrgico. “Aunque con una menor incidencia, en septiembre el sector de mayor crecimiento fue el de minas y canteras, impulsado por los altos niveles de producción de petróleo y gas en Vaca Muerta”, destacó el estudio.

Sectores

En el desagregado por rubros, Ferreres mencionó que el sector agropecuario observó durante septiembre una caída anual de 5,1%, acumulando para los nueve meses en análisis una merma de 6,9% respecto del mismo período del año pasado. En detalle, la actividad agrícola tuvo un nivel 3,4% menor al observado para igual mes del año pasado, mientras que la ganadería mostró una contracción de 6,0%, relacionado a la contracción de la faena y las restricciones a las exportaciones.

Por su parte, la producción industrial creció 1,4% respecto de agosto en la medición desestacionalizada, logrando así anotar dos variaciones positivas de manera consecutiva. En la comparación anual, la suba fue de 11,4%, acumulando una expansión de 14,5% para los primeros nueve meses. Entre los sectores, se destacaron en la evolución interanual el complejo automotriz (35,4%), la elaboración de metales básicos (23,5%) y los plásticos (19,4%).

Por otro lado, la construcción mostró una desaceleración en su avance, anotando en el noveno mes del año un crecimiento de 12,6% al comparar con igual mes del año pasado, que contrasta con las cifras superiores al 20% que presentaron los seis meses anteriores. De esta manera, el sector acumuló para los meses transcurridos un avance de 25% en relación al mismo período de 2020.

Por último, el sector vinculado a los servicios públicos registró en septiembre una expansión de 9,8% en la comparación interanual, acumulando un avance de 6,3% en lo que va del año. En el detalle del sector eléctrico, Cammesa informó una generación neta local de 11.353 GWh, cifra que implica un crecimiento de 9,7% respecto del mismo mes del año pasado, con un mayor aporte de las fuentes térmicas y renovables en detrimento de las fuentes hidráulica y nuclear.

Lo que puede venir

Hacia adelante, Ferreres anticipó que continuará una leve tendencia positiva, para terminar el año “de mejor manera a lo observado durante la primera mitad, aunque puede haber fluctuaciones”.

“Entre las amenazas del pronóstico, con el frente sanitario aparentemente bajo control, las mayores dudas las presenta el frente macroeconómico y político, generando incertidumbre sobre la marcha futura de la actividad”, advirtieron.

Otros números

“La mayor apertura viene dando resultados. La flexibilización de las restricciones tras el cierre de mayo repercutió favorablemente en la economía y el impacto está siendo más fuerte de lo que inicialmente se esperaba”, señalaron desde Econviews en su último reporte semanal.

En agosto, en base al EMAE del Indec, la economía avanzó 1,1% mensual (sin estacionalidad) traccionada por los sectores de servicios, a pesar del menor dinamismo de la industria y la construcción. “Y tras las elecciones, el Gobierno puso todas sus cartas en que se sostenga esta recuperación motorizada por una 'primavera de consumo'”, dice el informe de la consultora.

“El piso que dejó agosto es elevado y nos lleva a revisar nuestra expectativa de un rebote del PIB del 8% al 9% para este 2021. Para 2022 mantenemos nuestra proyección de 2,5%: a pesar de que el arrastre estadístico deja un piso de al menos 1%, la inestabilidad macroeconómica y en particular cambiaria probablemente repercutan en la economía real en el primer semestre del próximo año”, dijeron desde Econviews.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés