El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 7°C
Freno

Indec confirma que se enfriaron dos motores claves de la economía

En junio, tanto la industria como la construcción cayeron contra 2022 y contra mayo. El nivel de actividad se vio resentido por la sequía y las trabas a las importaciones, que impiden ingresar componentes.

Indec confirma que se enfriaron dos motores claves de la economía
10 agosto de 2023

La producción industrial cayó en junio 2,3% interanual mientras que la actividad de la construcción bajó 2,8% en la misma comparación, informó el Indec.

El Indice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) registró también un retroceso en la comparación desestacionalizada contra mayo, del 1,3%, la segunda en el año después de la contracción del 1,7% de febrero.

Pese a la baja, la producción manufacturera conserva aún un leve crecimiento del 1,3% acumulado en el primer semestre del año, en comparación con igual período del anterior.

El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) bajó por tercer mes consecutivo en la comparación interanual y se contrajo también, por segunda vez consecutiva, 1,5% en la comparación con mayo pasado.

En el primer semestre del año, la industria de la construcción presentó un retroceso del 2,1% acumulado, respecto a igual período del año anterior.

En definitiva, dos motores de la economía se están enfriando.

En junio, nueve de las 16 divisiones de la industria presentaron caídas interanuales, lideradas por otros equipos, aparatos e instrumentos 20,3%, seguido por maquinaria y equipo 5,5%, alimentos y bebidas con un 4,2%, madera, papel, edición e impresión 2,6%, productos minerales no metálicos (insumos para la construcción) 3,3%, sustancias y productos químicos 0,5%, prendas de vestir, cuero y calzado 0,7% y e industria textil 0,2%.

Los sectores que registraron mejoras interanuales fueron los de industrias metálicas básicas que avanzó un 2,8%, refinación del petróleo, coque y combustible nuclear 2,7%, productos de metal 2,1%, vehículos automotores, carrocerías y autopartes 1,7%, caucho y plástico 0,9%, industria del tabaco 10,9% y otro equipo de transporte (fabricación de motos) 2,2%.

  • En el sector industrial, el 22,5% de las empresas consultadas estimó que el nivel de actividad aumentará en el tercer trimestre del año; 48,5% la avizora estable y 29% la ve en declive.

"Durante los primeros meses del 2023 la flexibilización del ingreso de importaciones permitió darle cierto impulso al sector, factor que no esperamos que se mantenga vigente hacia la segunda mitad del año. La 'devaluación fiscal' impulsada por el gobierno tiene la intención de acotar la pérdida de reservas por importaciones y es una prueba de ello. En virtud de estas medidas, esperamos que las trabas a insumos y productos extranjeros se profundicen, lo cual afectará la operatividad de la industria. En resumen, proyectamos una caída en torno al 2,2% promedio anual para 2023", dijeron desde LCG.

La construcción

Los datos del consumo aparente de los insumos para la construcción en junio muestran, con relación a igual mes del año anterior, subas de 19,5% en mosaicos graníticos y calcáreos; 17,3% en asfalto; 8,7% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); 6% en hormigón elaborado y 1,9% en pinturas para construcción. 

Mientras tanto, se observan bajas de 16,9% en yeso; 13,5% en pisos y revestimientos cerámicos; 10,9% en hierro redondo y aceros para la construcción; 9,8% en ladrillos huecos; 7,8% en cales; 4% en artículos sanitarios de cerámica; 3,2% en placas de yeso y 2,1% en cemento portland.

  • Según la encuesta cualitativa del Indec, el 15,2% de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad aumentará en los próximos tres meses y entre las compañías que se dedican a obras públicas ese porcentaje llega hasta 17%.

En tanto, 63,1% de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses mientras que 21,7% estima que disminuirá. Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 55% opina que el nivel de actividad no cambiará durante el período julio-septiembre mientras que 28% cree que disminuirá.

Las empresas que realizan principalmente obras privadas y que prevén que la actividad del sector disminuirá en los próximos tres meses indican como principales causas la caída de la actividad económica (25%) y la inestabilidad de los precios (23,3%). 

Las empresas que se dedican mayormente a las obras públicas y que estiman una caída de la actividad del sector en los próximos tres meses indican como principales causas los atrasos en la cadena de pagos (28,6%) y la caída de la actividad económica (24,9%).

"En base a la dinámica que viene exhibiendo el sector, esperamos que la actividad continúe comportándose de forma errática. Concretamente, esperamos un segundo semestre algo más adverso en términos de actividad económica, en vistas de una significativa falta de dólares en el Banco Central que genera inestabilidad operativa (importaciones) y financiera (tipo de cambio) que se conjuga con elecciones presidenciales en el medio. Por lo tanto, no somos optimistas a una mejora sensible de la construcción, aunque eventuales subas del tipo de cambio paralelo podrían generar un abaratamiento de los costos en la medida que dicha depreciación supere a la suba de los precios. En tanto, mantenemos nuestra proyección en torno a una caída del 1%-1,5% promedio anual para el 2023", dijeron desde LCG.

EL DATO

-0,5%

Corridos los primeros 6 meses del año, la industria manufacturera anota 3 meses de crecimiento mensual y 3 meses de caída. Con este resultado, el sector perdió casi todo el crecimiento acumulado durante el arranque del año. Al cierre del primer trimestre, la industria acumulaba 3% de crecimiento respecto de diciembre, pero a junio acumula tan sólo 0,5%.

Los salarios industriales están 21% sobre la media

La Unión Industrial Argentina (UIA) ratificó que el camino para las discusiones salariales para el sector industrial son los acuerdos paritarios. Descartó así la posibilidad de que el Gobierno tenga que otorgar sumas fijas por decreto, tal como circuló en los últimos días. 

"La industria argentina cuenta hoy con 346 convenios colectivos de trabajo activos, con sus respectivos acuerdos para incrementos de remuneraciones y otros beneficios. La central fabril agregó además que una decisión unilateral y transversal de establecer aumentos por decreto generaría superposición de porcentajes o sumas que entrarían en contradicción o solapamiento con las escalas establecidos por las partes libremente en el marco de los procesos de negociación, distorsionando los acuerdos alcanzados, pues las escalas responden a realidades técnicas, económicas y negociales diversas de acuerdo a cada actividad y/o rama", dijeron desde la entidad y destacaron que el sector que representan cuenta con convenios cuyos salarios superan ampliamente el nivel del salario mínimo vital y móvil y que "el promedio de los salarios industriales se encuentra en 21% por sobre la media nacional, siendo con casi 1.200.000 millones de trabajadores, uno de los sectores que más empleo formal, registrado y socialmente protegido genera en Argentina".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés