El Economista - 70 años
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 27°C
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 27°C
Reunión con Xi Jinping

Gira de Fernández a China: se cumplieron las expectativas

La adhesión de Argentina la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda le permitirá al Gobierno recibir financiamiento para inversiones y obras por más de US$ 23.700 millones

Alberto Fernández y Xi Jinping
Alberto Fernández y Xi Jinping .
Damián Cichero Damián Cichero 07-02-2022
Compartir

En el marco del 50° aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Argentina y China, ayer el presidente Alberto Fernández, que el viernes participó de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, se reunió con su par Xi Jinping.

El encuentro, que duró unos 40 minutos y se llevó a cabo en el Gran Palacio del Pueblo, fue descripto como “cordial, amistoso y fructífero (…) en el que intercambiaron puntos de vista sobre la agenda bilateral y los temas de interés común” y en el que “coincidieron en la importancia de fomentar la confianza mutua y reforzar los intercambios y la cooperación para profundizar la Asociación Estratégica Integral Argentina-China”.

A través de una declaración conjunta, China manifestó su “firme” apoyo a Argentina en sus “esfuerzos para preservar la estabilidad económica y financiera” y, en ese sentido, ambas partes destacaron la importancia del swap de monedas entre el Banco Popular de China y el BCRA “para mantener la estabilidad financiera de la Argentina”.

Por ello, acordaron seguir “estrechando la cooperación” para “incentivar un mayor uso de las monedas nacionales en el comercio y las inversiones y facilitar a las empresas de ambos países la rebaja de los costos y la reducción del riesgo de cambio”.

Por otra parte, los líderes chinos se mostraron dispuestos “a estudiar proyectos de canalización de derechos especiales de giro (DEG) del FMI” y se manifestó “la necesidad de que el organismo lleve a cabo una revisión de su política de sobrecargos”, en coincidencia con el pedido de la Argentina en diversos foros internacionales. 

Durante su estadía en el Gigante Asiático, el Jefe de Estado argentino estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; el senador Adolfo Rodríguez Saá y el diputado Eduardo Valdés.

La noticia de la jornada fue la confirmación de que Argentina se unió formalmente a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda a través de un memorándum de entendimiento (MOU) en materia de cooperación firmado por el canciller Cafiero y el presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, He Lifeng. 

Actualmente, más de 140 países forman parte de la iniciativa, cuyo nombre oficial es “Cinturón Económico de la Ruta de la Seda” y “Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI”. 

Del total de sus miembros, los países de la región que forman parte son Antigua y Barbuda, Barbados, Bolivia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Granada, Guyana, Jamaica, Panamá, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. No están Brasil, México ni Colombia.

Según datos del Green Finance & Development Center, entre 2013 y 2020, esta iniciativa significó una inversión total de US$ 755.000 millones, del cual el 7,8% fue a parar a América Latina.

La adhesión de Argentina le permitirá al Gobierno recibir financiamiento para inversiones y obras por más de US$ 23.700 millones. Dicho financiamiento será en dos tramos: uno, ya aprobado, por US$ 14.000 millones, bajo el mecanismo del DECCE (Diálogo Estratégico para la Cooperación y Coordinación Económica), que comprende 10 proyectos de infraestructura y un segundo, por US$ 9.700 millones, que la Argentina presentará en el Grupo Ad Hoc creado entre ambos países para iniciar el trabajo tras la adhesión a la Franja y la Ruta de la Seda. 

Entre los diversos objetivos de este memorando se destacan la profundización de la relación económica bilateral, la profundización de la inversión extranjera directa de China en Argentina para ampliar la oferta exportable de nuestro país, la ampliación de participación de los proveedores argentinos en las obras de infraestructura y la aceleración de las negociaciones sanitarias, fitosanitarias y las habilitaciones para estimular las exportaciones argentinas a China.

Además, en este marco se suscribieron 13 diferentes documentos de cooperación referidos a materias como el desarrollo verde, la economía digital, el área espacial, tecnología e innovación, educación y cooperación universitaria, agricultura, ciencias de la tierra, medios públicos de comunicación y energía nuclear.

En diálogo con El Economista, Jorge Malena, Director del Comité de Asuntos Asiáticos (CARI) y director de la Especialización en Estudios sobre China en la Era Global (UCA), consideró que “todos los acuerdos alcanzados evidenciarían la consolidación de la asociación estratégica integral existente desde el año 2014, como así también el interés del Gobierno argentino por mantener una postura de no alineamiento, multilateralismo, autonomía y lazos fluidos con los actores protagónicos del sistema internacional”.

“A la luz de los acuerdos alcanzados con el FMI, aquellas inversiones que contribuyan con el desarrollo de infraestructura e integración de nuestro país, deberían redundar en el incremento tanto de la producción como de las exportaciones. Ello es un requisito primordial para la captación de las divisas duras que sirvan para cumplir con los compromisos financieros acordados”, agregó Malena. 

Tras la reciente confirmación del acuerdo con el FMI, una de las grandes cuestiones es cómo se tomarán desde Estados Unidos el acercamiento entre Argentina y China teniendo en cuenta la actual tensión entre Washington y Pekín. El paso por Moscú también es algo que no cayó bien en la Casa Blanca. 

Por su parte, Patricio Giusto, Director del Observatorio Sino-Argentino, consideró que “Fernández tuvo una agenda muy intensa y también fructífera teniendo en cuenta los acuerdos importantes que se firmaron, aunque no conocemos la mayoría de los detalles”. 

“Sería ideal que esta información trascienda en las próximas semanas para poder ver los montos, plazos y condiciones y así saber si estas inversiones se van a activar en los próximos años”, agregó.

“Creo que el tiempo que le dedicó Xi Jinping a la reunión con Fernández es un gesto muy significativo y que se cumplieron con las expectativas de ambas partes. Sin embargo, la delegación argentina seguramente se fue con un saber agridulce por la cuestión del swap, ya que no se confirmó si China dará DEG, aunque sí lo estudiará”, sentenció. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés